Inicio > para leer sólo mis entradas sobre música, todas las entradas > MILES AHEAD…PRÓXIMAMENTE MILES DAVIS

MILES AHEAD…PRÓXIMAMENTE MILES DAVIS


He leído estos días que uno de los más grandes músicos de la historia del jazz, y por extensión uno de los personajes más importantes de la cultura afroamericana, Miles Davis, va a tener una película sobre su vida, dirigida y protagonizada por Don Cheadle (que ya interpretó otro personaje afroamericano legendario, el jugador de baloncesto Earl Manigault en Rebound). Quisiera hablar un poco de él para los que no le conozcan.

Su autobiografía, aparte de muy entretenida, es un documento apasionante para comprender el jazz de los últimos 50 años. En ella, publicada en 1989, dos años antes de su muerte, Miles se desnuda ante el lector y habla sin tapujos de su vida personal, de su adicción a las drogas y el alcohol, de su relación con las mujeres, del racismo en el negocio de la música y, sobre todo, de su extraordinaria singladura musical.

Cómo podría explicar a alguien ajeno al jazz quién es Miles Davis, y por qué es uno de los músicos más importantes de la Historia: yo diría con Joachim Berendt que es el Picasso del jazz. Alguien que desde 1946 hasta su muerte en 1991 lideró la vanguardia del jazz: cada vez que surgía un nuevo estilo en el jazz ahí estaba Miles, creando o colaborando a su creación. La lista de músicos que él descubrió y que hizo famosos es interminable: Marcus Miller, Philly Joe Jones, Bill Evans,  Herbie Hancock, John Mc Laughlin, Chick Corea, Keith Jarrett, John Coltrane, Lee Konitz, Horace Silver, Wayne Shorter, Joe Zawinul, Robben Ford, Paul Chambers. Y podría seguir toda la página. Todos ellos estudiaron en la Universidad de Miles Davis.

Pero no pensemos en el típico divo que sólo quería un grupo de admiradores como acompañamiento. Quien asistía a su universidad musical tenía que atreverse a explorar tanto como él mismo. “Los que están aquí NO es para que se sientan a gusto tocando ésta música, NO quiero que disfruten mi música, quiero QUE PIENSEN mis composiciones… No me agrada la gente que se siente a gusto. ¡No soporto su compañía! Si no les rebota algo, no me aportan nada”. Cuando una vez Coltrane hizo un solo muy largo, Davis le pidió explicaciones, y éste le contestó: “Es que necesitaba ese tiempo para poder meterlo todo”, y a eso no tuvo nada que replicar Miles.

Miles es un caso paradigmático de la creación musical, porque siendo discípulo de Charlie Parker y Dizzy Gillespie cuando con 18 años forma parte del quinteto de Charlie Parker, intentando imitar a Dizzy y no consiguiéndolo (dada la impresionante técnica de éste último), lo que logra es descubrir su propia voz. Un timbre brillante, sin vibrato, un tanto triste, contrario a todo lo que hasta entonces se había hecho con una trompeta. Y siendo un discípulo infiel de los creadores del be-bop es como logra crear nuevos estilos como el cool jazz. Como no podía competir con la técnica y la complejidad de Dizzy, Miles hace bueno el menos es más, y comienza a desarrollar una forma de improvisar por escalas (la improvisación modal) que le libera de las ataduras de la armonía tradicional, y además utiliza el silencio como antes ningún otro músico lo ha hecho.

MILES_DAVIS_

Nunca tuvo miedo de las críticas ni de pisar senderos nunca hollados por sus compañeros. “El ayer está muerto” o “La vida debe vivirse hacia delante, pero solo puede entenderse hacia atrás” son dos frases clave que denotan su visión de la música. Fue muy criticado en numerosas ocasiones: cuando contrató a músicos blancos para su Orquesta Capitol o más adelante con sus quintetos de hard bop o jazz eléctrico; cuando desde 1969 con In a Silent Way abre una etapa denominada jazz eléctrico que en la opinión de muchos ya no era jazz. No tuvo ningún reparo a partir de entonces en utilizar acid jazz, soul o el funk. Como anteriormente tampoco lo tuvo al realizar el primer intento de fusión del jazz con el flamenco en 1960 con el disco Sketches of Spain, que incluye una versión del segundo movimiento del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo y la «Canción del fuego fatuo» («Will o’ the Wisp») del ballet El amor brujo de Manuel de Falla. Asimismo en los años 70 utilizó elementos de la música de otras culturas, como por ejemplo instrumentos indios como el sitar y la tabla.

Sketches of Spain

Su personalidad era muy compleja: hijo de un negro de buena posición, sin embargo no tardó en comprobar que las cosas no iban a ser fáciles para cualquier negro en la América  de los años 30 y 40. No aceptando un malentendido con un policía en el aeropuerto neoyorkino, éste le propinó una durísima y humillante paliza a Davis. A raíz de ese hecho se hizo aficionado a practicar boxeo.

Siendo muy tímido, muy pronto se vió en la tesitura de tener que tocar en público, y además su relación con Charlie Parker le llevó a convertirse en un yonki, lo que estuvo a punto de acabar con su vida y su carrera. Finalmente consiguió romper el hábito encerrado en una habitación por sí mismo.

Una persona que afirma que él toca para los negros, y los blancos no le importan, pero que ha llegado seguramente a un público blanco como quizá solamente lo hizo anteriormente Louis Armstrong. Que toca de espaldas al público, empieza 40 minutos tarde, o toca sólo 50 minutos, pero que organizó una fiesta digna de una estrella de Hollywood para su retorno a los escenarios en 1981. Una actitud fanfarrona y chulesca, derivada de una timidez no superada; del hecho de siendo un niño bien haber chocado con la dura realidad de la situación de los negros entonces; que insultó literalmente en una prueba a ciegas a músicos tan prestigiosos como Eric Dolphy, Charles Mingus o Cecil Taylor; que quiso llegar a la juventud negra en los años 70 tal y como habían hecho Sly Stone o James Brown; sus rabietas o caprichos infantiles con productores, músicos o periodistas.

Por cierto, nos quedaremos sin saber el resultado, pero tenía preparada la grabación de un disco con Jimmy Hendrix que no se pudo llevar a cabo al morir éste. Grupo que pensaba incluir a Paul Mc Cartney en el bajo y Tony Williams en la batería.

miles_davis__03____roll_magazine___2009___january_by_vagharshabadi

Miles ha sido una influencia importante en el rock, y como muestra dos botones.

Richard Wright, teclista del Pink Floyd, se aficionó a la música cuando escuchó Kind Of Blue de Davis y algunos acordes finales del álbum inspiraron a Rick en la interpretación de The Great Gig in the Sky, una de las canciones del disco The Dark Side of the Moon (1973). Casos similares como el de Wright pasaron por diversos músicos del rock de los ’60s y ’70s.

Sting inició su carrera en la música como músico de jazz, tocando el contrabajo en grupos como Phoenix Jazzmen. Y tuvo la oportunidad de conocer a su ídolo Miles Davis en unas circunstancias muy divertidas, que podéis leer aquí, y os lo recomiendo. Más adelante aprovechó para fichar a músicos que dejaron de tocar para Miles, entre otros los componentes que grabaron el mejor album de Sting en mi opinión, The dream of blue turtles: Omar Hakim, Darryl Jones, Brandford Marsalis y Kenny Kirkland.

Para aquellos que queráis profundizar en la obra de Miles, os dejo los dos programas de TV que nuestro querido Cifu le dedicó en Jazz entre amigos:

Programa 1

Programa 2

Y como ejemplo de lo variado de su trayectoria dejo un tema representativo de cada época, sin ánimo de ser exhaustivo y orientado para aquellos que no conozcan nada de Miles y quieran hacerse una idea aproximada:

No he pretendido ser exhaustivo, sino provocar la curiosidad de todos aquellos que no conocíais su figura, y para los que estén interesados en saber más, ahí dejo miguitas suficientes para seguir investigando y, sobre todo, escuchando. Espero que os haya parecido interesante al menos.

Para finalizar, os dejo un clip de avance de la película:

https://movies.yahoo.com/video/miles-ahead-clip-gone-153000608.html?format=embed

Anuncios
  1. 21 octubre, 2015 en 17:27

    No puede una perderse un sólo comentario suyo, Don Josejazz. Me gusta Miles Davis, y tengo discos de él , pero con esto me he quedado intrigadísima, y voy a buscar todo lo que encuentre.
    Muchas gracias

  2. Tonesku
    22 octubre, 2015 en 7:19

    Creo que Miles sí podía tocar tan rápido como Dizzy, y en alguna ocasión lo demuestra, simplemente ponía la técnica al servicio de la música.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: