EL GABACHAZO (PARA ARRIBA)


Hoy me he despertado por la mañana y lo primero que he pensado es si lo de anoche era un sueño o había ocurrido de verdad. Y sí, ocurrió de verdad, y lo vimos. España le gana a Francia en la prórroga en las semifinales del Europeo DE 2015 en su casa y ante 27.000 espectadores.

Hace un año escribí un artículo titulado El gabachazo y el último examen, en el que reflexionaba sobre el partido de cuartos de final que jugamos hace un año contra Francia en el mundial de España y que nos apartó de las medallas. En él comparaba ese partido con el de semifinales de los JJOO de Los Ángeles de 1984 en negativo. En éste nadie daba un duro por nosotros, y conseguimos vencer a una Yugoslavia inaccesible y jugar la final contra los EEUU de Jordan, Ewing, etc. En el partido del pasado año, con el mejor equipo de nuestra historia y todo el escenario propicio para por lo menos jugar la final, nos corrieron a gorrazos en nuestra propia casa.

Lo de anoche fue un gabachazo, pero para arriba, y me explico. En un trabajo anterior tenía un compañero que hablaba siempre del pelotazo. Que si esto o aquello va a ser un pelotazo, que si con esto vamos a dar un pelotazo…Y otro chico de forma muy graciosa dijo “pelotazo…¡pero pelotazo pa’ arriba, quillo!”.

En el gabachazo que sufrimos el año pasado indiqué una serie de razones en mi opinión que fueron la causa principal de la debacle: humildad y trabajo, planificación, falta de soluciones desde el banquillo, ausencia de baloncesto colectivo, instinto asesino. Desde el mismo punto de vista intentaré explicar qué pasó ayer.

El juego de la selección en este campeonato de Europa ha sido muy errático. Ningún partido hemos salido concentrados: muchas lagunas o despistes defensivos, malos tiros o buenos tiros que no entran, pérdidas de balón. Me ha dado la sensación como si los jugadores tuvieran la cabeza en otro sitio. Y ayer, en cuanto vi cómo salieron al campo, en los  dos primeros minutos ya tenía claro que esto iba a ser diferente. Y que aunque perdiéramos el partido, no nos quedaríamos con la sensación del año pasado.

Punto por punto anterior, esto pasó ayer:

  • Humildad y trabajo: está claro que ayer no éramos favoritos para nadie, como sí que lo fuimos el año pasado. Eso influye en rebajar el ego de los jugadores y dejar de pensar que las camisetas solas van a ganar el partido porque en ellas pone la palabra España. El equipo salió con el mono azul puesto, sabiendo cada uno lo que tenía que hacer. Algunos jugadores (no diré nombres) dejaron de tirarse mandarinas, se concentraron para no cometer errores, todos defendieron como si les fuera la vida, y sabían a quien darle el balón cuando el reloj quema (Gasol, 40 + 11 y 52 de valoración, y Sergio Rodríguez, 20 de valoración, pero mucho más importante de lo que dice la estadística).

Ayer con 11 puntos abajo en el tercer cuarto nadie se volvió loco, y mirado el reloj fuimos con humildad posesión por posesión, siempre pensado “hay tiempo”, sabiendo qué había que hacer cada vez. Jugadores no afortunados en ataque se han centrado en defensa y han sumado de forma muy importante (Llull, Claver).

  • Planificación: este año ha existido una mayor rotación de jugadores, según la trascendencia de los minutos. Hemos guardado lo mejor para el final.
  • Falta de soluciones desde el banquillo: nos puede caer mejor o peor, gustarnos o no como entrenador, pero este año por lo menos tenemos entrenador. Se han tomado decisiones desde el banquillo: sustituciones de jugadores, defensas alternativas, tiempos muertos…lo que el año pasado no tuvimos. Muy significativo el cambio de Mirotic en el último cuarto, cuando su obsesión enfermiza con los árbitros estuvo a punto de sacarnos del partido como equipo. Y no volver a ponerle cuando Felipe Reyes cometió la cuarta falta personal. Las soluciones pueden ser mejores o peores, pero por lo menos tenemos un tipo que reacciona, no un muñeco como el piloto de Aterriza como puedas.

La zona que mandó Scariolo fue decisiva para hacer que los tiros de Francia se alejaran de la zona, dentro empeoraran su porcentaje de acierto: 14-32 hizo Francia en tiros en la pintura. También ayudó a equilibrar el rebote, que en el descanso era todo para Francia.

  • Ausencia de baloncesto colectivo: en esto hemos ido mejorando a lo largo del campeonato. De partidos de ejército de Pancho Villa hemos ido ganando progresivamente en movimiento de balón en ataque y buenas ayudas en defensa. Como decía en el artículo del año pasado, “hay tres cosas que se pueden intentar hasta morir, con talento y sin talento, con acierto y sin él: defender a muerte; pasar y circular el balón, aunque a veces te lo comas; y rebotear con toda tu alma”. Y eso ayer lo hicimos. Aunque tuvimos la sensación de que nos cogían todos los rebotes de ataque del mundo, al final la estadística no miente: 44 rebotes para cada equipo, y el ofensivo nos lo ganaron sólo por cuatro, 16-12. 
  • Instinto asesino: el año pasado no tuvimos ni una gota de eso. Ayer tuvimos toneladas. Un equipo que salió con una misión, con la cara pintada de negro como un comando en territorio hostil, dispuestos a volar el fortín enemigo y vengar la afrenta del año pasado. Encabezados por un Pau Gasol que sabe que está al final de su carrera, y puede que esté ante la última oportunidad de su vida para ir a unos Juegos Olímpicos y ser campeón de Europa. Su cara refleja ese instinto mucho mejor que todas las palabras que podamos escribir.

Gasol

Y destaco por encima de todo la fortaleza mental de estar 11 puntos abajo y no dejarse caer,  no desesperarse, o ponernos nerviosos, sino calcular el tiempo que queda y seguir remando, posesión a posesión, corrigiendo, ajustando, sabiendo que podíamos llegar a la orilla. Y que entonces todo sería distinto. Esa es la actitud de un campeón. Como dijo Boris Diaw al final del partido, la cuestión no es si Batum falló tres tiros libres, sino que tenían que haber llegado a ese momento en una situación mucho más favorable. Sin punto de comparación con el tweet de Rudy Gobert, diciendo que es difícil ganar cuando alguien te toca y tú no le puedes tocar a él…Gobert, para ser grande es más importante saber perder que saber ganar. Sin más comentarios.

Aunque hay que decir que toda la fortaleza mental que tuvo España le faltó a Francia al final. Y ahí se notó la ausencia de Tony Parker, muy desacertado toda la noche (4/17 en tiros de campo y 1/4 en TL). Aun así, yo esperaba que al final cogiera el toro por los cuernos, o al menos lo intentara, pero no lo hizo.

En resumen, para mí dos cosas fundamentales: 1) actitud de los jugadores (defender a muerte, pasar el balón, rebotear, instinto asesino, pero con cabeza); 2) scouting y soluciones desde el banquillo: ahora estudiamos a los rivales, tratamos de anular sus ventajas y explotar sus debilidades, y cuando algo va mal se corrige. Hemos ido de menos a más y se ha notado cuando hacía falta.

El año pasado deseé suerte a Serbia. Hoy no hago lo mismo con España. Si salimos el domingo como hemos salido ayer, creo que no necesitaremos suerte. La suerte es para el que la busca y trabaja mucho para encontrarla. Y ayer hemos hecho mucho.

Sigamos soñando…

luna-canasta

Anuncios
  1. 20 septiembre, 2015 en 13:03

    Fantástico su comentario, Don JoseJazz. No vi el partido en directo, que me gusta demasiado el baloncesto, y lo paso demasiado mal. Ayer, gracias a un enlace que me recomendó Don Quicio en “La Argos” lo pude ver entero. Y lo disfruté ( gracias a que ya conocía el resultado, que en directo, me hubiera dado un pampurrio ) . A mí también me pareció importantísima la labor de ” El Chacho “Rodriguez. Ahora, después de este texto suyo, voy a intentar volver a ver el partido , que lo disfrutaré todavía más.
    Muchas Gracias.

  2. 21 septiembre, 2015 en 16:21

    Muchas gracias, doña Viejecita, me alegro mucho que le haya gustado el artículo. Lo cierto es que es un partido para guardar. Es difícil, pero hay que ser conscientes de que hemos sido testigos de un hecho histórico en el baloncesto español. ¡Qué bello es este deporte!

  3. 21 septiembre, 2015 en 18:27

    Pues sí. Voy a ver si lo consigo en You Tube, que en ese caso lo podría ver en la televisión, y con sonido HiFi…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: