EL EXTRAÑO CASO DE ROMAN ZOZULYA


La noticia saltó a los titulares y nos dejó a todos con muchos interrogantes: un jugador cedido por el Betis al Rayo Vallecano fue acusado de ser nazi por el grupo ultra de este último equipo, y han presionado para que el jugador no se incorpore al equipo, haciendo al mismo tiempo propaganda en favor de las milicias prorrusas. Tuve curiosidad por el caso (la primera vez que un futbolista es acosado de tal forma que tiene miedo de jugar) y me puse a investigar. Desde luego, me llama la atención que haya ocurrido en este caso y no en otros, donde futbolistas acusados de pegar o maltratar a su pareja no han recibido ese acoso o rechazo.

La verdad es que algo de deberes llevaba hechos. Cuando leí esta noticia me quedé boquiabierto: un grupo de españoles resucitan las Brigadas Internacionales y van a Ucrania a combatir. Y no solo españoles: franceses, chechenos, suecos, italianos, alemanes, polacos también combaten en ambos bandos por motivos diversos.

El conflicto bilateral entre Rusia y Ucrania se ha extrapolado a un conflicto entre Rusia y Occidente. En Ucrania, antes del Euromaidán, el país ya estaba dividido al 50% entre prorrusos y pro occidentales. Evidentemente, el impeachment del presidente Yanukovich que llevó a cabo el parlamento de Ucrania en febrero de 2014 fue manifiestamente irregular. Asimismo, hay que decir que el acuerdo con la UE nunca se llegó a firmar, porque Yanukovich no cumplió con los requisitos de democracia y legalidad, que implicaba liberar presos políticos, como Yulia Timoshenko. Tras el Euromaidán, Rusia ha invadido y se ha anexionado Crimea y Sebastopol. Posteriormente, se produjo la declaración de independencia de Donetsk y Lugansk, iniciando el conflicto que se conoce como Guerra del este de Ucrania o guerra del Donbass.

¿Por qué entonces se percibe como fascistas al ejército y al Gobierno de Ucrania? ¿Qué tiene que ver con el fascismo una guerra territorial entre dos países, y por extensión, un conflicto geoestratégico global y europeo? Por un lado, Rusia ha tratado de conectar el coqueteo de los nacionalistas ucranianos en la Segunda Guerra Mundial con Hitler y la guerra de la URSS contra Alemania con la guerra contra Ucrania, tratando de hacer una reescritura de la Historia muy poco afortunada, y aprovechando los crímenes de los nacionalistas ucranianos durante el conflicto mundial 1939-1945 para hacer un salto triple mortal con tirabuzón, y decir que por lo tanto Alemania nazi=Ucrania de hoy. Aunque el intento de rehabilitación de la figura de Stepan Bandera en 2010 fue poco afortunada, y era contraria a los acuerdos con la UE, está muerto hace mucho. Y hoy en Ucrania los partidos neonazis o de extrema derecha están en franca minoría.

Como indica muy acertadamente este artículo de El País: “la desinformación de RT [Russia Today] ha defendido que la ideología neonazi está muy presente en Ucrania y especialmente entre los voluntarios que luchan en el frente contra las milicias prorrusas. Los partidos que representan la derecha más radical obtuvieron en torno a un 6% en las últimas elecciones ucranias [sin obtener un solo asiento en el parlamento], una cifra inferior a la que han cosechado otras formaciones de ideología similar en países miembros de la UE. “La propaganda rusa vinculó el Maidán con el auge de los neonazis, un mito que se ha desmontado en cada cita electoral”, asegura Borja Lasheras, director en Madrid del Centro Europeo de Relaciones Exteriores. “Estos grupos radicales tienen una visibilidad mayor que su representación política”, matiza”. El presidente del país, Petro Poroshenko, es un occidentalista liberal sin vínculos con partidos nacionalistas ucranianos. Y evidentemente puede haber grupos armados descontrolados, pero son la excepción y no la regla.

Que los partidarios de Putin se lo traguen lo puedo entender, pero que la izquierda lo haga me cuesta. Aunque al final se trata de personas que también llamarían fascista a la UE, a Ángela Merkel, al PP, al PSOE, a EEUU y a Occidente en general. Al final no es tan complicado. El problema con el término fascista (como el término terrorista) es que se usa tanto que al final ya no significa nada, y supone una ofensa para los que fueron víctimas del verdadero fascismo (o terrorismo). Pero realizar la técnica que Antonio Cervero denomina etiquetado es muy eficaz:

“Utilizar etiquetas negativas, por ejemplo contra un adversario, sin que exista realmente ningún dato real que la justifique es muy eficaz por el denominado efecto halo, que viene a decir que cuando asignamos una característica negativa a una persona, estamos más dispuestos a asignarle otras propiedades negativas añadidas.

Es el caso del archiconocido término “fascista” con que alguno se refiere hoy a cualquiera que no piense como él mismo, o el mucho más reciente término político “casta”. Porque si uno es un “fascista” o forma parte de la “casta”, cómo vamos a estar de acuerdo con lo que dice… nos convertiría en cercanos a ellos, así que lo mejor es rechazar todo lo que venga de esa fuente.”

Todo lo que ha hecho el futbolista es colaborar (con aportaciones económicas y cediendo su imagen) con el Ejército Popular, una fundación-milicia de voluntarios. Zozulya también fue condecorado por el Gobierno de Petro Poroshenko con una medalla. El delantero subastó su medalla de finalista de la Europa League y destinó la recaudación a cubrir las necesidades de los niños en las localidades situadas en el frente. Hace unas semanas, el canterano del Dinamo de Kiev donó un dron al Ejército. Se le acusa de aparecer en la página del Batallón Azov en un video en el que dice textualmente lo siguiente: “Soy Roman Zozulya, jugador del Dnipro y también voluntario. He ayudado mucho a nuestra armada para que logre la victoria”, dice en ruso. Y a continuación en ucraniano “Yo defiendo los requisitos de la nación, no la capitulación”. Este vídeo no sólo está en la cuenta de Youtube del batallón Azov, sino en muchísimas otras cuentas de Youtube.

En conclusión, no se ha demostrado que este jugador haya cometido ningún acto abominable, ni su vinculación con grupos nazis o paramilitares, como sí lo son el batallón Aidar o el Sector Derecho. Es un señor que apoya defender a su país de la invasión que está sufriendo, nos parezca mejor o peor. Y un deportista que sólo quiere poder trabajar.

Por otra parte, nadie habla de un problema más grave, que es el hecho de que los clubes de fútbol sigan tolerando y fomentando en muchos casos grupos de extrema izquierda o extrema derecha, como es el caso de los acosadores de este jugador, que se pueden dedicar impunemente a quemar coches, pegar o incluso matar a personas, provocar altercados, y no se les expulse del deporte, que es donde no deberían estar nunca.

PD: enlazo aquí la entrada respecto del mismo tema de mi amigo Cancerverus en su blog, muy acertada como siempre y complementaria a la mía, recomiendo encarecidamente su lectura: https://cancerverus.wordpress.com/2017/02/11/todo-el-mundo-es-nazi/

Anuncios
  1. 9 febrero, 2017 en 21:04

    Excelente entrada como siempre. Y eso que me has pisado el tema. He escrito y programado una entrada para que salga este sábado sobre el caso, pero ya lo dices tú todo XD

    • 10 febrero, 2017 en 13:46

      Vaya, ya lo siento, amigo, estaré pendiente de tu enfoque sobre el tema. Muchas gracias!

  2. Agitprop
    11 febrero, 2017 en 16:30

    He seguido esta historia a través de diversos medios y me parece indignante lo que está haciendo a este hombre. Qué frivolidad y desinformación jugando con la vida de una persona. Todo ello alimentado por algunos periodistas deportivos. Tu comentario, como siempre, muy ponderado y buen informado.

  1. 12 febrero, 2017 en 10:22

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: