Archivo

Archive for 28 octubre 2015

¿QUÉ LE QUEDA A UPyD?

28 octubre, 2015 3 comentarios

Ayer se publicó el Decreto de convocatoria de las elecciones generales del 20 de diciembre. Quizá sean una de las más importantes que afrontamos los españoles en nuestro brevísimo período de democracia.

Si la Historia de España fuera un día de 24 horas (pongamos por ejemplo como fecha desde 1512, con la anexión de Navarra), la democracia llegaría a nuestro país aproximadamente a las diez y diez de la noche. Eso para que nos hagamos una idea del poco tiempo que hemos vivido en democracia, comparativamente con países de nuestro entorno con los que creo que nos debemos comparar (Francia, Gran Bretaña, EEUU). Y eso se nota. Mucho.

El otro día, en el acto de presentación de candidatos, uno de ellos comentaba que en la plataforma Os Oigo le preguntaron “qué le queda a UPyD”. Me parece una pregunta muy pertinente, dada la situación actual. Todo el mundo les da por muertos, encontramos artículos funerarios elogiosos como este, y en España pasa como con la mafia: cuando empiezan a hablar bien de ti, piensa que te quieren asesinar, o que piensan que has fallecido.

UPyD, en mi opinión, nace sobre todo porque hay un vacío. Ninguno de los partidos existentes se preocupa de algunas cuestiones en ese momento no estaban en la agenda política y ahora sí: transparencia; regeneración democrática; reforma de la ley electoral; reforma de la estructura administrativa del Estado; devolución de competencias al Estado de sanidad, educación y justicia; laicidad del Estado. Todas ellas se encuentran en el manifiesto fundacional (2007) y han sido recogidas en cada uno de los programas electorales (esos que no se lee nadie).

En segundo lugar, además de los dichos hay que ir a los hechos. Sobre lo que UPyD ha hecho todos estos años, lo resume muy bien esta conversación extraída del blog de Alex Roa, cuando son los demás los que me explican qué es UPyD. Por encima de todo, lo más destacable es renunciar a cosas cuando se ha tenido la oportunidad de aprovecharse. Porque hablar, de momento, es gratis. Pero otra cosa es hacer cuando se tiene la oportunidad.

Por ejemplo: no estar en los consejos de administración de las cajas de ahorros cuando todos estaban; en los consejos de administración de las televisiones autonómicas; renunciar a los coches oficiales; renunciar a las dietas por ser diputado cunero; renunciar a sobresueldos; renunciar a más de la mitad de su sueldo los vocales vecinos del Ayuntamiento de Madrid para donarlo a servicios sociales municipales; y no tener un solo imputado por corrupción en 8 años. Además de presentar en el Congreso, Asamblea de Madrid y ayuntamientos proposiciones congruentes con su programa electoral para que con el apoyo de los partidos mayoritarios se pudieran sacar adelante. Así ha ocurrido por ejemplo con el préstamo de libros de texto, o la proposición no de ley para tomar medidas contra la pobreza infantil. Por supuesto que aquellas medidas para acabar con duplicidades, privilegios o el aforamiento han sido rechazadas.

Y ahora, respondiendo a la pregunta, ¿qué le queda a UPyD? Pues muchas cosas por hacer, y que si UPyD no obtiene representación en el Congreso de los Diputados, nadie más va a hacer:

  • Sigue siendo vergonzoso el sistema de puertas giratorias por el cual los políticos retirados se les busca acomodo en la empresa privada, ¿a cambio de qué? Nadie quiere acabar con eso, excepto UPyD.
  • El sistema educativo español sigue dando pasos hacia atrás, mientras el paro sigue en cifras descomunales. El programa de UPyD es el más sensato para reconvertir esa situación, aunque algunos hagan malos plagios de última hora.
  • Los políticos siguen teniendo prebendas (aforamientos, sobresueldos, jubilaciones privilegiadas, dietas ilícitas), y nombrando a los jueces que luego les van a juzgar (TSJ, TS y TC). Nadie va a presentar una iniciativa para que los sueldos estén regulados.
  • La corrupción sigue destapando casos en todos los partidos, y no pasa nada.
  • Tenemos en marcha un proceso secesionista, con una declaración institucional de independencia del Parlamento Catalán, por un lado. Por el otro, se ha acordado que el brazo político de la banda terrorista que ha producido más muertes en la Historia de España está presente en las instituciones, a cambio de que nos dejen de matar por el momento, pero sin entregar las armas ni colaborar a esclarecer los asesinatos sin resolver. Y por supuesto sin arrepentirse de nada, y sin condenar el terrorismo, incluso haciendo homenajes a los asesinos. Y no pasa nada.
  • Nadie va a blindar competencias del Estado central (educación, sanidad y justicia), cuya descentralización se ha revelado un desastre (derechos diferentes según el territorio en el que se vive; expedientes médicos dispersos; 17 sistemas educativos; bases de datos no compatibles; deficiencias en la atención de ciudadanos de otras comunidades).
  • Nadie va a luchar contra la corrupción desde las instituciones como UPyD lo ha hecho, y en los tribunales también. El resto sólo se dedica al “y tú más”, o dice una cosa y hace otra.
  • Nadie va a luchar por modificar la ley electoral para que los nacionalistas y el PPSOE no estén sobre representados. IU se comprometió a hacerlo en Andalucía en 2012 y no lo hizo, pese a estar en el Gobierno. Sin embargo UPyD recogió 45.000 firmas para poder presentar esa iniciativa, a pesar de no tener representación parlamentaria. Iniciativa que por supuesto fue rechazada.
  • Nadie va a defender el interés de los españoles, aunque perjudique sus intereses. La reforma de la ley electoral del País Vasco que propuso UPyD y que Ezquer Batua votó en contra (y no fue aprobada) hubiera dejado a UPyD fuera del parlamento Vasco. Sin embargo, fue Ezquer Batua quien se quedó sin representación, y UPyD consiguió un diputado.
  • Nadie va a luchar contra los privilegios de unas regiones frente a otras, el cupo vasco y navarro, y la creación de uno similar para la “singularidad catalana”. En ese enjuague están todos. Nadie va a querer un Estado federal de verdad, donde todos los ciudadanos tengan los mismos derechos y obligaciones, y sean de verdad iguales ante la Ley. Nadie más va a querer reformar la Constitución en ese sentido.
  • UPyD no debe nada a nadie: por lo tanto, no va a estar implicada en enjuagues como eso de crear “un Podemos de derechas”.
  • Nadie va a iniciar acciones judiciales contra la sedición en Cataluña, UPyD sí lo ha hecho, haciendo el trabajo de la Fiscalía General del Estado, presentando una querella ante el TSJ de Cataluña contra los firmantes de este documento. Albert Rivera ni siquiera ha abierto la boca hasta ahora. Rajoy lo ha hecho para decir que mientras él sea presidente la ley (que se ha incumplido cientos de veces) se va a cumplir. Patético. De los demás ni hablo, porque están en la supuesta cosa guay del “derecho a decidir”.

Nadie está libre de hipotecas, todos están hipotecados, excepto UPyD. Por eso nadie puede decir algo y obrar en consecuencia, y nadie lo ha hecho en el pasado. Como por ejemplo el compromiso de que los bancos devuelvan todo lo cobrado por ley debido a las cláusulas suelo de las hipotecas y las preferentes. Eso lo promete el único que ha denunciado a los bancos en los tribunales. Los demás tienen deudas que los bancos han condonado muchísimas veces. Y en esta lista no aparece UPyD. Además que es el único partido al que el Tribunal de Cuentas no ha encontrado nada ilegal ni erróneo. De hecho, es el único que ha puesto a disposición de dicho tribunal 44.000 euros que ha recibido en donaciones anónimas, y por lo tanto ilegales. Eso se produce por gente que de buena fe hace una donación sin indicar sus datos. No quiero ni imaginar la cantidad de dinero que tienen que haber ingresado otros partidos menos escrupulosos, y de las que jamás nos enteraremos.

Después de leer esto, os digo que no hay nada decidido. El día 20 de diciembre las urnas estarán vacías. Y todos nosotros, libremente, las llenaremos mediante nuestra elección voluntaria. Las encuestas no eligen a los diputados, los elige tu voto. Piénsalo. El voto útil es el que hace algo por mí y por mis ciudadanos. A UPyD le queda mucho trabajo, si los ciudadanos quieren.

POR QUÉ ME GUSTAN LOS EQUIPOS QUE ME GUSTAN

15 octubre, 2015 2 comentarios

Mi querido amigo Vicente Torres me preguntó el otro día por los simbolismos de mis preferencias deportivas, y pensé que sería bueno contestar por aquí, porque la ocasión lo merece.

En primer lugar decir que respecto del fútbol europeo ya he escrito aquí al respecto. Soy aficionado al Athletic de Bilbao desde mi más tierna infancia, y el porqué lo expliqué en esta entrada. No voy a repetir lo que ya dije, pero sí diré dos cosas: el día que el Athletic fiche extranjeros habrá perdido un aficionado; y me repugna cómo los nacionalistas vascos han intentado apropiarse del club, como de tantas otras cosas.

En segundo lugar, el baloncesto. Soy fan del Estudiantes, y lo explico. Cuando empecé a jugar con siete u ocho años, a los que jugábamos al baloncesto nos llamaban niñas y maricas. El deporte de hombres era el fútbol, por supuesto, y el recreo de cada día era 22 contra 22 (media clase contra la otra media), y el Madrid contra el Atlético. Mi madre conocía algunos jugadores del Real Madrid (Fernando Romay, Iturriaga, que era vecino de mi tío), y le regalaban posters del equipo. Y me gustaban mucho Delibasic (que medía dos metros y hacía filigranas con el balón) y Dalipagic (que era un tirador terrorífico). Y con esa simpatía me fui a ver al antiguo campo del Real Madrid en la extinta Ciudad Deportiva un Real Madrid-Estudiantes. Y eso cambió mi vida (baloncestística): cómo mola la Demencia, como mola David Russell, me encantan los cánticos, los disfraces de moros, el juego alegre, los mates y tapones de Russell, ese entrenador peculiar llamado Paco Garrido (“haced lo que queráis pero hacedlo bien”, les dijo en un tiempo muerto perdiendo de un punto, y ganaron el partido). Y cuando escarbé un poco me quedé fascinado.

Veo muchos paralelismos entre el Athletic y el Estu: promoción de la cantera, haciendo jugar a los de casa (de hecho el Estu es la cantera del Madrid, desde Fernando Martín a Alberto Herreros); cuando un jugador destaca, se lo lleva un grande a golpe de talonario; siendo pobres siempre o casi siempre están en la pomada; son los únicos equipos de sus respectivas ligas que nunca han jugado en Segunda División junto con el Real Madrid y el Barcelona; y suelen jugar en Europa (bueno, el Estu ahora lleva unos años bastante malos y que no juega en Europa, pero lo ha hecho a lo largo de décadas). Cuando eres un equipo mediano y ganas, la satisfacción es mucho mayor. Aparte, odio a los equipos que tienen el dinero por castigo. Yo impondría en el fútbol español (y europeo) por ley el sistema americano, con tope salarial incluido, que premia la buena gestión deportiva por encima del dinero. Los New York Knicks han sido durante varias temporadas el equipo que más dinero se ha gastado y ni siquiera se han clasificado para los playoffs. Y otra muestra: Oklahoma City Thunder fue el peor equipo de la NBA en 2009 y en 2011 jugó la final. Es como si el Rayo Vallecano o el Eibar perdieran el título en la última jornada con el Barsa o el Madrid este año. Estantería de ciencia ficción, al final del pasillo.

La cuadratura del círculo tuvo lugar las últimas temporadas, en que el Estu tuvo un entrenador de Bilbao, Txus Vidorreta, y fan del Athletic. Él piensa que el Estu es el Athletic del baloncesto. De hecho, uno de los himnos colegiales, con la melodía de la clásica Desde Santurce a Bilbao, reza: “Desde Aluche a Serrano vengo por todo el bordillo, la chilaba remangada luciendo los calzoncillos…”. Quizá la persona que ha sabido condensar la filosofía estudiantil y además narrarla de forma muy amena es Guille Ortiz, en libros como Ganar es de horteras, que recomiendo sinceramente, incluso a los no aficionados.

Del otro lado del Atlántico mi equipo favorito son los Utah Jazz, y la razón es un poco estúpida. Cuando empecé a ver partidos de la NBA en los años 80 todos éramos o de los Celtics o de los Lakers. Yo simpatizaba más por los Celtics: siempre he sido un tipo serio y formal, hasta para jugar al baloncesto, y eso de ver jugar a Larry Bird (un tipo que parecía el ganador de un concurso de beber cerveza en el bar de Moe, y con un físico que correspondía) me encantaba. Los fantasmas del Boston Garden, el parquet como el de mi casa, el campo sin aire acondicionado con jugadores a punto de desmayarse…Mi hermano, como es un cachondo, siempre fue de los Lakers (el showtime, baby).

Pues el caso es que descubrí que había un equipo que se llamaba Utah Jazz, y como yo estaba entonces en plena fiebre del jazz, y no lo conocía ni panete, pues me hice muy fan (aclaro que cuando su estrella era Adrian Dantley, es decir, antes de Karl Malone y John Stockton). Quién me iba a decir que escribiría muuuuchos años después para una página web de los Utah Jazz en castellano. Posteriormente descubrí un tipo que hacía cosas increíbles con el balón y que jugó allí unos años antes, Pistol Pete Maravich, y que con el Doctor J, Julius Erving, han sido mis únicos ídolos. También es un equipo mediano, que suele clasificarse para los playoffs, y nunca ha ganado la NBA (jugó dos finales con la mala suerte de tener como rivales a un tal Michael Jordan y un entrenador llamado Phil Jackson, el señor de los anillos).

El fútbol americano es capítulo aparte. Empecé a ver los partidos en un programa que había en Telemadrid los domingos por la mañana a principio de los años 80, se llamaba Supersports y lo presentaba Antonio Fernández Muro. Guillermo Gómez, ex jugador, hacía los comentarios. Y ahí me enamoré (igual que lo estaba Guillermo) de Randall Cunningham, y con él de los Philadelphia Eagles. También poco a poco empecé a apreciar el fútbol americano, que es un juego donde todo es estrategia, y donde el entrenador es más importante. Es el deporte de equipo por excelencia: puedes tener las mejores individualidades, pero si uno sólo falla, la jugada se va al garete. Me solía gustar el rugby cuando iba a la universidad, pero cuando entendí y conocí el fútbol americano, no hay comparación. Con todo el respeto, el rugby es más simple que el mecanismo de un chupete. La riqueza táctica del fútbol americano es infinitamente superior. Es como comparar el ajedrez con las damas.

Los Eagles también son un equipo mediano: suelen jugar los playoffs, pero sólo han ganado tres veces el título, en 1948, 1949 y 1960, y jugaron otras dos finales para perderlas, en 1980 y 2004. Tienen historias curiosas y épicas, como la de Vince Papale, un camarero de un bar que tenía 30 años cuando los Eagles convocaron una prueba libre para que cualquiera se pudiera unir al equipo, y que no había jugado en serio desde el instituto. Disney hizo una película sobre esta historia en 2006 (Invincible), protagonizada por Mark Whalberg, y que podéis ver entera aquí. Han tenido siempre, igual que el Estudiantes (David Russell, Rickie Winslow, Chandler Thompson), jugadores espectaculares que merece la pena ver jugar (Randall Cunningham, Michael Vick, Lesean McCoy, DeSean Jackson, Donovan MacNabb, Reggie White, Steve Van Buren). Su afición es muy conocida por ser de las más leales de la NFL, habiendo vendido todas las entradas para todos los partidos desde 1999.

Resumiendo, creo que todos mis equipos tienen en común: ser capaces de ganarles a cualquiera; no tener el dinero por castigo; y darme alegrías de vez en cuando. Además de tener una de las mejores aficiones en cada deporte. En el fondo creo que lo que me gusta es el equipo humilde que de vez en cuando toca el cielo…o se queda al borde de tocarlo.

Espero que te haya gustado, querido Vicente.

MILES AHEAD…PRÓXIMAMENTE MILES DAVIS

11 octubre, 2015 2 comentarios

He leído estos días que uno de los más grandes músicos de la historia del jazz, y por extensión uno de los personajes más importantes de la cultura afroamericana, Miles Davis, va a tener una película sobre su vida, dirigida y protagonizada por Don Cheadle (que ya interpretó otro personaje afroamericano legendario, el jugador de baloncesto Earl Manigault en Rebound). Quisiera hablar un poco de él para los que no le conozcan.

Su autobiografía, aparte de muy entretenida, es un documento apasionante para comprender el jazz de los últimos 50 años. En ella, publicada en 1989, dos años antes de su muerte, Miles se desnuda ante el lector y habla sin tapujos de su vida personal, de su adicción a las drogas y el alcohol, de su relación con las mujeres, del racismo en el negocio de la música y, sobre todo, de su extraordinaria singladura musical.

Cómo podría explicar a alguien ajeno al jazz quién es Miles Davis, y por qué es uno de los músicos más importantes de la Historia: yo diría con Joachim Berendt que es el Picasso del jazz. Alguien que desde 1946 hasta su muerte en 1991 lideró la vanguardia del jazz: cada vez que surgía un nuevo estilo en el jazz ahí estaba Miles, creando o colaborando a su creación. La lista de músicos que él descubrió y que hizo famosos es interminable: Marcus Miller, Philly Joe Jones, Bill Evans,  Herbie Hancock, John Mc Laughlin, Chick Corea, Keith Jarrett, John Coltrane, Lee Konitz, Horace Silver, Wayne Shorter, Joe Zawinul, Robben Ford, Paul Chambers. Y podría seguir toda la página. Todos ellos estudiaron en la Universidad de Miles Davis.

Pero no pensemos en el típico divo que sólo quería un grupo de admiradores como acompañamiento. Quien asistía a su universidad musical tenía que atreverse a explorar tanto como él mismo. “Los que están aquí NO es para que se sientan a gusto tocando ésta música, NO quiero que disfruten mi música, quiero QUE PIENSEN mis composiciones… No me agrada la gente que se siente a gusto. ¡No soporto su compañía! Si no les rebota algo, no me aportan nada”. Cuando una vez Coltrane hizo un solo muy largo, Davis le pidió explicaciones, y éste le contestó: “Es que necesitaba ese tiempo para poder meterlo todo”, y a eso no tuvo nada que replicar Miles.

Miles es un caso paradigmático de la creación musical, porque siendo discípulo de Charlie Parker y Dizzy Gillespie cuando con 18 años forma parte del quinteto de Charlie Parker, intentando imitar a Dizzy y no consiguiéndolo (dada la impresionante técnica de éste último), lo que logra es descubrir su propia voz. Un timbre brillante, sin vibrato, un tanto triste, contrario a todo lo que hasta entonces se había hecho con una trompeta. Y siendo un discípulo infiel de los creadores del be-bop es como logra crear nuevos estilos como el cool jazz. Como no podía competir con la técnica y la complejidad de Dizzy, Miles hace bueno el menos es más, y comienza a desarrollar una forma de improvisar por escalas (la improvisación modal) que le libera de las ataduras de la armonía tradicional, y además utiliza el silencio como antes ningún otro músico lo ha hecho.

MILES_DAVIS_

Nunca tuvo miedo de las críticas ni de pisar senderos nunca hollados por sus compañeros. “El ayer está muerto” o “La vida debe vivirse hacia delante, pero solo puede entenderse hacia atrás” son dos frases clave que denotan su visión de la música. Fue muy criticado en numerosas ocasiones: cuando contrató a músicos blancos para su Orquesta Capitol o más adelante con sus quintetos de hard bop o jazz eléctrico; cuando desde 1969 con In a Silent Way abre una etapa denominada jazz eléctrico que en la opinión de muchos ya no era jazz. No tuvo ningún reparo a partir de entonces en utilizar acid jazz, soul o el funk. Como anteriormente tampoco lo tuvo al realizar el primer intento de fusión del jazz con el flamenco en 1960 con el disco Sketches of Spain, que incluye una versión del segundo movimiento del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo y la «Canción del fuego fatuo» («Will o’ the Wisp») del ballet El amor brujo de Manuel de Falla. Asimismo en los años 70 utilizó elementos de la música de otras culturas, como por ejemplo instrumentos indios como el sitar y la tabla.

Sketches of Spain

Su personalidad era muy compleja: hijo de un negro de buena posición, sin embargo no tardó en comprobar que las cosas no iban a ser fáciles para cualquier negro en la América  de los años 30 y 40. No aceptando un malentendido con un policía en el aeropuerto neoyorkino, éste le propinó una durísima y humillante paliza a Davis. A raíz de ese hecho se hizo aficionado a practicar boxeo.

Siendo muy tímido, muy pronto se vió en la tesitura de tener que tocar en público, y además su relación con Charlie Parker le llevó a convertirse en un yonki, lo que estuvo a punto de acabar con su vida y su carrera. Finalmente consiguió romper el hábito encerrado en una habitación por sí mismo.

Una persona que afirma que él toca para los negros, y los blancos no le importan, pero que ha llegado seguramente a un público blanco como quizá solamente lo hizo anteriormente Louis Armstrong. Que toca de espaldas al público, empieza 40 minutos tarde, o toca sólo 50 minutos, pero que organizó una fiesta digna de una estrella de Hollywood para su retorno a los escenarios en 1981. Una actitud fanfarrona y chulesca, derivada de una timidez no superada; del hecho de siendo un niño bien haber chocado con la dura realidad de la situación de los negros entonces; que insultó literalmente en una prueba a ciegas a músicos tan prestigiosos como Eric Dolphy, Charles Mingus o Cecil Taylor; que quiso llegar a la juventud negra en los años 70 tal y como habían hecho Sly Stone o James Brown; sus rabietas o caprichos infantiles con productores, músicos o periodistas.

Por cierto, nos quedaremos sin saber el resultado, pero tenía preparada la grabación de un disco con Jimmy Hendrix que no se pudo llevar a cabo al morir éste. Grupo que pensaba incluir a Paul Mc Cartney en el bajo y Tony Williams en la batería.

miles_davis__03____roll_magazine___2009___january_by_vagharshabadi

Miles ha sido una influencia importante en el rock, y como muestra dos botones.

Richard Wright, teclista del Pink Floyd, se aficionó a la música cuando escuchó Kind Of Blue de Davis y algunos acordes finales del álbum inspiraron a Rick en la interpretación de The Great Gig in the Sky, una de las canciones del disco The Dark Side of the Moon (1973). Casos similares como el de Wright pasaron por diversos músicos del rock de los ’60s y ’70s.

Sting inició su carrera en la música como músico de jazz, tocando el contrabajo en grupos como Phoenix Jazzmen. Y tuvo la oportunidad de conocer a su ídolo Miles Davis en unas circunstancias muy divertidas, que podéis leer aquí, y os lo recomiendo. Más adelante aprovechó para fichar a músicos que dejaron de tocar para Miles, entre otros los componentes que grabaron el mejor album de Sting en mi opinión, The dream of blue turtles: Omar Hakim, Darryl Jones, Brandford Marsalis y Kenny Kirkland.

Para aquellos que queráis profundizar en la obra de Miles, os dejo los dos programas de TV que nuestro querido Cifu le dedicó en Jazz entre amigos:

Programa 1

Programa 2

Y como ejemplo de lo variado de su trayectoria dejo un tema representativo de cada época, sin ánimo de ser exhaustivo y orientado para aquellos que no conozcan nada de Miles y quieran hacerse una idea aproximada:

No he pretendido ser exhaustivo, sino provocar la curiosidad de todos aquellos que no conocíais su figura, y para los que estén interesados en saber más, ahí dejo miguitas suficientes para seguir investigando y, sobre todo, escuchando. Espero que os haya parecido interesante al menos.

Para finalizar, os dejo un clip de avance de la película:

https://movies.yahoo.com/video/miles-ahead-clip-gone-153000608.html?format=embed