Archivo

Archive for 16 marzo 2015

Y SI AL FINAL TODO ESTO SE VA A LA MIERDA

16 marzo, 2015 6 comentarios

Recuerdo un día en el que estaba con mi amigo Jaime, hace unos años ya. Y tuvimos una conversación en la que decíamos hablando de UPyD cuántos años le das a esto. Y pensábamos que cinco años como mucho; que luego, como cualquier organización formada por personas, nos convertiríamos en algo parecido a los demás partidos. Ya no merecería la pena y nos iríamos a casa, contentos por haberlo intentado. Y podríamos decirle a nuestros hijos que un día intentamos cambiar la inercia cainita y miserable de este país.

Han pasado esos 5 años. Y mira por donde como profetas no tenemos futuro. En efecto, si lo que predicen las encuestas se confirma, puede que nos acabemos yendo a casa, como decíamos. Pero no por la razón que pensábamos.

No nos hemos convertido en un partido como los demás: al contrario, seguimos sin tener un solo corrupto, ni un solo imputado; hemos gastado nuestro dinero denunciando la corrupción en los tribunales. Seguimos proponiendo en las instituciones aquello que llevamos en las resoluciones políticas del II Congreso y en los respectivos programas electorales. Es decir, hacemos lo que decimos, no como los demás, que prometen una cosa y hacen la contraria al poco tiempo.

Tenemos nuestras cuentas publicadas y los sueldos de nuestros cargos públicos desde hace mucho tiempo. Hemos introducido en el vocabulario político palabras que antes había que buscar en el diccionario, porque nadie las usaba: transparencia, regeneración democrática, derecho a la información, reforma electoral.

Los ciudadanos pueden hacernos propuestas libremente: puedes hacernos una pregunta para llevarla al Congreso y hacérsela al Gobierno. Hay un día en el que puedes hablar con tu diputado o tu concejal sin cita previa, el UPyDía.

Frente a todo esto, tenemos los dos grandes cada vez menos grandes: Gurtel, ERES, Bárcenas, cursos de formación, áticos y tranvías, tarjetas Black. Y aparte de la corrupción, un sistema de organización del Estado caro, ineficaz, injusto y creador de redes clientelares que fomentan el voto cautivo, y que ninguno de los dos piensa cambiar. Una ley electoral que les favorece y que tampoco van a modificar.

Enfrente tenemos a los dos outsiders, aspirantes a colocarse en lugar de. Unos y otros han demostrado que lo que les importa es el poder. Todavía no gobiernan, pero ya han dado síntomas inequívocos, para todo el que no sea ciego y quiera ver más allá de los cantos de sirena de los medios de comunicación afines a cada cual, de que su única aspiración es colocarse en el lugar del grande de su cuerda.

Uno con una financiación más que sospechosamente ilegal, proveniente de un país extranjero, cuyos principales líderes han cometido fraudes de mayor o menor calibre, a saber: contratar de forma ilegal según su estatus de profesor titular, crear una empresa para contabilizar facturas de tres años antes, que no sabemos en concepto de qué corresponden, aparte de defraudar a Hacienda y tener que hacer una declaración complementaria para evitar los intereses de demora. Otro de ellos cobrando una beca suculenta sin dar palo al agua por ello e incumpliendo su contrato con la connivencia de su rector. Donar parte del sueldo por considerarlo excesivo está muy bien, los vocales vecinos de UPyD lo hacen (estando algunos en el paro), pero donar tu sueldo a tu propia productora, eso muy elegante no es que parezca…Por no hablar de dedicar el dinero que el Parlamento Europeo les proporciona para pagar asistentes locales a abrir sedes del partido por toda España. A ver cómo le van a echar en cara a UGT que haya pagado carteles y material del sindicato con el dinero de las tarjetas black…Y eso sin entrar en el programa mutante, que va cambiando con el paso de los días, y que según el sitio donde hable contiene cosas distintas.

Pese a todo esto se están merendando al que fue el tercer partido, porque en la tele dan muy bien, y por eso tan español de acudir en auxilio del vencedor.

El otro era un partido con más años que el mío. No sacaba votos fuera de Cataluña, pero dentro mantenía su presencia dignamente. Cometieron algunos errores, como ir con un partido de extrema derecha a las Elecciones Europeas de 2009. Pero después conocieron a su gurú. Y este les dio la fórmula mágica para crecer: fagocitar partidos “independientes”. El resultado: como muestra un botón, Andalucía. Lógicamente los casos de corrupción empezaron a aflorar, ellos se defienden diciendo que no son miembros de su partido. O sea, lo son a la hora de contar cargos públicos o de ir en sus listas electorales, pero cuando les imputan o les meten en la cárcel son “independientes”. Y al que es miembro le recolocan de asesor en Europa. Pero eso sí, venden su mercancía envuelta en papel couché. Y decir esto la gente no lo ve bien, a ver si les dejáis en paz, que no hacéis más que meteros con ellos, seguro que por envidia de lo guapo que es su líder, y lo bien que le va en las encuestas.

Pues sí, hemos cometido errores, especialmente desde las elecciones europeas. Y nunca hemos conseguido que nuestro mensaje llegue en profundidad a la gente. Pero si todas las comparaciones son odiosas, esta no aguanta ni cinco minutos.

Me decía un chico que conocí el otro día y con el que comenté todo esto con unas cervezas de por medio que si no me sentía frustrado. Pues sí que me siento frustrado.

Y si al final todo esto se va a la mierda, pues nos iremos a casa. Como hablaba con mi amigo Dani el otro día, nos dedicaremos a lo nuestro, a cuidar de nosotros y de nuestros seres queridos, y que del país se preocupe otro. Más tristes, pero más sabios. Por suerte me he podido ganar la vida muy bien hasta ahora, y no debo dinero ni favores a nadie.

Eso sí, no estamos derrotados, y pese a las amenazas chulescas de un ministro de este Gobierno (“os aplastaremos como a una nuez”) que ya se están cumpliendo, lucharemos hasta el final. Y la última palabra, por suerte, la sigues teniendo tú que has llegado hasta aquí.

Malcolm X dijo esto en su famoso discurso “El voto o la bala”: “Este es el año en que todos los políticos blancos volverán a meterse en la llamada comunidad de la gente de color para engañarnos y sacarnos unos cuantos votos. El año en que todos los bribones políticos blancos volverán a meterse en la llamada comunidad de gente de color con sus falsas promesas, alimentando nuestras esperanzas para luego defraudarlas con sus trucos y sus traiciones, con promesas falsas que no tienen intención de cumplir”.

La decisión es nuestra. Y también la responsabilidad. ¿Estamos preparados?

Anuncios

ERES EL TIPO QUE CONOZCO QUE HA TRABAJADO EN MÁS COSAS

4 marzo, 2015 2 comentarios

Reconozco que la frase suena un poco pretenciosa dicha así…

El otro día estaba comiendo con mis compañeros de trabajo, y la verdad es que a veces hago comentarios al respecto de sitios donde he estado o de cosas que he hecho: pues estuve en ese pueblo una vez trabajando y me pasó no sé qué, o cuando trabajaba de tal estaba bien pagado y era muy divertido. Uno lo cuenta como ejemplo, no por fardar de nada. Pero el caso es que Natalia me dijo algo así como “eres la persona que conozco que ha trabajado en más cosas”.

Y esto me dio la idea de contar un día en el blog las múltiples profesiones que he tenido, por suerte o por desgracia. Y como a la gente le ha hecho gracia la idea, pues allá va…

Con quince años en verano iba a trabajar con mi padre, que era cajero en una oficina bancaria. Sé que esto no cuenta, pero me tenían pasando asientos contables, y además me hacían ir al bar a por botellines y tapas. También me puse a dar clases particulares a otros niños, como hemos hecho todos. A los 20 años empecé de camarero sustituyendo a mi profesor de guitarra en un restaurante. A los dos meses me hicieron recepcionista del restaurante, que es un trabajo curioso, porque tienes que hacer los menús, llevar todos los pedidos y facturarlos, pesar los kilos de comida para calcular los que van por cuenta del proveedor y del cliente…

De ahí pasé a profesor de baloncesto en un colegio de monjas, mientras hacía el último año de Derecho y empezaba la prestación social en Cruz Roja. Esto último tampoco cuenta, pero hice curriculum: hicimos la primera base de datos de ONGs que hubo en España, fui miembro de la campaña Democracia es igualdad, impartiendo charlas en colegios y seminarios, fui ponente en la Semana Internacional de los Derechos Humanos, hice un módulo de responsabilidad civil y penal de los voluntarios (antes de que hubiera ley del voluntariado) e impartí formación institucional en Cruz Roja.

En el Colegio teníamos contrato de septiembre a mayo, y luego había que buscarse la vida. En esos trabajos de verano fui socorrista y disc jockey en un garito en los bajos de Argüelles. Puedo afirmar sin duda que se liga más con el segundo que con el primero.

Aparte de baloncesto, di clases en el colegio de filosofía, guitarra, informática, matemáticas, iniciación a los deportes de equipo (pre deporte le llamaban) y cuidé recreos y estudios, aparte de ser entrenador de equipos federados de baloncesto y director técnico.

En esos trabajos veraniegos además trabajé de camarero en una terraza hice plancha, barra y mesas. También en un bar en un pueblo de Madrid. Estuve dos meses en un gabinete de prensa que hacía periódicos personalizados para empresas, del grupo de La Voz de Galicia.

Como abogado tuve dos intentos: uno como autónomo que no fue muy lejos; y otro por cuenta ajena, que fue un poco más lejos. Entre medias preparé tres oposiciones y saqué la última sin plaza. Aprendí mucho, pero terminé cambiando de profesión.

Entre ambos intentos conocí el maravilloso mundo de las agencias de modelos: los feos también pueden trabajar ahí. Un amigo me llamó para un casting para una serie de televisión en el que buscaban a un motero con moto tipo Harley y ropa al uso. Hicimos el casting con la moto incluida y fui seleccionado, a 500 euros diarios más catering, para hacer de doble del actor Pepín Tre en escenas con la moto y peleas en la serie El botones Sacarino, de RTVE. Antes hice también un papel sin voz en otra serie, Aladina, lo que me permitió echarme unas risas con Paz Padilla, que es muy maja. Mi último trabajo de este tipo, a solo 50 euros por dos horas (ay la crisis…), fue pasear con la moto a ejecutivos de la empresa L’Oreal por Madrid después de una cena. También hice un papel en un corto de un amigo mío dramaturgo y guionista.

Compatibilizando con el colegio di clases particulares de inglés, guitarra, y varias asignaturas (lengua, matemáticas, literatura, filosofía). Estuve a punto de dar un giro a mi vida cuando me matriculé en Magisterio en la especialidad de educación musical, pero justo al iniciar el curso escolar me ofrecieron en el colegio donde trabajaba el puesto de responsable de aula multimedia y coordinador de actividades extraescolares, y abandoné la posibilidad de estudiar Magisterio (o educación primaria, como creo que se le denomina ahora). El puto dinero…

Perdí el trabajo de abogado en el despacho y estuve de comercial de una empresa de software para asesorías. Ser comercial no es lo mío, y le di un giro a mi vida laboral: empecé a trabajar en el departamento de internet de Vodafone (Airtel entonces) como teleoperador de soporte técnico, y me puse a estudiar un FP de informática por las mañanas. Pasé a ser coordinador de formación en dos años, dando cursos sobre informática y telecomunicaciones. Luego me fui de consultor al Colegio de Registradores, donde estuve dos años, y más tarde trabajé en un Registro de la Propiedad en Madrid durante seis años. Posteriormente me fui a trabajar como consultor para el Consejo General del Notariado. Y ahora estoy en mi actual ocupación, que ya sabéis cual es.

En la Universidad empecé a escribir en revistas y fancines. Siempre me ha gustado mucho escribir, desde que era muy pequeño. Y aparte de este blog que mantengo desde 2005, he tenido mi ocasión de hacer algún pinito, como cuando Santiago González me publicó este artículo que apareció en la web del diario El Mundo a través de su blog. Actualmente colaboro con la revista de cine nochedecine.com, donde figuro como firma invitada haciendo crítica de películas. También estuve escribiendo artículos para la página web de los Utah Jazz en España hasta que cesó su actividad.

Creo que si me tocara la lotería me dedicaría a escribir. Tengo pendiente un sueño, escribir una tesis sobre el nacionalismo negro norteamericano.

Por cierto, aprovecho para agradeceros vuestras visitas a todos los que leéis mi blog, el año pasado tuve más de 16.000 visitas de 79 países distintos.

No puedo irme sin mencionar la música. Aparte de impartir clases, desde 1992 he estado tocando la guitarra en varios grupos: pop, rock alternativo, jazz, grunge, metal…Realmente me ha costado dinero más que ganarlo, pero me he podido dar el gusto de tocar en sitios míticos como la sala Clamores o de colgar el cartel de no hay billetes y vender 313 entradas en un concierto.

Siempre he tenido en la cabeza la intención de trabajar en lo que me gusta, y si no es posible, de comprar tiempo con dinero, para poder hacer las cosas que me gustan de verdad fuera del trabajo. Pero últimamente por circunstancias estoy haciendo el camino inverso. Y me he dado cuenta. Veremos. Hasta ahora, no he sido capaz de encontrar mi lugar en el mundo, como el personaje de la película de Adolfo Aristarain.

Espero que te haya gustado, Natalia. Y gracias por la idea, como ejercicio de reflexión me ha venido muy bien.