Archive

Archive for 27 mayo 2015

LA OTRA CRÍTICA: ‘JIMI: ALL IS BY MY SIDE’, HENDRIX ÍNTIMO EN NIEBLA PÚRPURA

Jimi all is by my side

 

Biopic de del guitarrista de rock Jimmy Hendrix, que se centra en los años 1966 y 1967. Hendrix conoce a Linda Keith, entonces novia de Keith Richards, el guitarrista de los Rolling Stones. Ésta le presenta a Chas Chandler, el bajista del grupo The Animals, y desde ese momento comienza su carrera hacia el estrellato, su acercamiento al mundo de las drogas, las groupies y la vida musical en Londres. Entonces comienza a preparar la grabación de su primer disco, Are you Experienced?

Decir que vas a hacer una película sobre la vida de Jimi Hendrix sin poder utilizar una sola canción suya parece un intento suicida. Esto fue así porque el propietario de los derechos (Experience Hendrix LLC) dijo que no se los otorgaría si no tenían una participación completa en la producción de la película A pesar de ello, el escritor y productor John Ridley (productor ejecutivo y adaptación a la pantalla en ’12 años de esclavitud’) baila en la cuerda floja y consigue un producto muy recomendable en su segundo largo (el otro es ‘Sangre fría’, 1997). Tanto que es una pena que no se vaya a estrenar en España ni creemos que se distribuya en DVD.

Es cierto que jugamos con la ventaja del parecido físico de los dos actores protagonistas con sus personajes en la vida real: un André Benjamin que ha trabajado hasta la extenuación no sólo  el aspecto sino también la forma de hablar de Jimi Hendrix; y lo mismo podemos decir de Imogen Poots, que resulta una muy creíble Linda Keith. Asimismo, Andrew Buckley compone un consistente Chas Chandler.

La película huye de los clichés del biopic musical más típico (como es por ejemplo ‘Ray’ o ‘The Doors’), y nos lleva a los aspectos más personales del posiblemente mejor guitarrista del siglo XX.

Una persona tímida, introvertida, que odiaba su propia voz y pensaba que era el peor cantante del mundo; pero al mismo tiempo lleno de complejos, inocente en su relación con los demás, y que como muchos otros en su situación, no supo digerir bien la fama y la riqueza. Un genio natural que no era consciente de su propia genialidad ni de la reacción que suscitaba en las demás personas, no digamos en los músicos.

Los diálogos incluyen muchas frases reales de Hendrix en entrevistas con la prensa, insertadas en el propio guión, en medio de conversaciones de los personajes, y que si no se conoce su origen dan sensación de naturalidad.

La opción del director a la hora de abordar la tarea implica que la película carezca de un final convencional, y el film en muchos aspectos se parece a Hendrix: es un tanto desordenada, caótica, pero también sensible y con retazos de sentimientos y creatividad. Todo ello envuelto en el ambiente de niebla púrpura de finales de los años 60.

Lo mejor: un biopic distinto de todos los anteriores, nos entrega una visión muy personal de Hendrix como ser humano, más que como estrella de rock, subrayado por buenas interpretaciones de los dos protagonistas principales.

Lo peor: el propio enfoque original de la película la convierte en algo extraña y puede crear decepción por lo que se espera de ella. Echamos de menos algún personaje de la época que hubiera dado juego.