Inicio > La otra crítica, todas las entradas > ‘LA OTRA CRÍTICA’: ‘MILES AHEAD’, UN ENSAYO (GENIAL) SOBRE EL CAOS Y EL GENIO

‘LA OTRA CRÍTICA’: ‘MILES AHEAD’, UN ENSAYO (GENIAL) SOBRE EL CAOS Y EL GENIO


Finales de los años 70. Miles Davis es el músico más importante de jazz del momento, y lleva cinco años sin grabar encerrado en su casa, alcohólico y drogadicto. Un periodista escocés trata de sonsacarle una entrevista entrando por la fuerza en su domicilio. El músico tiene una grabación que no quiere que su compañía discográfica utilice. El robo de la misma hará que los dos se lancen a una búsqueda frenética por las calles de Nueva York para recuperarla. Pulsen el botón de play mientras leen.

Miles_Ahead_UK_Quad-600x450

Hacer esta película constituye un reto muy complicado: un biopic sobre el Picasso del jazz, Miles Davis, uno de los músicos más importantes del siglo XX. Una personalidad dual, muy compleja, del que ya hablamos en esta entrada con motivo del rodaje de la película. Con estos elementos, sería muy fácil caer en el estereotipo de la estrella negra que mola o en la adoración o idealización de la leyenda. Sin embargo, Don Cheadle, tanto como intérprete como director, consigue el triple salto mortal de reflejar la dureza, la complejidad, el sufrimiento, la vileza en ocasiones, la vulnerabilidad en otras; en fin, todas las aristas del artista y los múltiples reflejos de ese caleidoscopio humano y musical que fue Miles Davis.

Cheadle toma como fondo la época de decadencia de Miles Davis de finales de los 70, en los que estuvo siete años (1974-1981) sin grabar, drogado y borracho, encerrado en su casa. Dave (Ewan McGregor), un reportero de la revista Rolling Stone quiere hacerle una entrevista, y a partir de ahí se ve envuelto en el caótico mundo del músico.

La película desde este momento hasta el final se convierte en un torbellino de imágenes, colores (rojo rubí de las joyas, negro del pelo afro, ropa chillona setentera), texturas, posiciones de cámara inverosímiles, enlace atrevido de unas escenas con otras del pasado que usan ruidos o colores como enganche de una escena y la siguiente…Todo con el telón de fondo de la música del trompetista. Una realización muy atrevida de la que sale vencedor el director. El momento más memorable es la pelea con su mujer Frances Taylor (Emayatzy Corinealdi): sin palabras, con la música como único sonido, y con imágenes a cámara lenta, es verdaderamente memorable. Y el collar rojo que le regala como símbolo de las heridas infligidas.

Frances, el verdadero amor de su vida, es una especie de fantasma que se le aparece en el momento más inesperado, como una musa que le inspiró sus mejores momentos artísticos y que ahora se venga de él debido al maltrato que le infligió cuando estaban casados (ella era bailarina de ballet profesional y la hizo renunciar a su profesión, como una especie de vampiro artístico), sumiéndole en el caos, el alcohol y la droga.

Cheadle borda la interpretación de Miles, posiblemente sea la mejor de su carrera. Sólo con un gesto o una bocanada de cigarrillo, una frase, una mirada, ya está comunicando miles de cosas.

Como director se centra en la persona y el artista, más que en el músico. Por la creación musical se pasa de puntillas. Es curioso, ya que ha tenido una de las trayectorias más largas de la historia del jazz (1945-1991), y ha creado prácticamente todos los estilos nuevos, y siempre en vanguardia.

En suma, una película que trata de capturar la emoción, el alma del artista, más que narrar hechos, y que alumbra los rincones más oscuros de la personalidad de uno de los músicos más importantes del siglo XX. Parece ser que su estreno en España será el 29 de julio. Muy recomendable.

Lo mejor: el reto era verdaderamente muy difícil por muchas razones, y el actor-director pasa el examen con matrícula de honor.

Lo peor: si se desconoce la historia de Miles Davis te pierdes cosas que se leen entre líneas. La historia del músico joven no tiene mucho sentido ni encaje en el guión.

Anuncios
  1. 17 julio, 2016 en 13:13

    Don JoseJazz
    Esta reseña suya de la película me ha apetecido tanto, que he ido a Amazon, y me la he encargado ( sale en DVD el día 19 ), porque yo ya no voy al cine en salas, pero sigo viendo lo que me apetece, en casa, eso sí, ¡Qué remedio !
    Le debo también el haberme comprado, para mi Kindle “Assisted”, la autobiografía de Stockton, que me encanta.
    ¡ Muchas Gracias pues !
    y un abrazo

  2. 17 julio, 2016 en 23:34

    Muchas gracias, ya me contará qué le ha parecido, seguro que le gusta y podemos intercambiar pareceres. Un abrazo, y el agradecido soy siempre yo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: