ALGUNAS NOTAS SOBRE EL PROBLEMA DE LA VIVIENDA

Este es un tema muy complejo que requeriría más espacio, pero del que pienso que se pueden apuntar algunas ideas importantes. La vivienda en España es un bien escaso, no por que haya pocas, sino porque todos queremos vivir en el mismo sitio y no cabemos. Como me explicó un profesor de Derecho Tributario en la universidad, todos queremos vivir en la calle Serrano, y esta calle tiene una longitud determinada. Si además no solamente queremos vivir en la misma calle, sino en unas pocas ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla), que es donde se concentran la inmensa mayoría de las ofertas de empleo, así se explica que los precios tanto del alquiler como de la compra de vivienda sean muy altos. Tengo miedo de que cuando me jubile, al paso que vamos, Madrid parezca México DF, Tokio o Los Ángeles.

Primero una precisión jurídica: escucho muy a menudo invocar el artículo 47 de la Constitución española (derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada) como si fuera uno de los derechos fundamentales, y no lo es. Los derechos comprendidos en el Capítulo III del Título I, denominados principios rectores de la política social y económica (arts. 39 a 52), tienen el nivel mínimo de protección, según el artículo 53 de la CE. Son principios programáticos que deben informar la legislación y la práctica judicial, y sólo pueden ser invocados ante un juez de acuerdo con las leyes que los desarrollen. No son equivalentes, por ejemplo, al derecho a la vida (art. 15) o la libertad de expresión (art.20), que sí son verdaderos derechos fundamentales (artículos del 15 al 29 y 30,2) y gozan de la máxima protección constitucional.

Dado que todo el mundo necesita un sitio para vivir, deberíamos pensar en las medidas que cabría implementar para reducir el porcentaje del salario destinado a compra o alquiler. El porcentaje recomendado es del 30%, pero en la realidad es más alto.

En general, creo que como en muchas otras cosas es mejor dar seguridad jurídica que penalizar, e incentivar que prohibir.

Hablando sobre el alquiler de viviendas, no es cierto que el problema sea que hay muchas viviendas vacías. Tal y como explica muy bien Juan Ramón Rallo en este artículo, en Madrid el número de viviendas vacías no ha dejado de bajar desde 2001. El problema es de oferta, no de demanda. Como dice Rallo: “desde 2015, la población en la Comunidad de Madrid se ha incrementado en 186.000 personas; el número de empleados ha crecido en 190.000 trabajadores; pero, en cambio, el ‘stock’ de viviendas ha crecido en poco más de 30.000 unidades”.

Cierto es que si los propietarios de ese 10% de viviendas vacías no recibe estímulos no saldrán al mercado. Y en eso la seguridad jurídica es muy importante: desde luego no ayuda nada el hecho de que existan tres regímenes jurídicos arrendaticios diferentes entre el 15 de diciembre de 2018 y el 6 de marzo de 2019, es decir, menos de tres meses, y que se aplique uno u otro en función de la fecha del contrato de arrendamiento de vivienda. La última reforma, hecha chapuceramente deprisa y corriendo (Real Decreto-Ley 21/2018, de 14 de diciembre) ha sido la reforma de la LAU más corta de la Historia. Por cuestión de espacio, dejaré para otro artículo el tema estrictamente normativo. Pero reclamo todo lo contrario de lo que hay: pocas normas, claras, que se cumplan y que proporcionen estabilidad.

Añadamos a eso la dificultad de un desahucio en precario si el inquilino deja de pagar, que aunque se ha mejorado en los últimos años, sigue siendo una carrera de obstáculos. Siempre que surgen empresas que cubren un servicio que debería proporcionar el Estado (que se encargan de toda la gestión del inmueble y de hacer un estudio de solvencia al futuro inquilino a cambio de un porcentaje del alquiler, como por ejemplo Alquiler Seguro) es porque éste no está haciendo bien su trabajo. Por el lado de la propiedad tenemos empresas como Desokupa, que evitan que un propietario al que se le han colado en su vivienda tenga que recurrir a los tribunales. Lo que tendría que hacer el Estado.

La prueba de que se trata de un problema de falta de oferta es la proliferación en los últimos años de locales comerciales convertidos en viviendas en Madrid: desde 2014 las solicitudes de cambio de uso se han multiplicado por cuatro.

Además de seguridad jurídica que anime a propietarios a poner viviendas en el mercado, terminar con las viviendas de protección pública en régimen de compraventa pienso que ayudaría mucho. En mi opinión, solo deberían ponerse en el mercado viviendas de VPP en alquiler, y al mismo tiempo ir aumentando significativa y paulatinamente el parque de vivienda pública. Los fraudes son muy abundantes: es más común de lo que se piensa que el titular del piso de protección oficial tenga otras residencias adquiridas posteriormente (a su nombre o al de otras personas) y que utilice la primera como lugar de vacaciones; que la VPO permanezca vacía; cederla o alquilarla en negro a familiares o amigos; o vender la vivienda protegida sin estar autorizado, puesto que hay que solicitar previamente su descalificación y que ésta se lleve a cabo. El fraude consiste en poner a la venta la vivienda por el precio máximo que permite la comunidad autónoma y añadir un importe que el comprador paga en dinero negro. Por no hablar de casos como el de Ramón Espinar, que con 21 años pagó (todavía no sabemos cómo, quizá con la tarjeta black de su padre) 52.000 euros como señal de una VPP, que vendió al poco de comparla (dijo que por no poder hacer frente a la hipoteca) y ganó 20.000 euros con ello. Por cierto, que la vivienda le fue concedida sin estar inscrito en ningún registro público ni estar empadronado en Alcobendas. Y pensar que estaba al mismo tiempo manifestándose contra la especulación de las viviendas…

Por una de esas casualidades del destino, también les asignaron una vivienda a cada uno a Tania Sánchez, su padre (en Vicálvaro y que nunca residió en ella) y su hermano en el municipio de Rivas Vaciamadrid. Pero no eran los únicos: media Izquierda Unida tenía una vivienda en la misma urbanización. Como dirían Les Luthiers, ¡caramba, que coinsidensia!

Toda esta corrupción y falta de vergüenza se limitaría eliminando la compraventa de viviendas de protección pública y destinándolas únicamente a alquiler social, y endureciendo mucho las normas para comprobar que en efecto la persona agraciada carezca de medios para poder pagar uno en el mercado libre. De este modo, aumentaría la oferta a precios bajos, lo que influiría positivamente en el mercado. De hecho, esto ya ha ocurrido en Austria y ha funcionado: se equilibra el precio del alquiler de vivienda con el incremento de la disponibilidad de vivienda pública en alquiler, ya que cuentan con mercados de vivienda social en alquiler de cierta entidad (representan alrededor de 2/3 del total, el 62% viven en viviendas de renta social). Al tener una renta de alquiler más baja, contrarrestan lo que ocurre en el mercado libre.

Por otra parte, también hay que fomentar de alguna forma que los pisos de empresas como las socimi, los fondos de inversión y los bancos salgan al mercado del alquiler. Al respecto, es llamativo el caso de Raquel, una usuaria de Airbnb que tenía 150 pisos en alquiler turístico en la zona de Lavapiés, en Madrid. Se descubrió que Raquel era un sobrenombre utilizado por una de las empresas de Wyndham Worldwide, la mayor cadena hotelera del mundo. O el del inmueble que desencadenó la epidemia de narcopìsos en Puente de Vallecas, una propiedad de un fondo buitre de Blackstone que no ha tenido inquilinos de pago en siete años y tampoco ha mostrado interés en desalojarlo. Adquirieron a precio bajo y ahora esperan a que vuelvan a subir con los inmuebles vacíos.

Finalmente, creo que ni las leyes limitadoras del precio del alquiler ni las penalizaciones a los propietarios de pisos vacíos ayuden a resolver el problema. La primera medida se aplicó en Berlín y en París en los últimos años, y aunque consiguió estabilizar la subida de precios (en 2012 fueron de un 33% y en 2013, del 19%), deja abierta la puerta a pagar la diferencia en dinero negro, que no tengo la menor duda que ocurriría en España, igual que con la venta de vivienda protegida. La ley no logró cumplir sus objetivos: la ley de la oferta y la demanda echó por tierra las disposiciones legales y los precios de alquiler, sobre todo en las grandes ciudades, se fueron a las nubes. En Berlín, por ejemplo, ha aumentado en los últimos cinco años en más del 20%.

En París, Hollande aplicó una ley similar (la ley Alur), y el resultado fue que, aunque se estabilizaron los precios de los alquileres, y cerca de un 15% de las viviendas que existía hace dos años y medio salieron del mercado (unas 12.000 viviendas). Los propietarios prefirieron no alquilar a aceptar los alquileres más bajos. Ahora Emmanuel Macron prepara una nueva norma  la Ley Elan, que permitirá recuperar los índices de precios obligatorios, aunque en términos mucho menos ambiciosos. Ha sido muy criticada porque además de reducir las opciones de regular los precios, abre la puerta a la venta de viviendas de protección oficial, que como hemos visto antes añade más gasolina al fuego.

En conclusión, estamos ante un tema de primera necesidad, mal regulado, parcheado, y donde los sesgos ideológicos, la picaresca y la economía sumergida juegan su papel importante. Además hay una cuestión conexa de la que casi nadie habla, que es la de la despoblación de grandes partes de España y la concentración de la mayoría de la población por motivos laborales principalmente en cuatro o cinco grandes ciudades. Creo que es urgente un cambio de enfoque y comenzar a dar pasos en la dirección correcta.

Anuncios

PILDORITAS DE LA SEMANA (IV): ALEGATOS FINALES EN EL JUICIO DEL PROCÉS

EL DESPRECIO DE LA LEY

Una de las cosas que me han llamado más la atención en los alegatos finales de los acusados en el juicio del procés ha sido el desprecio de la ley y de su conocimiento. Hacer alarde de su ignorancia, como han hecho Dolors Bassa o Jordi Cuixart (“no tengo conocimientos jurídicos”, “no sé nada de Derecho Constitucional, ni siquiera he ido a la universidad”), aparte de ignorar que el artículo 6,6 del Código Civil establece que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, supone despreciar la piedra angular de la democracia. Este es el fundamento del sistema democrático, no el voto, que también se da en la mayoría de las dictaduras. Sin la ley, como dijo JFK, seríamos presa de la turba:

“Los estadounidenses son libres, en resumen, de estar en desacuerdo con la ley, pero no de desobedecerla. Pues en un gobierno de leyes y no de hombres, ningún hombre, por muy prominente o poderoso que sea, y ninguna turba por más rebelde o turbulenta que sea, tiene derecho a desafiar a un tribunal de justicia. Si este país llegara al punto en que cualquier hombre o grupo de hombres por la fuerza o la amenaza de la fuerza pudiera desafiar largamente los mandamientos de nuestra corte y nuestra Constitución, entonces ninguna ley estaría libre de duda, ningún juez estaría seguro de su mandato, y ningún ciudadano estaría a salvo de sus vecinos”. 

Su desprecio a la ley trae causa del hecho de que durante muchos años desde el Gobierno de la Generalitat se han incumplido las sentencias de los tribunales, incluso las propias leyes aprobadas por el parlamento catalán, y nunca ha habido consecuencias. La percepción, asentada durante décadas, es que si se incumplen las normas que no consideramos justas no pasa nada. Hasta que sí ha pasado, de ahí su estupor. No están acostumbrados a que las haya, como no lo estaba el Estado de Mississippi en los años 60.

Están tan acostumbrados a saltarse sus propias leyes que les parece lo normal. Por eso hoy la señora Forcadell ha mentido cual bellaca diciendo que no se saltó el reglamento del Parlament, y que no entiende por qué no se la juzga en el TSJ de Cataluña junto con los demás miembros de la mesa. Vaya si se lo saltó, y laminó los derechos de la oposición con total falta de vergüenza.

El problema es que mucha gente en España, no sólo los independentistas, desprecian asimismo la ley. La Constitución tiene unos mecanismos para su modificación, no son las tablas de la ley de Moisés. Consigan las mayorías necesarias para cambiarla. Por cierto, para ello se necesita el voto de todos los españoles. De todos, no de unos pocos de ellos.

CATALUÑA SON ELLOS/PROCESADOS POR SUS IDEAS

Ha quedado claro que, como ha mantenido Dolors Bassa, los acusados creen que se trata de un juicio a Cataluña. Porque Cataluña son ellos. Los catalanes no independentistas son colonos, eso ha quedado claro. Por eso sus numerosas menciones a personas de origen de fuera de Cataluña a favor del referéndum que han utilizado algunos de los acusados. Incluso esta señora ha hablado de un “proceso a Cataluña”. Otros acusados han hablado de que se está juzgando a dos millones de catalanes. De los otros cinco millones y medio no hablamos.

Todo empezó con el proceso de Banca Catalana, cuando Pujol, un ladrón, convocó una manifestación “a favor de Cataluña”: “Hemos de ser capaces de hacer entender a todos, fuera de aquí, no solamente que con Cataluña no se juega y que no vale el juego sucio, sino que desde nuestra identidad de pueblo estamos dispuestos a colaborar para la construcción general del país, porque nosotros no vamos contra nadie, sino a favor de todos”. Eso mismo ha hecho Romeva diciendo que se está juzgando a millones de catalanes.

Por otro lado, hay otra afirmación unida a la anterior: que todos han sido procesados por sus ideas. Si eso fuera cierto, estarían procesados todos los diputados y senadores de los partidos independentistas, y serían ilegalizados los partidos políticos que sostengan esa ideología, y no lo están. Han sido acusados únicamente aquellos que presuntamente cometieron determinados HECHOS. Punto. No son presos políticos sino políticos presos, porque son políticos que han llevado a cabo actos que pueden ser constitutivos de delito (como lo son aquellos que fueron condenados por delinquir por motivos políticos: por ejemplo por robar para el partido, como José María Sala, del caso Filesa); por cierto, el de desobediencia incluso reconocido por alguno de sus letrados.

Unida a esta última idea están las apelaciones a la política, al pacto, a la negociación. Este juicio, ha dicho Forn, ha sido un fracaso de la política. Se trata de dar un rodeo a la ley por vía de hecho, con el consentimiento del Gobierno de España. De tolerar y fomentar el incumplimiento palmario de todas las leyes y de la constitución. Eso hubiera constituido el fracaso de la democracia, de la de verdad, no de la que invocan su nombre en vano.

Por cierto, recordar una vez más que negociar dentro de la ley = diálogo; negociar fuera de la ley = chantaje.

SÓCRATES Y JORDI SÁNCHEZ

Jordi Sánchez en su turno ha hecho una comparación muy desafortunada. Ha afirmado que como dijo Sócrates, es mejor padecer una injusticia a cometerla. Pero está citando una frase fuera de contexto y que tergiversa por completo su verdadero sentido. En realidad Sócrates no dejó nada escrito, y nos referimos a los diálogos de Platón en los que aparece aquel. En el Critón, cuando se narra la muerte de Sócrates, sus amigos intentan convencerle de que escape una vez sentenciado, considerando que es injusta su condena.  Ese es el contexto de la frase que cita Jordi Sánchez.

En ese momento, Sócrates le contesta a Critón: “Y supongamos que en el momento que estuviera por escapar, nos salieron al encuentro las leyes y nos preguntaran: ¿dinos Sócrates, qué piensas hacer? ¿No meditas acaso destruirnos a nosotras, que somos las leyes, y con nosotras a toda la ciudad? En tal caso, ¿qué podríamos responder a estas y otras palabras semejantes? ¿Responderíamos tal vez que antes de la fuga nos fue infligida una condena injusta? Critón dice: claro, responderíamos eso. Y Sócrates continúa ¿y si las leyes me dijeran: entérate Sócrates de que es necesario obedecer a todas las sentencias, sean estas justas o injustas, ya que toda la existencia del hombre está regulada por las Leyes. (…) ¿Y qué razonamientos podría hacer yo aún sobre la virtud y la justicia después de haber quebrantado las leyes?”.

Como vemos, el sentido es justo el contrario al que le ha querido dar Jordi Sánchez. Pero hay que leer a Platón para descubrirlo. Y remitirnos a la primera pildorita de hoy.

DERECHOS HUMANOS Y APELACIONES PERSONALES

Todos los procesados han invocado violaciones de los derechos humanos en genérico, y a veces concretando (derecho de reunión, de expresión, de manifestación). Y también el derecho de autodeterminación de los pueblos. Por cierto, este último no aplicable al caso de Cataluña, según reiterada doctrina de las propias Naciones Unidas, tal y como explico con detalle aquí. Y coincide conmigo el abogado defensor Melero en una entrevista en Onda Cero en la mañana de hoy en el programa Más de Uno, de Carlos Alsina.

Los derechos citados en primer lugar, por otro lado, si se llevan a cabo mediante conductas que fueran delictivas, evidentemente no justifican ese comportamiento: una reunión para delinquir no queda amparada por el derecho de reunión.

Las apelaciones personales y sentimentales a sus hijos y sus nietos, o al tiempo que llevan en prisión, refleja el infantilismo de la sociedad actual: la falta de responsabilidad personal por los propios actos, y la falta de una asunción gallarda y adulta de sus consecuencias. Qué patético apelar al tribunal indicando que su decisión va a afectar (por ejemplo en el caso de la señora Bassa) al último tramo de su vida. Cuando llevaron a cabo esos hechos la mayoría de ellos pensaron que no habría consecuencias. Pues las ha habido. Hay que ser adulto y asumirlas.

Y respecto de la prisión preventiva: ninguno de ellos le ha echado en cara al auténtico culpable el hecho de que los jueces adoptaran esa medida, un señor que se fugó en el maletero de un coche y que vive a costa de todos nosotros en el extranjero.

EL DELITO Y LA SENTENCIA

Como diría Marcellus Wallace, y ahora qué. Después de haber escuchado todo el juicio en directo cada día, tengo una opinión fundamentada sobre lo que creo que debería pasar. De los tres delitos principales (rebelión, sedición y desobediencia), creo que se han probado los dos últimos, pero no el primero. De la desobediencia creo que no hay duda.

Respecto de la rebelión, recordemos que es necesario que haya quedado probado sin ningún género de dudas que la conducta de los acusados encaja en el tipo penal vigente de rebelión. No basta con que los acusados quisieran acabar con el sistema constitucional (que creo que es clarísimo que querían y siguen queriendo). Dudo mucho que haya quedado probada violencia lesiva para el fin protegido por la norma en este delito. Además, hay que tener en cuenta que el autogolpe ya no es delito, se despenalizó en su momento, y creo que debería urgentemente modificarse el Código Penal para que lo vuelva a ser. El referéndum per se no es la secesión, sino la posterior declaración de independencia. Sí pienso que ha quedado acreditado que hubo sedición, y ahí sí es clave la convocatoria y la celebración del referéndum. Coincido bastante con Tsevan Rabtan, una vez más. Y cito (el subrayado es mío):

“Y sí, yo creo que hubo sedición. Porque, al margen de que los acusados sí quisieran atentar contra la Constitución en sentido material, lo cierto es que, aunque no desplegasen la conducta que completa el tipo del delito de rebelión, para cumplir sus objetivos asumieron y quisieron que se viera afectado gravemente el orden público, que es otro bien jurídico. Precisamente porque controlaban un enorme poder en el territorio, no precisaban, para la consecución de sus fines formales, con la realización de determinados actos habituales en un golpe de Estado: concretamente los referidos a la toma de centros de poder. De hecho, incluso controlaban la fuerza pública más numerosa en el propio territorio. Y, de hecho, podrían haber declarado la república catalana sin referéndum y esto no habría sido delito ni de rebelión ni de sedición. Sin embargo, optaron por añadir ese golem legitimador prohibido por los tribunales. Para llevarlo a la práctica, una vez que un magistrado ordenó a las fuerzas de seguridad del Estado que materialmente actuase para impedirlo, necesitaban de una actuación masiva de oposición. Esa oposición no tenía que ser violenta para ser sediciosa, ya que el tipo no lo exige, pero sí tenía que ser pública, tumultuaria y eficaz para el logro de su propósito. Todos esos requisitos se dieron. Se creó una apariencia de legalidad, se convenció a millones de personas de que ese acto obstativo equivalía a un acto de desobediencia civil (cuando lo cierto es que no se impedía al ciudadano concreto votar, sino que se le exigía que se apartase para que la fuerza policial hiciese su trabajo), se facilitaron los medios para la votación y para la ocupación masiva por los ciudadanos de los centros, y se alentó a esos centenares de miles de personas, no a votar, sino a defender las urnas y los centros. Se asumió una posición de garante del acto prohibido y se alentó a un comportamiento que impidiese a la fuerza legítima cumplir con sus órdenes. Y, además, se hizo de forma masiva, organizada y consciente. De hecho, dudo que haya acto sedicioso —y hablo en singular— más obvio que este. Y, además, se hizo desde el control, casi total, de las instituciones. He dicho «se» repetidamente, pero no es correcto: todo esto lo hicieron los acusados en compañía de otros”. 

BREVES APUNTES SOBRE LA OBLIGATORIEDAD DEL REGISTRO DIARIO DE LA JORNADA LABORAL

Desde el pasado 12 de marzo, fecha de publicación en el BOE del Real Decreto-ley 8/2019, las empresas que desarrollen su actividad en España han tenido un plazo de dos meses para poner en práctica el registro diario de la jornada laboral de sus trabajadores (la ministra se quejaba de que no les habían hecho mucho caso, pero ellos tampoco se han matado dando publicidad al asunto), el cual ha formado parte del programa del Gobierno socialista desde su llegada al poder, ya que figuraba en el “Plan Director por un Trabajo Digno 2018–2019-2020” aprobado en julio de 2018. El 13 de mayo de 2019 el Ministerio de Trabajo ha publicado una guía sobre el tema, que pueden consultar aquí.

Esta medida está fundamentada en la necesidad de prueba de los trabajadores de la realización de horas extraordinarias trabajadas. Teóricamente trata de paliar, además de la dificultad de la prueba anteriormente comentada, la pérdida que supone para la caja de la Seguridad Social las cotizaciones no satisfechas (14.000 millones en impuestos y cotizaciones), y está fundamentada tanto en la jurisprudencia de los tribunales españoles al respecto como en la europea, que recientemente ha dado su respaldo a este sistema mediante una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con origen en una demanda de CCOO contra el Deutsche Bank presentada en la Audiencia Nacional en julio de 2017.

Para los muy cafeteros, dejo el enlace a la Sentencia del Tribunal Supremo 246/2017, de 23 de marzo, a la que le falta decir algo así como “por qué usted, señor legislador, no añade de una vez un parrafito al artículo 34 del Estatuto y así podemos decir lo que queremos decir”. Incluso obligó a la Inspección de Trabajo a emitir una Instrucción (1/2017, complementaria de la Instrucción 3/2016, de 21 de marzo), indicando que la falta del registro horario de toda la plantilla no es constitutiva de infracción del orden social, al no tratarse de una obligación exigible para las mercantiles.

Lea el artículo completo en este enlace de El Asterisco.

MIS REFLEXIONES DEL SUPERDOMINGO ELECTORAL

En esta ocasión he dejado unos cuantos días, haciendo caso a mi amigo Jorge (Honky), para escribir algunas reflexiones sobre la triple cita electoral del pasado domingo. Tampoco me quiero poner estupendo, algunos apuntes rápidos sobre cosas que me han llamado la atención:

  • Malos candidatos y peores: algunos como Pepu Hernández ha alcanzado su nivel de incompetencia como candidato a la alcaldía. Su “participación” en el debate de Telemadrid fue lisa y llanamente bochornosa, no contestando a las preguntas de los periodistas y limitándose a leer su papel. Isa Serra, candidata de Podemos a la Comunidad de Madrid, no ha defraudado: con un curriculum y una vida laboral que caben en una servilleta de bar y sobra sitio, cuyo mayor mérito es quemar cajeros automáticos, fue otra nulidad en el debate. Y cubriéndose de gloria con sus twits sobre Amancio Ortega y sus donaciones a la sanidad pública. Díaz Ayuso se ha dejado 18 escaños y ha obtenido los peores resultados del PP desde los años 80, pero aun así puede ser la próxima presidenta. Su colección de tonterías es de escándalo. Casi le perdono el transfuguismo a Ángel Garrido: si me quitan el puesto por esta señora, yo también me hubiera cabreado, y mucho. La candidatura de Valls, un hombre sobrecualificado para el puesto de concejal, ha sido un tremendo error: no por Valls, sino por la sociedad catalana y por la estrategia de Albert Rivera, como veremos más abajo.
  • Izquierda Unida ha devenido en un partido zamorano: en la ciudad de Zamora, Iu ha obtenido más del 48% de los votos y 14 concejales, siendo el PP el segundo partido con 6. Es un caso de éxito de una persona, Francisco Guarido, concejal desde 1999, que ha ido aumentado paulatinamente de 2 concejales a los 14 actuales, mientras que en las autonómicas en la provincia IU obtenía un 6,6%, frente a los 36% del PSOE o el 25% del PP. Eso sí, este alcalde se negó siempre a ir con Podemos, siempre tuvo claro que despreciaban a IU y que serían “un agujero negro para IU”.
  • El misterio de los Verdes: segundos en Alemania y terceros en Francia, con buenos resultados en Irlanda y Países Bajos, los Verdes han obtenido muy buen resultado en los dos principales motores de la UE. En la principal economía de Europa, los ecologistas no solo han ocupado el sitio de los socialistas, sino que también han robado votos en filas conservadoras. En España no ha pasado esto, ¿por qué? Porque aquí los verdes forman parte de la cesta de navidad ideológica de la izquierda radical (republicano, feminista, ateo y animalista) de la que habla Carlos Martínez Gorriarán en su excelente libro La democracia robada. Equo, el partido verde más importante, ha sido fagocitado por Podemos. Por eso no pueden pescar votos fuera como sí ocurre en el resto de Europa.
  • La encrucijada de Ciudadanos: los bandazos de Albert Rivera son para marearse. Primero fue socialdemócrata, luego se presentó a las elecciones europeas de la mano de un partido de extrema derecha (Libertas); luego se declaró liberal-conservador y se identificó con Mark Rutte; más tarde se definieron como liberal-progresistas; y luego eran Macron. Más tarde, se hicieron la foto de Colón e intentaron ser alternativa al PP, dar el sorpasso y ser el principal partido de la derecha, pero como en el caso de Podemos con el PSOE mordieron un pez demasiado grande para tragarlo, y ahora lo han escupido con estrépito. El cordón sanitario a Sánchez ha pasado a la Historia, y ahora se trata de jugar a ser Borgen. Los posibles cambalaches que suenan (Villacís alcaldesa a cambio de Gabilondo presidente de la Comunidad) demostrarían que el programa electoral es algo necesario pero muy prescidible, y sus principios, dignos del mejor marxismo, el de Groucho Marx. Ciudadanos a tener dos huesos duros de roer en Manuel Valls, que prefiere hacer alcaldesa a Ada Colau que a Maragall; y a Francisco Igea, que no le tembló la mano ni en presentar su candidatura contra Silvia Clemente (un personaje muy dudoso), ni en denunciar a la Fiscalía el pucherazo de las primarias.
  • La debacle de Podemos: creo que al famoso lema (sí se puede) habría que quitarle la tilde de la letra i. Iglesias fue el único líder nacional que no salió a valorar los resultados, y perdió 860.000 votos y 68 diputados en las 12 comunidades en las que hubo elecciones autonómicas. En Madrid Podemos perdió 20 diputados y 412.000 votos, mientras que Errejón ha logrado 20 escaños y 471.538 votos, por los siete diputados y 179.046 sufragios de Serra. El único superviviente de los ayuntamientos del cambio, Kichi, ha sido el más crítico con Iglesias y el único que le ha afeado la compra del famoso casoplón. Kichi, por cierto, vive en un piso alquilado de 40 metros cuadrados. Tanto él como Teresa Rodríguez van de verdad en transporte público, andando o en bici a trabajar, no como otros que se hicieron la foto el primer día y luego no se bajaron del coche oficial. El ejemplo que ponían de gobierno del cambio, Castilla-La Mancha, ha pasado de ostentar la vicepresidencia a quedarse sin un solo diputado en el parlamento. En Europa han perdido 600.000 votos y 11 diputados. Ahora pretenden chantajear a Sánchez con nuevas elecciones si no les dan un ministerio.
  • La sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos: no me olvido de los indepes. Por fin una alegría de Europa, y además del tribunal al que tienen pensado recurrir una más que posible condena antes incluso de que se abriera la fase del juicio oral. Setenta y seis diputados independentistas interpusieron una demanda contra la suspensión del pleno del parlamento catalán por el TC. La sentencia es demoledora: considera que la alegada injerencia en el derecho de reunión de los afectados respondía a “un bien social imperioso” y que la suspensión del Pleno acordada por el Tribunal Constitucional era “necesaria en una sociedad democrática”. Y eso aunque deba hacerse una interpretación muy estricta de esas limitaciones al derecho de reunión. El tribunal precisa que la actuación del TC buscaba mantener de la seguridad pública, el orden y la protección de los derechos y libertades. El tribunal europeo recuerda, de acuerdo con el Tribunal Constitucional, que un partido político puede hacer campaña a favor de un cambio en la legislación o en las estructuras jurídicas o constitucionales del Estado, siempre que utilice medios legales y democráticos y proponga un cambio compatible con los principios democráticos fundamentales. También considera necesario impedir que los parlamentarios que representan a una minoría en el Parlamento se vean privados del ejercicio de sus funciones, como observó el Tribunal Constitucional en su sentencia de 26 de abril de 2018. Patético que ahora pretendan equiparar una resolución de un grupo de trabajo de la ONU, cuya validez jurídica es cero patatero, con la resolución del máximo órgano en Europa sobre derechos humanos. Viven en su mundo mágico paralelo.
  • Vox se consolida, aunque baja: de 24 escaños y casi 2.700.000 votos en las generales ha pasado a 1.370.406 votos en las europeas. No obstante, pasa de 22 a 530 concejales, incluida la alcaldía de Vita, en Ávila, donde ha desbancado al PP con el 54% de los votos. En la Comunidad de Madrid logra 12 escaños (enhorabuena a mi querido amigo Jaime Berenguer) y cuatro concejales. El efecto voto útil les ha hecho daño y ha rebajado el ostión del PP, después de que las enormes expectativas que tenían en las generales se vieran defraudadas por los resultados, aun siendo buenos. Hay que decir que los únicos que no han mentido hasta ahora son Valls y Vox (como me recuerda mi buen amigo Emilio López). Ahora viene la hora de la verdad, porque van a tener que mojarse con los pactos, e incluso gobernar en algunos sitios. El mantra de la extrema derecha fascista juega en su contra. Como ya expliqué en entradas anteriores, para mi son un partido populista, de derecha rancia, nacionalista español…pero señor Ábalos, Ortega Lara y Otegi no son comparables: uno fue secuestrado, y el otro fue el secuestrador y el asesino. Y sin arrepentirse, oiga.
  • And the winner is…Pedro Sánchez: este hombre tiene baraka, lo de Zapatero a su lado es un chiste. Todos los astros del cielo se alinean en su favor. Ciudadanos se escora a la derecha, el PP también, y con Podemos representando el papel de izquierdistas radicales todo el espacio de izquierda moderada y centro, que es mucho y lo que suele dar las victorias electorales (bien visto, Errejón), queda para él. Ha cometido algún error, como el no candidato Pepu Hernández (hay que recordar que su candidatura se la ha ofrecido hasta al quiosquero de mi casa, y todos la habían rechazado porque pensaban que se comerían un marrón). Pero después de sobrevivir en una legislatura de nueve meses haciendo equilibrios circenses, a golpe de decreto-ley, volando más que Supermán, con dos portavoces ni-ni (Lastra y Ávalos) y con su falso doctorado, ahí lo tenemos, ganador por abrumadora mayoría. Y aún encima se quita de enmedio a Borrell. Ahora que Ciudadanos cambalachea con Sánchez está feo decirlo, pero yo ya pensaba que lo del cordón sanitario era teatrillo del bueno, y ya lo conté en entradas anteriores. En Navarra va a tener que mojarse, el PNV amenaza con votar en contra si no apoya a Bildu, pero por lo demás pasa de 84 a 123 escaños en las Cortes, y parece el dueño del corral. ¿Se acuerdan cuando acusaba a Rajoy de soledad con 134?
  • Grandes misterios de la Humanidad, próximamente en sus pantallas: quién gobernará Madrid, Barcelona, Navarra…En los ayuntamientos, si en primera votación no se consigue mayoría absoluta, gobierna la lista más votada…ojo! Carmena y Valls, que en la noche electoral dijeron que se iban, ahora esperan prudentemente.
  • Más palomitas, por favor!!

PILDORITAS DE LA SEMANA (III)

AMANCIO ORTEGA Y PODEMOS

Que una persona que es candidata a presidir la Comunidad de Madrid y ni siquiera se sepa lo más elemental de la ley electoral (que ella por ser candidata está exonerada de ser miembro de una mesa); que con 30 años tenga un CV y una vida laboral que caben en una servilleta de bar (y de las pequeñas), y que no ha trabajado en su vida, denigre la generosidad de una persona que empezó a trabajar como empleado de una tienda de ropa con catorce años, y con toda una vida de esfuerzo, sin enchufes ni capitalismo de amiguetes, ha llegado a ser la tercera persona más rica del mundo, no sólo es ridículo. Es paradigmático. Es un símbolo.

Podemos odia a Amancio Ortega porque representa el éxito de todo lo que detestan: Inditex aporta al Estado el 2% del total recaudado por impuesto de sociedades, más de 1.600 millones de euros, un tipo efectivo del 22,7%. 48.600 empleos en España. En marzo de 2017, su fundación anunció su mayor donación hasta la fecha: 320 millones de euros a la sanidad pública para combatir el cáncer, y servirá para la adquisición y mantenimiento, en hospitales de toda España, de más de 290 equipos de última generación.

Porque Podemos piensa que la riqueza es una: no se crea, se acumula; y si alguien tiene mucho es porque se lo ha quitado a otro. Su aspiración es quitárselo para decir ellos cómo repartirlo. Dicen que evade impuestos, mientras que ellos se practican las deducciones legales correspondientes en sus declaraciones; o peor, pagan en negro a otros (Echenique) o se olvidan de declarar (Monedero). O bien sus donaciones se dirigen a su partido o sus programas de televisión. Algunos, pocos, donan a fundaciones amigas. Odian a Amancio Ortega porque demuestra con su ejemplo no sólo que el capitalismo funciona creando riqueza y no miseria (no como sus admirados regímenes bolivarianos), sino porque también y en este caso es éticamente superior.

MARCHENA, PRESIDENTE DEL CONGRESO

De nuevo tenemos el circo de tres pistas en el Congreso. Con lo sencillo que debería ser jurar o prometer el cargo. Propongo modificar el artículo 108.8 de la LOREG indicando que la fórmula del juramento o promesa será la del artículo 1 del Real Decreto 707/1979, de 5 de abril, por el que se establece la fórmula de juramento en cargos y funciones públicas:

Artículo primero.

En el acto de toma de posesión de cargos o funciones públicas en la Administración, quien haya de dar posesión formulará al designado la siguiente pregunta:

«¿Juráis o prometéis por vuestra conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo …………….. con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado?»

Esta pregunta será contestada por quien haya de tomar posesión con una simple afirmativa.

La fórmula anterior podrá ser sustituida por el juramento o promesa prestado personalmente por quien va a tomar posesión, de cumplir fielmente las obligaciones del cargo con lealtad al Rey y de guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado.

Añadiendo que en caso de no hacerse así, dará lugar a la pérdida del escaño en favor del siguiente de la lista.

¡Cuánto he echado de menos que el juez Marchena fuera presidente del Congreso! Se acabaron las gilipolleces: me imagino al primer iluminado y al presidente de la sala diciendo “vamos a ver…usted jura o promete siguiendo lo establecido en el artículo 108 de la LOREG, o de lo contrario asuma las consecuencias legales pertinentes”.

LA BATASUNIZACIÓN DE LA POLÍTICA

Se está generalizando la práctica del escrache a los políticos, sobre todo los de derechas. Antes como mucho se colaba alguien a reventar un mitin. Ahora ya se persigue sistemáticamente, se acosa, se insulta y se persigue. Paradójicamente, a no dejar hablar se le llama libertad de expresión. El que se hizo a Begoña Villacís, embarazada y a menos de una semana de dar a luz, fue particularmente repugnante.

El medio es repulsivo, además de inútil, más propio de terroristas o matones que de personas preocupadas por solucionar problemas.

Vamos con el fondo de la cuestión. Las protestas iban dirigidas en relación con los desahucios y el bloqueo del PP y Ciudadanos a la tramitación de un proyecto de ley al respecto promovido por la PAH, que recoge sus cinco puntos fundamentales: que no se produzcan desahucios sin alternativa habitacional; regular el precio del alquiler; la dación en pago reatroactiva; que se realoje temporalmente a familias en emergencia en pisos vacíos de la banca y combatir la pobreza energética (esto sí que no tiene nada que ver con lo anterior).

Es un tema bastante complejo, prometo otro artículo extenso hablando de esto. Pero sólo apuntar que en mi opinión hay cuatro cosas que habría que hacer: promover sólo alquiler social (no compraventa para evitar el fraude y la especulación); aumentar la seguridad jurídica para los propietarios privados, incentivando que viviendas vacías salgan al mercado y bajen los precios del alquiler; regular la dación en pago de una forma más eficiente; y tratar de llegar a un acuerdo con el excedente de viviendas de los bancos con finalidad social.

Para los despistados, el artículo 47 de la Constitución pertenece a la parte programática de la misma, no a los derechos fundamentales (que son del 14 al 29 y el 30,2), que sí son exigibles ante los Tribunales sin que sea necesaria una ley que los desarrolle. Que hay políticos que ni saben ni quieren saber, pero hacen como el maestro Ciruela, que no sabía leer y puso escuela.

Para otro día, más y mejor.

CONCLUSIONES (RÁPIDAS) DEL DÍA DESPUÉS

Evidentemente, como me tuviera que ganar la vida con mis predicciones de lo que va a hacer la gente me moriría de hambre. Con los resultados de las elecciones generales de ayer y las urnas todavía calentitas, creo que hay una serie de conclusiones rápidas que puedo sacar ya. Además, son resultado de conversaciones con personas de diferentes tendencias políticas el mes anterior:

  • El batacazo del PP ha sido de proporciones bíblicas, yo en mi porra le daba 80 escaños y se ha quedado en 66. Es obvio que los españoles han ejecutado la sentencia de la Gurtel sobre la cabeza de Pablo Casado. El PP ha perdido la batalla de la publicidad de la corrupción: PP es hoy para un altísimo porcentaje de españoles sinónimo de corrupción, y el PSOE, siendo un partido tan corrupto como el PP, ha sabido disimular u ocultar su parte. Un ejemplo es el caso Bankia, donde en el caso de las tarjetas black hubo 15 consejeros nombrados por el PSOE, 4 de IU, 6 de CCOO y 4 de UGT. Hay que decir que el PP con su congreso ha tenido una oportunidad de oro de aborrecer la corrupción, hacer borrón y cuenta nueva, y presentarse como un partido reformado. Pero es complicado de hacer cuando su  propio líder aprobó la mitad de su licenciatura en seis meses. Ahora, al rincón de pensar. Si Casado fuera una persona decente, ya habría dimitido.
  • La irrupción de Vox ha tenido varios efectos colaterales: ha disparado el voto útil de la izquierda hacia el PSOE (500.000 votos más sumados a los que pierde Podemos, en total dos millones de votos más), acelerando la caída de éstos (que pierden 1,5 millones y 30 diputados). También ha dividido el voto de la derecha: PP + C’s + Vox = 11.169.796 votos y 147 escaños; PSOE + Podemos = 11.213.784 votos y 165 escaños (18 escaños menos con casi 44.000 votos menos). Y el tercer efecto ha sido provocar la subida de los partidos independentistas (ERC + PdCat han obtenido 1.512.993 votos, con 15 y 7 escaños, frente a 1.111.133 de las elecciones generales de 2016, con 9 y 8 escaños). También ha contribuido a la derechización de Ciudadanos, que sin embargo sí que le ha sacado partido con el tema de Cataluña. Finalmente, han espantado con determinadas propuestas el voto de personas moderadas que podrían haberles votado por hartazgo de lo políticamente correcto. Yo tenía la duda de si esas grandes movilizaciones y llenazos en los mítines era porque son muchos o porque están muy movilizados. Evidentemente es lo segundo. Eso sí, objetivamente considerado 24 escaños es buen resultado. Los que pensábamos que sacarían más cometimos el error de trasponer el resultado en Andalucía.
  • El gran triunfador ha sido el PSOE de la mano de Iván Redondo, que ha conseguido que el resultado final se parezca mucho al último CIS de Tezanos del 9 de abril. Han utilizado a Vox como un espantapájaros después de la manifestación de Colón para movilizar el voto de la izquierda, y además han dejado a Podemos muy tocado (cuando en 2016 estaban por el sorpasso). Además, han aprovechado el giro radical de PP y C’s para ocupar el centro vacante, sin olvidar los “viernes sociales”. Su investidura va a ser un paseo militar, seguramente en segunda vuelta con Podemos y la abstención de ERC, a cambio del indulto a los condenados.
  • Ciudadanos está en la posición más incómoda: puede apoyar a Sánchez para gobernar sin Podemos y los nacionalistas, pero eso contradice su cordón sanitario al PSOE de Sánchez. Esa suma (PSOE + C’s) es lo que quieren el establishment, los mercados y los gobiernos extranjeros. En la noche electoral, los militantes socialistas le decían a Sánchez a gritos “con Rivera no”. Mi apuesta es que el PSOE gobernará en solitario con apoyos de C’s. Vamos a ver cómo estos dos trileros profesionales venden ahora el apaño, que por otra parte creo que es lo menos malo que puede ocurrir. Ciudadanos ha cambiado, de querer ser un partido de centro para tratar de que PP y PSOE no cedieran ante los nacionalistas, ha pasado a ser el PP bis. Y ahora está jodido por su propia estrategia.
  • Podemos ha conseguido amortiguar el descalabro con la buena actuación (nunca mejor dicho) de Iglesias en los dos debates y el miedo a Vox. Aun así un millón y medio de votos y 30 escaños es una buena costalada. Otro que tampoco va a dimitir hasta que los gemelos puedan heredar el partido, que tiene que pagar el chalet.
  • En el Senado ya hemos visto que entre Vox y el hundimiento del PP el PSOE ha arrasado (121 senadores contra 56 del PP). El famoso 1+1+1 no se ha producido, como era de prever. Hay algo curioso y es el voto nulo: 675.413 votos nulos en el Senado, frente a 275.410 en el Congreso. Nos dan un boli para escribir y los españoles tenemos más peligro que un mono con una metralleta.

Y ahora mis reflexiones sobre estos datos y lo que la ciudadanía ha votado:

  • La división de España es algo asumido y tolerado por el pueblo español. Como me dijo un amigo, no creo que Cataluña sea el problema más importante que tenemos. Pero no es un problema de nacionalismos: como dice Félix Ovejero, es un problema de libertad y de igualdad. De libertad de poder entrar en un colegio electoral sin que un matón de tres al cuarto trate de intimidar a una mujer, y sin que dos policías autonómicos allí presentes hagan nada para evitarlo. Por ejemplo.
  • Más importante que esto, el incumplimiento sistemático de la ley y las resoluciones de los tribunales en Cataluña no es que no sea importante, es que al pueblo español se la suda, con perdón. Es debido a la falta de cultura democrática que tenemos y que nos lleva derechitos al infierno. La gente no se da cuenta que, como dijo JFK,: “Los estadounidenses son libres, en resumen, de estar en desacuerdo con la ley, pero no de desobedecerla. Pues en un gobierno de leyes y no de hombres, ningún hombre, por muy prominente o poderoso que sea, y ninguna turba por más rebelde o turbulenta que sea, tiene derecho a desafiar a un tribunal de justicia. Si este país llegara al punto en que cualquier hombre o grupo de hombres por la fuerza o la amenaza de la fuerza pudiera desafiar largamente los mandamientos de nuestra corte y nuestra Constitución, entonces ninguna ley estaría libre de duda, ningún juez estaría seguro de su mandato, y ningún ciudadano estaría a salvo de sus vecinos”. Lo seguiré escribiendo hasta que me sangren los dedos. Pero para Juan Español la ley es casi un incordio. Cumplir la ley, anda, que dices, pídeme otra caña…
  • Además, la sociedad española asume que se indulte a los políticos procesados por el golpe de Estado en Cataluña. Cree que debe dialogarse/negociar con aquellos que han tratado de independizarse del resto del Estado. Marchena tiene que estar contento. Los que han ganado las elecciones son Iceta y Mendía. El PP desaparece en el País Vasco, y en Cataluña se queda con un diputado. EL PSC casi duplica sus votos y pasa de 7 a 12 escaños en Cataluña mientras el PP pasa de 462.000 a 200.000 votos.
  • Este es ya un país movido por las tripas, el populismo y los instintos más bajos del ser humano, tanto a izquierda como a derecha. No se puede analizar ningún tema ni criticar, porque te conviertes en fascista o en comunista. Por ejemplo, si criticas la ley contra la violencia de género es que justificas que se asesinen mujeres. Y así todo, qué pereza.
  • Hay que seguir subvencionando y premiando a los nacionalistas.
  • La ley electoral les sigue representando generosamente: PACMA ha obtenido 326.045 votos y cero escaños; Bildu ha obtenido 258.840 votos y 5 escaños. Lo de un ciudadano un voto es lisa y llanamente mentira. Hacer toda España circunscripción única y barrera electoral del 3% sería un primer paso para solucionarlo.
  • A la gente le da igual la corrupción, ya sea económica o política (PSOE, CiU, Podemos, C’s), excepto si es del PP. Por aclarar, le da igual que los puticlubs de Andalucía ondeen sus banderas a media astaque se fomente el transfuguismo, que se amañen primarias o que se predique una cosa y se practique la contraria. El fin justifica cualquier medio, y la ética era una asignatura que di en el instituto.
  • El dinero público no es de nadie, Carmen Calvo dixit (o pixit). Da igual que la deuda pública esté en el 100% del PIB (¿qué es la deuda pública, qué es el PIB?), da igual que la subida del salario mínimo haya producido más de 200.000 parados en el primer mes; es lo mismo que haya que reformar urgentemente el modelo de pensiones. Eso sí, más pronto que tarde, cuando notemos el rejonazo impositivo que nos van a clavar nos daremos cuenta de que el dinero público sí era de alguien…era el nuestro. Madrileños, podéis ir poniendo las barbas a remojar.
  • No encanta que nos mientan. Descaradamente.

Y termino hablando de cosas serias:

  • Resultados electorales: PSOE 123 – PP 66 – C’s 57 – Podemos 42 – Vox 24- Resto 38.
  • Pronósticos de mi porra: PSOE 110 – PP 80 – C’s 45Podemos 30 – Vox 60 – Resto 25.
  • Pronósticos de tu porra: PSOE 100 – PP 90 – C’s 30 – Podemos 80 – Vox 15Resto 35.

Raquel, tengo tres aciertos y tú dos (la apuesta era el que más se acerque al resultado sin pasarse), creo que me debes unas cañas (y con raciones).

porra electoral 2019

LA DEMOCRACIA ROBADA (II): FICHAJES Y TRÁNSFUGAS

La verdad es que Ángel Garrido me lo ha puesto a huevo, muchas gracias. Su “fichaje” por Ciudadanos parece que ha tenido el efecto de que muchos se hayan caído del caballo y perciban, por fin, que Ciudadanos fomenta y ampara el transfuguismo. Esta pieza ya la tenía seleccionada en esta serie de artículos sobre el magnífico libro de Gorriarán, pero la noticia me ha hecho adelantarlo. Porque por supuesto que es lícito abandonar el actual partido e irse a otro, pero hay tres cosas que se llaman ética, moral y formas. No todo vale, como en el amor y en la guerra. Sobre todo, porque si se es un sinvergüenza es muy probable que también se comporte uno como tal gobernando el país. Y eso yo para el mío no lo quiero, ni nadie con un mínimo de decencia.

Cuenta Carlos en su libro un episodio que resumiré brevemente: dos dirigentes del PSOE e IU del sur de Madrid propusieron en los albores de UPyD la transferencia de tres o cuatro mil afiliados (aportando las casas del pueblo y diarios gratuitos de su propiedad), pero reservándose ellos la elaboración de las listas electorales y la dirección de la política municipal en materia de urbanismo. Cuando Carlos Martínez Gorriarán y Juan Luis Fabo les contestaron que UPyD no avalaba semejantes cambalaches, que tendrían que dimitir de sus cargos y dejar sus respectivos partidos, solicitar la afiliación en UPyD y posteriormente ser elegidos en primarias, ellos “se marcharon meneando la cabeza con una frase lapidaria: no tenéis ni puta idea de cómo funciona esto”. Y en parte tenían razón, puesto que hemos comprobado dolorosamente que el electorado prefiere lo primero.

Tal y como comenta Carlos, es cierto que la propia Constitución fomenta el transfuguismo al establecer dos normas contradictorias (en realidad son tres): por un lado, prohíben el mandato imperativo; y por otra, las listas electorales (con la excepción del Senado, pero tampoco es que sirvan de mucho) son cerradas. Y yo añado de mi cosecha una tercera: al ser el escaño “propiedad” del diputado puede ocurrir lo que ha ocurrido con Garrido y luego veremos, que se vaya a Ciudadanos y no dimita de su puesto actual en el que supuestamente representa al PP, ya que fue elegido por ese partido.

El pacto antitransfuguismo se estableció en 1998 para evitar precisamente eso: que los tránsfugas alteraran la mayoría en las instituciones, imponiendo su voluntad sobre la de los electores. Su artículo segundo dice: “Los partidos políticos que suscriben este Acuerdo se comprometen a rechazar y a no admitir en su grupo político local a un concejal o a cualquier otro cargo representativo local integrado en la candidatura de otra formación, mientras mantenga el cargo conseguido en su candidatura original”. Ha sido sistemáticamente ignorado, de hecho ya no está ni en la web del Ministerio del Interior. Ciudadanos, fundado en 2006, nunca se quiso sumar a él mientras fomentaba el transfuguismo de otros partidos hacia el suyo…hasta que en 2017 tuvo sus propios tránfugas, que se fueron del partido y se quedaron con el acta.

Como ya he contado muchas veces aquí, Ciudadanos no empezó a crecer hasta que en 2013 firmó un acuerdo con partidos locales y regionales por los que los cargos públicos de estos partidos se integraban en Ciudadanos sin abandonar sus respectivos cargos. La estrategia se denominó Movimiento Ciudadano, y constituyó una pista de aterrizaje para tránsfugas. Ahora abominan de ese instrumento y hasta lo han borrado de su web, manifiesto incluido. Además de eso pusieron en marcha la denominada “operación pepino”, en relación con la intervención de Sosa Wagner en el Parlamento europeo, y también según su responsable de organización el instrumento que nos iban a meter por cierta parte del cuerpo.

Volvamos a Ángel Garrido: despechado por el hecho de que su partido no contara con él como candidato a la Asamblea de Madrid (después de haberse comido la guerra del taxi y el caso Cifuentes), decidió fingir una enfermedad para llamar y ofrecerse a su rival Ignacio Aguado, del que ha dicho cosas muy poco agradables en estos cuatro años. El mismo día que se publica en el BOE su nombramiento como candidato del PP a las elecciones europeas como número cuatro se hizo oficial su fichaje por Ciudadanos. El tweet de Rosa Díez lo resume muy bien:

Por cierto, para tuiteros despistados: Rosa dejó su escaño del PSOE en el Parlamento europeo antes de fundar UPyD, no se agarró a él como otros y se declaró “no adscrita”.

¿Cambiar el número cuatro en las europeas por el número 13 a la Asamblea de Madrid? Blanco y en botella, leche: será seguramente el senador propuesto por designación autonómica si Ciudadanos puede proponer uno. Un señor que había tenido una actuación muy destacable al final de su mandato queda como un verdadero sinvergüenza, y Ciudadanos también, pero a los segundos ya les conocíamos de antes. Juan Marín es un buen ejemplo, campeón de saltar de partido en partido (PP, entonces AP; Partido Andalucista; CIS y ahora C’s), que tranfugueó desde CIS a C’s (tampoco dejó su acta de concejal, como exige el pacto antitransfuguismo). Y no hablemos de sus primarias, donde el fraude parece la norma.

Volvemos a la “operación pepino”. Como ya he contado con detalle en mi blog, y Carlos cuenta en su libro, se trató de un plan de introducir submarinos en el partido (Maura, Sosa Wagner, Cantó, Lozano-ahora negra bien pagada) para ganar el poder desde dentro e integrarse, o bien crear un partido-puente. Por cierto, menudo ojo con la lista al Parlamento europeo de 2014, donde todos transfuguearon, menos Maite Pagaza. Y todo vendido en una operación insuperable de marketing, donde Rosa Díez era la “autoritaria” y UPyD iba en cerrada lucha con el PP como el partido más antipático para los españoles. El resultado final ya lo conocemos todos, el mismo que Podemos con IU. Alguno de IU todavía no se ha enterado que está en el vientre de la ballena, pero eso es otra historia.

Quiero terminar con un ejemplo repugnante de esta estrategia, donde Roma sí pagó traidores, el caso de Ignacio Prendes, por su parecido (pero mucho peor) al caso de Ángel Garrido. En 2015 este prenda era diputado de UPyD en el parlamento de Asturias, quedaban dos días para la presentación de las listas electorales y, como Garrido, Prendes no cogía el teléfono. Por auténtica carambola, descubrimos que una de sus siete (¡siete!) asesores era la representante legal de Ciudadanos en la Junta Electoral de Asturias. Su estrategia consistía en dar la espantada un par de días antes al cumplimiento del plazo de presentación de candidaturas para dejar a UPyD sin opción de presentarse a las elecciones. Pero hay más: el mismo equipo que pretendía marcharse firmó un contrato de alquiler de la sede de Avilés para que UPyD tuviera que hacer frente a los gastos, minimizando así su capacidad económica para la campaña. Y cito a mi amigo Antonio Cervero, testigo privilegiado: “Y por si esto ya fuera poco sangrante, da la “casualidad” que uno de los candidatos que sabían que se iba a quedar, Alfredo del Río, figuraba en los folletos publicitarios como Alfonso del Río. Es decir, una vomitiva estrategia no solo de huida, sino una auténtica marranada para minar al partido del que unos estaban cobrando y en el que otros tenían cargos orgánicos”. Todo lo cuenta con detalle Antonio  Cervero en su blog. Pues como premio a sus buenas obras, Ciudadanos le promovió como vocal en la mesa del Congreso de los Diputados.

En resumen, me alegro si a consecuencia del caso de Ángel Garrido algunas almas cándidas se han caído del caballo, como San Pablo camino de Damasco. Pero algunos conocíamos a la bicha desde hace bastante. Ya antes era un contenedor naranja de políticos sin principios, como lo ha tildado Teodoro García Egea. Como guinda del pastel, decir que por supuesto que Garrido no ha dimitido como diputado y se ha declarado “no adscrito”, o sea, tránsfuga convicto y confeso.

Como decía mi abuelo, tendré más o menos, pero siempre podré ir con la cabeza bien alta por la calle, y mirar a los ojos a todo el mundo. Pero la vergüenza es algo que sólo la conoce quien la tiene.