Archive

Posts Tagged ‘CiU’

LLUIS LLACH, FUNCIONARIOS Y DERECHOS CIVILES

28 abril, 2017 5 comentarios

Siempre me ha llamado la atención lo burdo de las patéticas comparaciones de los independentistas catalanes con Ghandi o Luther King, como si el resto del mundo fuéramos gilipollas y no nos enteráramos de nada.

Al hilo de las últimas manifestaciones de Lluis Llach afirmando que aquellos funcionarios que no cumplan con las llamadas “leyes de desconexión” (mejor llamarlas leyes de secesión) serán castigados y sufrirán, me he acordado de un estupendo documental de la ESPN que estuve viendo el otro día llamado Ghosts of Ole Miss, que trata sobre la escolarización del primer hombre negro en una universidad de blancos. Pero también trata de lo que pasa en un Estado democrático cuando alguien intenta incumplir sistemáticamente la Ley y las sentencias de los más altos tribunales.

Mis palabras no van dirigidas tanto a los independentistas para que reflexionen, sino más bien al Gobierno de la nación (por su inacción), que provoca que haya ciudadanos que toleren la discriminación, y se dejen llevar por la corriente nacionalista para evitarse problemas, tal y como explica muy bien en 27 minutos este documental de Sociedad Civil Catalana, titulado ‘Disidentes’.

Puestos a comparar, pues voy a hacerlo. Pero de verdad.

Caso nº 1: año 1962, EEUU. En 1954 la Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó en el caso Brown contra el Consejo de Educación de Topeka que la segregación en las escuelas públicas era inconstitucional. James Meredith, de raza negra, tras nueve años de servicio en el ejército, trata de matricularse en la Universidad de Mississippi (Ole Miss), una universidad de blancos, haciendo cumplir la sentencia anteriormente mencionada.

Su entrada fue previamente prohibida por el Gobernador segregacionista Ross Barnett, aunque previamente se había comprometido a hacer respetar la sentencia. Unos 3.000 estudiantes blancos locales y agitadores llegados de todo el estado desencadenaron disturbios en el campus de Oxford. Llegó a morir un periodista y hubo 75 personas heridas. El Fiscal General del Estado, Robert Kennedy, ordenó el envío de 500 US Marshalls para restablecer el orden.

La Mississippi Highway Patrol (Policía Estatal de Carreteras de Misisipi) fue retirada antes de la toma del control por parte de los Marshalls de los Estados Unidos, lo que dio lugar a enfrentamientos después respecto de quién tuvo la culpa. Fueron reforzados por orden del presidente John F. Kennedy con policía militar del 503 Batallón de la Policía Militar, y finalmente con miles de soldados, incluyendo a la Patrulla de Fronteras y la federalizada Guardia Nacional de Misisipi.

El presidente y el fiscal general Robert Kennedy trataron de evitar el uso de fuerzas federales para tratar de evitar que pareciera una mini guerra civil. Pero finalmente no tuvo otro remedio que utilizarlas.

Fin de la historia: el 1 de octubre de 1962, Meredith se convirtió en el primer estudiante afroamericano en ser inscrito en la Universidad de Mississippi, y asistió a su primera clase, en la Historia Americana. Meredith se graduó de la universidad el 18 de agosto de 1963 con una licenciatura en ciencias políticas. En ese momento, todavía había cientos de soldados que lo vigilaban las 24 horas del día. En 2008, Kimberley Dandridge fue la primera mujer de color presidenta del Comité de Estudiantes en Ole Miss.

Caso nº 2: año 2015, España. Ana Moreno, residente en Balaguer (Lleida), acude a los tribunales para reclamar al menos un 25% de clases para sus hijos en castellano. Aparte de un derecho reconocido en la Constitución, hay varias sentencias del Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo y varios Autos del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que le dan la razón. Pero la Generalitat sigue vulnerando la ley “federal”.

El director del colegio dio una rueda de prensa en la que informaba que había recibido una sentencia en el que se le imponía hacer horas de castellano en la escuela, más de las proyectadas por el centro. Con esta llamada del director del centro, se inició una campaña de acoso y derribo contra Moreno a través de redes sociales, con mensajes directos a su móvil, y con la cobertura de los medios de comunicación sobre los movimientos del colegio y del Ampa (que incluso fabricó camisetas en su contra). Se dio cuenta del rechazo que generó su reclamación cuando vio a medio millar de personas concentradas delante del colegio de sus hijos para reclamar que no se acatase la sentencia. Entre los concentrados había representantes de los principales partidos de Cataluña (CIU, ERC, PSC, CUP) y personal del centro.

A partir de este momento, un periodista publicó en internet el nombre del negocio que tenía esta señora (una cafetería que hacía celebraciones de cumpleaños para niños), para que se la boicoteara, lo que provocó cancelaciones, acoso, intimidaciones, y al final tuvo que cerrar.

Sus hijos, por su parte, llegaron a sufrir mobbing psicológico, ya que se pidió al resto de niños marginarles en el recreo, no hacerles caso, e incluso se llegó a temer por su integridad física. “Es muy duro oír como un niño de cinco años dice que ya no puede ser amigo de tu hija por ser quien es”, dice.

Lo explica mejor que yo en este video, en el acto de denuncia que hizo en el Parlamento Europeo:

Fin de la historia: el acoso institucional y político que han sufrido la ha obligado a vender su negocio y a trasladar a sus hijos a un colegio situado a 30 kilómetros de la ciudad en la que residen. “Yo me he quedado sin negocio y mis hijos tienen que hacer una hora de trayecto por la mañana o por la tarde para ir al colegio”, asegura esta madre, que ya no pueden hacer actividades extraescolares por llegar muy tarde del colegio.

Termino con las palabras que John Fitzgerald Kennedy pronunció con ocasión del caso nº 1 y que podemos escuchar en el video anterior (a partir del segundo 55):

“Los estadounidenses son libres, en resumen, de estar en desacuerdo con la ley, pero no de desobedecerla. Pues en un gobierno de leyes y no de hombres, ningún hombre, por muy prominente o poderoso que sea, y ninguna turba por más rebelde o turbulenta que sea, tiene derecho a desafiar a un tribunal de justicia. Si este país llegara al punto en que cualquier hombre o grupo de hombres por la fuerza o la amenaza de la fuerza pudiera desafiar largamente los mandamientos de nuestra corte y nuestra Constitución, entonces ninguna ley estaría libre de duda, ningún juez estaría seguro de su mandato, y ningún ciudadano estaría a salvo de sus vecinos”. 

REFLEXIONES SOBRE LAS ELECCIONES CATALANAS

29 septiembre, 2015 1 comentario

Aquí traigo algunas reflexiones sobre el resultado de las elecciones catalanas celebradas el domingo.

En primer lugar, los convocantes de las elecciones han repetido un “éxito” similar al obtenido en 2012. CiU + ERC han obtenido un 39,40% frente a un 44,40% en 2012 (bajando de 71 a 62 escaños), y un 45,47% en 2010. Lo de Artur Mas es para hacérselo mirar, dos convocatorias electorales anticipadas en las que pierde votos y escaños de forma consecutiva, tanto él solo como en coalición. Y probablemente a la hora de formar Gobierno va a perder algo más.

En realidad desde 2010 lo que podemos observar es que CiU se radicaliza, lo cual benefició a ERC en 2012, pero que hoy beneficia a la CUP, por dos razones: una, mantener la vía independentista en el parlamento depende de la CUP (incluso la elección de Mas como presidente), ya que sus votos dan o quitan la mayoría a Junts Pel Sí; dos, en estas elecciones la CUP ha pasado de 3 a 10 escaños, mientras que CiU y ERC bajan de 71 a 62. Entre la copia y el original, uno tiende a votar al original. De hecho, los partidos hoy separatistas sólo pasaron del 50% cuando CiU no lo era, en 1992 y 1995, como resalta magistralmente Santiago González en su blog.

La radicalización de CiU ha implicado como víctima colateral la defunción del partido político más antiguo de Cataluña, Unió Democrática, un partido nacionalista catalán con más de 80 años de historia, que pese a obtener 100.266 votos, un 2,51%, se queda fuera. Sin la corrección de la Ley D’Hont, en Barcelona hubiera obtenido 3 escaños, pero conseguir un escaño en Barcelona cuesta 46.800 votos, mientras que en Lleida sólo hacen falta 20.100 y en Girona 29.400 votos.

Que en Barcelona se elijan 85 escaños (63% de los diputados) cuando alberga el 75% de la población de Cataluña privilegia el voto rural frente al voto urbano, lo cual tiene su reflejo en el total obtenido, ya que el independentismo obtiene mejores resultados en los núcleos menos poblados y más rurales. Es un efecto indirecto de la Ley D’Hont, pero significativo.

En segundo lugar, destacar que las opciones independentistas han ganado las elecciones en escaños (72 frente a 63), pero no en número de votos, que se queda en torno al 47-48%, no llegando ni al 50%.

El presunto plebiscito se queda corto. Ni siquiera haciendo trampas y utilizando unas elecciones autonómicas como si un referéndum plebiscitario se tratara el independentismo consigue su objetivo. O sí que lo consigue, porque a lo mejor su objetivo era fracturar la sociedad catalana en dos mitades antagónicas. Y eso sí que lo ha conseguido. Y es algo que nadie con dos dedos de frente debería celebrar.

En tercer lugar, perdemos de vista que en estas elecciones se elegía un Gobierno de una CCAA. Que la legitimidad de ese Gobierno para gobernar deriva de la CE. Y que la misión principal de ese Gobierno es gobernar, o sea, tomar medidas para gestionar la educación, la sanidad, los servicios sociales y demás. Y en toda la campaña no se ha hablado absolutamente nada de los problemas de los ciudadanos, de las propuestas para solucionarlos o de las medidas a tomar a partir de hoy. Y en los últimos cinco años sigue aumentando el paro, la pobreza infantil, los desahucios, las listas de espera sanitarias, los quirófanos cerrados, la corrupción política… Y hay que tener en cuenta que el posible Gobierno estaría formado por dos partidos de izquierda radical y nacionalista, y otro de derechas (y nacionalista). Teóricamente una jaula de grillos. Pero qué más da cuando llevamos sin Gobierno desde 2010…

Vamos con los ganadores y los perdedores: ganador absoluto Ciudadanos, que pasa de 9 a 25 escaños. También en mi opinión hay que tener en cuenta que Ciudadanos es un partido catalán, “de allí” para entendernos, y esa percepción, sumada a los aciertos entre comillas de nuestros dos siguientes protagonistas, ha dado ese resultado.

Perdedores PSOE y PP, que deben hacérselo mirar. El PSOE tiene 16 escaños y está la mar de contento, cuando en 2003 obtuvo 42, y en 2006, 37. El PP nunca pasó de 19, pero estando en el Gobierno de España y con un candidato (Albiol) sin medias tintas por primera vez en muchos años, obtiene un resultado que sólo puede calificarse de decepcionante. Habrá que decir que la actuación del ministro de Rajoy para Cataluña (Margallo) ha tenido su efecto, así como la del Gobierno en su conjunto. Pero tanto en el caso de PSOE como del PP hay que remitirse a la ley de que el original es mejor que citábamos antes. En ambos casos hay que decir que un litro de vino con un litro de agua no son dos litros de vino, sino dos litros de vino aguado.

Perdedores los independentistas, que aunque ganan las elecciones, pierden en votos y escaños respecto de los dos anteriores procesos electorales equivalentes, y pierden su plebiscito particular. De hecho es curioso, pero se han quedado a casi el 3% del 50%…Es evidente que tienen un problema con el 3%. Perdedores ICV y Podemos, que empeoran los resultados por separado obtenidos en las municipales. Y perdedores los catalanes y el resto de los españoles, porque conseguir dividir una CCAA en dos mitades contrapuestas no es bueno ni beneficia a nadie.

Conclusiones: 1) seguiremos con la matraca independentista, pero con hoja de ruta nueva muy probablemente (descarto a día de hoy proclamación unilateral de independencia); 2) no extrapolo los resultados de C’s a las generales, esto es Cataluña, aunque sí pueden tener un efecto positivo para ellos en el resto de España; 3) seguiremos sin un Gobierno en Cataluña que haga esas cosas tan estrambóticas como gestionar los recursos y preocuparse de resolver los verdaderos problemas de los ciudadanos.

CARTA A UN AMIGO INDEPENDENTISTA

22 septiembre, 2015 9 comentarios

Querido amigo

Dadas las actuales circunstancias, me he decidido a escribirte esta carta. Sé que va a ser complicado que en esto nos pongamos de acuerdo, como sí que lo hacemos en otras cosas, como la vida o el deporte, por ejemplo. Y es que yo me declaro un ser racional para este tipo de cuestiones, y tú claramente eres muy emocional. Incluso cuando hablamos del Barca, el equipo de tus amores, puedes llegar a ser racional cuando te arrincono sobre alguna cuestión, aunque al principio defiendes tus colores con toda la pasión que tienes por ellos. Por lo menos lo voy a intentar, no arrinconarte (que también), sino charlar.

Dices que estás hasta los cojones de España y de los españoles, que os exprimen fiscalmente, que os robamos para que otros cobren subvenciones. Que solos vais a estar mucho mejor, que sois un país próspero y que de este modo podréis dedicar vuestros recursos a vosotros mismos. Que habéis sido desde hace siglos una nación oprimida, a la que se han negado sus derechos, y que queréis que os dejen decidir lo que queréis ser. Que un país pequeño es mucho más fácil de gestionar y acerca la administración al ciudadano. Y que estáis hartos de ataques hacia vosotros. Que no te sientes español.

Primero decirte que es normal que pienses esas cosas. Eres más joven que yo, y desde que eras pequeño, por todos los medios de comunicación y en la escuela, has sido educado en el odio. Hacia España y los españoles, y hacia todo lo que representan. Quizá hayas vivido una escena como ésta cuando eras pequeño. O quizá hayas asistido a alguna como ésta. Pero como no iba contigo, tampoco hiciste nada para defender a tu compañera. Al fin y al cabo, la primera es algo normal. La segunda…pues ella se lo ha buscado, por provocar. El abecedario que traigo aquí no lo viste cuando eras pequeño, el sistema se va perfeccionando con los años, pero tu hijo es posible que sí lo haya utilizado. Más adelante le enseñarán que Colón, Hernán Cortés o Americo Vespuccio eran catalanes, así como otras mentiras sobre la Guerra de Sucesión (que no de secesión). De España no aprenderá nada, excepto cosas negativas.

Por otra parte, tengo que decirte que todos los argumentos económicos que os dan son falsos. O casi todos. El libro de Josep Borrell Las cuentas y cuentos de la independencia se dedica a desmontar uno por uno todos ellos, y como muestra tres botones:

  • Desmonta la creencia de que, con la independencia, Cataluña dispondría, de forma inmediata y permanente de 16.000 millones de euros adicionales que “España les roba a los catalanes”. Esta argumentación obvia el detalle del coste de todos los servicios públicos que el Estado español presta a los catalanes desde fuera del territorio catalán, y que una Cataluña independiente tendría que asumir y pagar.
  • Cuando Junqueras se refiere a la asfixia económica lo hace sobre la base de la siguiente afirmación: “Si cada año no desapareciese de nuestro país un 8% de nuestro producto interior bruto, en 10 años lo doblaríamos y cada 10 años seríamos el doble de ricos. Habríamos cuadruplicado nuestro producto interior bruto”. Se queda muy corto, ya que Cataluña no solo sería el país más rico del mundo, sino que (si Junqueras manejara correctamente el cálculo del interés compuesto) alcanzaría una renta per cápita de más de 200.000 dólares (el doble de la renta de Qatar y cuatro veces mayor que la de Alemania). Evidentemente disparatado.
  • Por último, según los independentistas España absorbe vía déficit fiscal una parte de los recursos de Cataluña, entre el 8% y el 9%. Añadiendo que todo lo que piden es, simplemente, que se la trate como Alemania a sus Länder, que limita su déficit fiscal al 4%-4,5%, como demuestran las balanzas fiscales que el Gobierno alemán supuestamente publica anualmente. Pero no existen las balanzas fiscales en Alemania, ni limitación alguna al déficit fiscal de los Länder, tal y como ha confirmado por escrito la embajada alemana en España. Además el cálculo utilizado por la Generalitat (el muy particular método monetario con neutralización del déficit estatal por los ingresos) deja de lado el hecho de que una Cataluña independiente debería financiar todos los servicios que ahora recibe del Estado, se produzcan o no desde el territorio catalán. Y eso no se tiene en cuenta.

Pero ya sé que me dirás que esto es propaganda unionista, y que además te obliga a razonar, pensar, y buscar cosas que no sabes lo que significan realmente. Qué pereza. En eso eres muy español, que lo sepas.

Vale, tienes razón, me dices, pero lo que no me vas a negar es que estamos aportando al Estado más de lo que recibimos. Y aquí te contesto yo que los que pagan impuestos son los ciudadanos, no los territorios. Por esa regla de tres yo dejo de pagar impuestos, porque con ellos están pagando el desempleo de mi vecino, que no sé ya desde cuando está en el paro. Y no me parece justo.

Pero lo que no vemos en este caso es que gracias a los impuestos se pueden sufragar los servicios que recibimos todos en España (o el Estado español, que te gusta más), incluso para Cataluña desde fuera de Cataluña, y atender las situaciones de carencia de los más débiles. Y es que yo echo mucho de menos críticas de gente como tú a la manera en que se gasta el dinero en Cataluña por parte de la Generalitat: el caso Banca Catalana, y la huida hacia adelante envuelto en la señera del molt honorable. Una CCAA donde la corrupción forma parte de su estructura política, el clan de los 400, donde han mandado siempre los mismos, la sociovergencia, de un modo o de otro, y donde hubo un arranque de sinceridad que explica muchas cosas. ¿De verdad le vas a dejar las llaves de tu país a esta gente?

A este respecto te digo que si Cataluña se independiza ya nadie se va a enterar de nada, van a echar el cerrojo y a robar a manos llenas sin testigos. Un país más pequeño implica darles todas las llaves (de tu casa, de tu coche) a esta gentuza. Controlarán el poder ejecutivo, el judicial y el legislativo; la policía; los medios de comunicación; y la sociedad civil. Ahora ya tienen ese control a nivel local, pero el Estado central y sus jueces y fiscales todavía ejercen ese contrapeso, así como los medios de comunicación nacionales. Sin ellos, no habrá nadie para vigilar. ¿Por qué te crees que quieren implantar una justicia catalana a toda costa?

El gasto ingente en el procès: Òmnium Cultural (que llegó a recibir 600.000 euros para su nueva sede por Carod Rovira); el Cercle Català de Negocis, la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), el Centre Internacional Escarré per a les Minories Ètniques i les Nacions (Ciemen), la Fundació Catalunya Estat, la Plataforma per la Llengua, la Asociación Catalana de Profesionales (ACP), la Plataforma pro Seleccions Esportives Catalanes, y otras más que han recibido millones de euros durante los últimos años. Mientras, se cierran quirófanos, aumentan las listas de espera, junto con la pobreza infantil, los servicios sociales y la atención a la dependencia se degradan. Tú siempre te has reclamado de izquierdas… ¿No debería ser la izquierda la que luche por los más desfavorecidos?

Para finalizar, voy a intentar razonar contigo y ofrecerte mi visión del asunto. Yo no me siento español. Yo me puedo sentir triste o alegre, optimista o pesimista, pero no español. Yo sé que soy español, porque por circunstancias nací aquí. Por supuesto que me siento orgulloso de aquellos compatriotas que hicieron grandes cosas para la Humanidad, entre los cuales hay catalanes también. Pero haber nacido en un sitio concreto no es ningún mérito personal. Como te expliqué en este artículo de hace tiempo, No soy un nacionalista español:

Yo no soy nacionalista, no me siento español, me sé español, porque somos el resultado de muchos siglos de Historia, de culturas, que ha cristalizado en lo que hoy es España. La situación actual es el resultado de un largo proceso histórico que está ahí, no se puede esconder o falsear. No es ni mejor ni peor que ser italiano, sueco o australiano. Es algo totalmente accidental y que no tiene ningún mérito. Simplemente he crecido en un Estado, en un país, con una cultura, un idioma, una Historia y unas costumbres. Y me considero un ciudadano que desea un Estado democrático donde todos seamos iguales ante la Ley, y donde se gestionen eficazmente los recursos del Estado y todo pueda ser objeto de debate.

Mi objetivo en la vida es ser feliz. Y como ciudadano responsable, participar en la vida pública y en la política, porque si yo no hago política otros la harán por mí, y exigir a los gobiernos en qué se gasta mi dinero y por qué. Que rindan cuentas. Y si no estoy conforme, hacer lo posible para cambiarlos.

Y desde esa óptica estoy en contra de todo este proceso independentista, por varios motivos: va a ser muy malo para los catalanes y para el resto de españoles, en términos estrictamente económicos; está dirigido por corruptos que lo utilizan como palanca para sus propios intereses personales (o intereses andorranos sería más preciso decir); se basa en mentiras y falsedades que fomentan la emoción más difícil de revertir, que es el odio entre personas; manipula emociones como la ilusión y el miedo; no apela a la razón, sino  a los instintos más bajos del ser humano; niegan u ocultan las consecuencias terribles que tendría la salida de la UE y del euro, la disminución de los intercambios comerciales, o el impago de la deuda pública.

Y me inquietan mucho los puntos en común con ciertos regímenes pasados y presentes: adoctrinamiento escolar desde muy temprana edad, desfiles con antorchas, manifestaciones multitudinarias organizadas desde el Gobierno, demonización del enemigo, lenguaje bélico, disparo de las emociones, reescritura y mitificación de la Historia, alusiones al “pueblo en marcha”, amenazas, marginación y coacciones a los disidentes con la línea oficial, el uso del concepto de “destino histórico”, apropiación y colonización de los movimientos sociales, reivindicación del referéndum como instrumento de participación política, el uso de bellas palabras vacías (democracia, pacífico) en paralelo con actos que demuestran todo lo contrario. A mí me vienen a la cabeza la España de Franco, la URSS de Stalin o Corea del Norte, todos ellos verdaderos ejemplos a seguir de democracia y libertades.

Sólo te pido que leas esto un par de veces, no como algo personal contra ti, y luego reflexiones. Lo fácil es dejarse llevar por la corriente. Ser gregario o egregio, esa es la cuestión.