Inicio > de España a Croacia en moto, todas las entradas > DE ESPAÑA A CROACIA EN MOTO: LA PREPARACIÓN

DE ESPAÑA A CROACIA EN MOTO: LA PREPARACIÓN


Supongo que será tanto ver videos de Ewan Mc Gregor y Charlie Boorman, o tener amigos chiflados como Jorge que se van a Elefantentreffen o a hacer la ruta de los castillos de Escocia. O los libros de Ted Simon, que hacen mucho daño a la cabeza. O como Cedric y Ana, que se van en moto a Suiza y demás países raros de la Europa central. O el señor Quique y su chica, que se fueron en la Fat Boy a París. Qué romanticón. O la crisis de los cuarenta. O Mariano, que el año pasado se fue con su hijo a recorrer todas (o casi) las montañas de Europa Central. Para este año mi naranja entera y yo habíamos hablado de hacer un viaje en moto por Europa.

Al principio no teníamos nada decidido. Había algunas variables, “viaje”, “moto”, “Europa” y “verano”. Hablando con Nico y Ximi, que iban a ir a Sicilia, pensamos que podría ser una opción. Nos atraía la costa amalfitana, donde ya estuvimos en coche, y tiene que ser la leche en moto. Hasta que cogimos el mapa y comprendimos por qué Aníbal no llegó hasta Roma. Demasiados kilómetros y carreteras no muy recomendables de Nápoles hacia abajo. Un ferry para pasar a Sicilia en el que no podíamos reservar. Bueno, y que en el fondo ya habíamos estado allí. Entonces comenzó a cobrar fuerza la idea de ir a Croacia, donde ninguno habíamos ido nunca. También pensamos en hacer la vuelta a España en moto, pero Mar tiene razón, que eso siempre lo podremos hacer.

Con el mapa en la mano, me di cuenta de que solamente hasta Ventimiglia ya tienes 1.300 km. Y pensando realmente en qué quieres, si el camino o elegir por donde caminas, con mi anterior experiencia de Francia, pues pasando de ir por la costa azul. Y luego también me percaté de que desde el norte de Italia estás muy cerca de Suiza, Alemania o Austria. Conclusión: estaba hecho un lío.

Tras varios días de reflexión, compartiendo mis inquietudes con mis colegas, Honky me dio la clave: mucho romanticismo de lo del viaje, pero en el fondo lo de hacer mil y pico kilómetros por autovía y otros tantos de vuelta no tiene mucho encanto. Y teniendo en cuenta que desde que me compré la moto en 2007 no me hago un viaje largo; que soy seis años más viejo que entonces; que mi chica, por una curiosa coincidencia, también es seis años mayor que entonces; que mi forma física tiende a la redondez desde aquel viaje; y comprobé que pesaba 78 kg desnudo: inmediatamente decidí volverme a poner la ropa, y me puse a buscar un ferry a Italia que nos admitiera a nosotros y a la moto. Me podréis acusar de burguesito, de motero de pacotilla, de cagao, y de gallina. Pues sí: estoy de acuerdo con Honky, es un coñazo que pienso evitar. De hecho, tengo un modelo de Harley que según algunos es una moto de abuelo (una Road King Classic). Pues abuelo y todo lo que queráis, pero me he hecho varias veces 500 km seguidos y más, y no me duele el culo. Hala.

Sin la ruta definida todavía, y con varios mapas de Europa dando vueltas por la cabeza, también me di cuenta que si queríamos ir a Croacia, Split y Dubrovnic están un poco lejos. De Ventimiglia a Split hay 1.200 km. Y la idea que tengo es de disfrutar un poco del camino, no hacer una gimkana motera estilo Long Way Round. Ya hemos dejado claro que soy un burguesito al que le gusta disfrutar de la vida. Como dice un amigo de mi hermano, “esta vida está hecha para cuatro y uno de ellos es tu hermano” (o sea, yo). Y que conste que hago lo posible por hacer buena la frase. Con todo ese desbarajuste en la cabeza, un día jugando al baloncesto me comenta mi amigo David que él se ha hecho ese viaje en coche y que hay un sitio que tengo que ver sí o sí: el lago di Garda. Que fue lo que más le gustó del viaje. Y luego, con el mapa en la mano, me encuentro una página estupenda, sempreviaggando.com, de una chica que se llama Roser. La página es genial, os la recomiendo. Aquí encuentro información del lago di Garda y sí que me convence la cosa. También tiene información de Croacia la tía (debe viajar más que Willy Fog), y de coña veo que hay una parte de Croacia de la que casi no se habla (yo no sabía que existía), que es la península de Istria. Y me pongo a echar cuentas y veo que al final está muy cerca una de otra, unos 450 km. Creo que ya tengo lo que quería, dos sitios relativamente cercanos y con lugares muy interesantes para ver en los alrededores (Génova, Verona, Venecia, Padova, Trieste, Inssbruck, Bolzano, Ljubljana, Zagreb, Cres, Bale, Rovijni, las islas del Adriático) en excursiones en el día. Las playas son muy bonitas, con agua cristalina, pero con piedras, nada que unas buenas cangrejeras no puedan solucionar.

Una vez consensuado con mi naranja entera, empezamos a diseñar el viaje, los días, los alojamientos, el ferry (finalmente de Barcelona a Génova). Y un regalo final: hablo con todos mis amigos italianos (muchos y muy buenos, gracias todo a Nico), y uno de ellos va a estar en Alassio coincidiendo con nosotros. Así que nos vamos a cruzar Italia a lo ancho, después de dejar Croacia, y terminamos en la Riviera italiana antes de coger el ferry de vuelta a Barcelona. La guinda sobre el pastel. Qué haremos al llegar a Barcelona desde Génova a fecha de hoy está sin decidir.

Consigo que mi jefe me firme las vacaciones y ya tenemos reservados alojamientos y ferry (Mar me dice que soy demasiado cuadriculado, pero prefiero no arriesgarme a pagar un pastizal por un sitio cutre por no haber reservado con antelación). En Croacia estaremos en una casita junto al mar. Me hace muuuuuuucha falta desconectar. Pero mucha. Gracias a todos los que nos habéis ayudado con esto, es un sueño pequeño hecho realidad. Y os lo iré contando por aquí de vez en cuando sobre la marcha. Y os dejo un poco de música inspiradora.

Anuncios
  1. Jos M Perez Gmez
    8 julio, 2013 en 20:11

    Disfruta del viaje. Hace muchos aos yo anduve por all. De aquella todava era Yugoslavia y nosotros fuimos con la mochila en tren gracias a Interrail. Si puedes acercate a Zadar que es preciosa y al parque nacional de Plitvice o algo as, que es una pasada. Un abrazo Jos M

    El 8 de julio de 2013 19:58, josejazzspaces

  2. 8 julio, 2013 en 20:22

    Hola Jose 🙂 Soy Roser, la autora de Sempreviaggiando.com la que “debe viajar más que Willy Fog” (jaja ya me gustaría! aunque no puedo quejarme, que en breve me voy 4 meses a dar la vuelta al mundo!). Gracias por visitar el blog y mencionarme aquí. Contenta de que te hayan sido útiles mis consejos para preparar este fabuloso viaje. Mucha suerte y a desconectar!

  3. 9 julio, 2013 en 1:46

    Bravo Jose, qué envidia me dais, os seguiría encantado, pero la Marauder me temo que se quedaría varada en el primer bar, y no de moteros precisamente. Por cierto, ¿fechas? Tal vez en agosto viaje a Madrid, a ver si coincidimos. Abrazo con una hora menos.

  4. 9 julio, 2013 en 9:24

    Gracias a todos, voy por partes, como diría Jack el Destripador:

    Jose María: a Zadar o a Plitvice no creo que vayamos, nos queda un poco lejos de Istria, pero no tenemos planes exactos y estaremos siete noches en Croacia. En principio la parte de Zadar, Dubrovnic y el interior más cercano a Austria lo dejamos para otra ocasión, queremos centrarnos más en Istria y la costa más cercana al este.

    Roser: las gracias a tí, tienes un blog buenísimo y muy útil para los viajeros; y la “culpa” de que vayamos a Istria la tienes tú. Pensaba enlazarte el blog del viaje en el tuyo, pero te has adelantado…

    Rafa: como decía mi abuela, hay más días que ollas. Ya tendremos ocasión de hacer un viaje juntos, para nosotros ahora se han conjuntado los astros, tenemos el tiempo, la moto, el dinero y las ganas. Las fechas: salimos para Barcelona el 25 de julio, el 26 cogemos el ferry a Génova y el 27 llegamos a las 9 de la mañana (si todo va bien). De ahí a Riva del Garda y luego a Croacia. Tenemos fecha de vuelta el 8 de agosto para Barcelona, pero yo tengo vacaciones hasta el 19, por lo cual dependiendo de lo que nos gastemos podemos seguir ruta por el Mediterráneo e ir volviendo a Madrid despacito. Nos vemos seguro si vienes.

  5. David Rodriguez
    27 julio, 2013 en 2:20

    Buen viaje Jose! Qué envidia sana! Tengo que recuperar el tiempo perdido y hacer como tú, cumplir el sueño de realizar un gran viaje con mi vieja Electra al estilo Long Way Round.
    Atrás quedaron los viajes en la Special 250 a Alhama de Murcia! Jajaja. Un abrazo para ti y beso para tu mujer…o al revés como prefieras. Disfrutar!!!
    David

  6. 27 julio, 2013 en 23:11

    Muchas gracias por tu comentario, David. Si me das un beso, pues encantao, pero como dice el colega, sin mariconadas…Ese viaje a Alhama siempre va a ser uno de mis favoritos, man, con tu moto y la mía. Un abrazo y lo de recuperar el tiempo es cuestión de eso y de dinero. Un beso para tu familia!

  7. olga
    5 abril, 2014 en 11:04

    hola. Somos una pareja que queremos ir de Barcelona a Croacia en moto y volver por toda la costa,… y nos ha interesado mucho tu web. Nos podrias dar información sobre como metiste la moto en ferrys y trenes para llegar hasta Croacia y volver? Gracias.

    • 16 abril, 2014 en 13:19

      Hola Olga, muchas gracias por tu comentario, me alegro que te haya gustado el blog. El ferry que cogimos fue en la propia web de Grandi Navi Veloci: http://www.gnv.it/, va de Barcelona a Génova. Nos costó unos 700 € ida y vuelta, dos personas con la moto y en camarote exterior. Yo os lo recomiendo, es mejor que interior o butaca. Es el mismo ferry que va de Tánger a Barcelona y luego a Génova, va lleno de magrebíes. En el camarote tienes tu ducha y tu baño privado. Las piscinas no funcionan, y hay varios restaurantes. Con buen tiempo se puede estar en las cubiertas. Calculad unas 24-25 horas desde que llegáis al muelle hasta que desembarcáis. Luego el resto hasta Croacia nos lo hicimos en moto, de Génova a Riva del Garda (unos 350 km), y de Riva del Garda a Croacia (Bale, en Istria), unos 450 km. El otro ferry que cogimos era de trayecto muy corto para ir a la isla de Cres, que está en el mar Adriático, pero que es un trayecto muy corto, como de 15 minutos. En trenes, por lo menos en España, me estuve informando y no se puede meter la moto, aunque antes se podía. Un saludo y espero que os sirva la información.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: