MALCOLM X: EL HOMBRE Y SU TIEMPO


Hoy es 21 de febrero de 2015. Hace exactamente 50 años fue asesinado uno de los hombres más inspiradores del siglo XX. Una persona que se construyó a si misma, desde el barro hasta las mayores alturas políticas e intelectuales. Un hombre que por encima de todo hizo honor a una frase que pronunció en cierta ocasión: “Quiero la verdad, la diga quien la diga, y no me importa quién esté a favor o en contra”. En ella se resume un ideal de vida para aquellas personas que tratamos, sin prejuicios, de llegar a la verdad, la justicia y las ideas. Su autobiografía es uno de los grandes documentos humanos de nuestro tiempo.

Malcolm-x

Malcolm Little fue hijo de un predicador partidario de las ideas de Marcus Garvey, y que fue asesinado precisamente por difundir esas ideas. La primera mitad de su vida fue proxeneta, traficante de drogas, corredor de apuestas…Tras pasar por la cárcel, en ella aprende a escribir y a leer, se convierte a la religión del Islam de los musulmanes negros, se transforma en una persona culta, con don de gentes y descubre poseer una oratoria espectacular. Como dijo en una conferencia en la Universidad de Harvard, de no haber sido por su conversión al Islam, podría haber sido el asesino de cualquiera de los estudiantes que asistían a su charla. Ahí es donde sustituye su apellido Little por la X que representa su apellido de esclavo que nunca llegó a conocer. El Islam de Elijah Muhammad da sentido a su vida, deja las drogas y el alcohol, se casa y tiene hijos.

Pero poco a poco comienza a descubrir que la fe inquebrantable que tenía en Elijah Muhammad comienza a resquebrajarse. Mientras predica una estricta moral, Malcolm descubre que su líder se dedica a seducir a sus secretarias y dejarlas embarazadas. Otros ministros del Islam viven a todo tren gracias a los ingresos de la Nación del Islam, mientras que él y su familia viven muy austeramente y casi sin ingresos. Descubre cómo la envidia a su alrededor hace que le silencien en el periódico que él mismo había fundado, Amsterdam News.

Finalmente rompe con la Nación del Islam y se convierte al Islam sunnita. Su evolución ideológica fue espectacular. De decir que todos los blancos son el diablo y abogar por la separación completa de las razas blanca y negra, tras su peregrinación a La Meca, pasó a querer trabajar con blancos que apoyaran sus ideas. Del odio a los blancos y de la frase “by any means necessary” pasa a colaborar con el movimiento de los derechos civiles y abogar por los derechos humanos. Comienza a viajar por todo el mundo y a tratar con líderes mundiales, intentando unir las tras variables que constituían la base de sus ideas: la negritud, el Islam y el Tercer Mundo.

Dos días antes de morir dijo lo siguiente: “Escuchar a líderes como Nasser, Ben Bella y Nkrumah han hecho darme cuenta de los peligros del racismo. Me di cuenta que el racismo no es sólo un problema de blancos y negros. Existen baños de sangre en todas las naciones de la tierra en un momento u otro.
Hermano, ¿recuerdas el momento en el que una chica universitaria blanca entró en el restaurante con el propósito de ayudar a reunir a los musulmanes negros y a los blancos, y yo le dije que no había ninguna remota posibilidad y se fue llorando? Bien, he vivido para lamentar aquel incidente. En muchas partes del continente africano vi a estudiantes blancos ayudar a la gente negra. Algo como esto mata un montón de argumentos. Hice muchas cosas como musulmán negro de las que ahora me lamento. Yo era un zombi por entonces, como todos los musulmanes negros. Estaba hipnotizado. Bueno, supongo que un hombre tiene derecho a hacer el ridículo si está dispuesto a pagar el coste. Esto me costó 12 años.
Esa fue una mala escena, hermano. La enfermedad y la locura de aquellos días… me alegro de estar libre de ellos”.

Quizá su carisma, su atractivo personal, y el viraje espectacular de sus ideas y la posibilidad de que ellas pudieran llegar a un amplio espectro de personas en EEUU fue la causa última de su muerte. Aunque en un principio los musulmanes negros parecen los más probables autores del asesinato, y que el propio Malcolm X dijo que “los musulmanes negros iban a por él”, John Alí, secretario nacional de la Nación del Islam, y una de las personas que más hicieron por apartar a Malcolm X de la Nación del Islam, fue identificado en los años 70 como un agente encubierto del FBI. Y en la noche anterior al asesinato se reunió con Talmadge Hayer, uno de los asesinos condenados por el crimen. Que por cierto cumplió 44 años de cárcel y fue liberado en 2010. Varios libros han tratado el tema de su asesinato, como el de Manning Marable, que afirma que el verdadero asesino está libre y nunca fue acusado, o John Henrik Clarke, que escribió uno de los libros más completos, Malcolm X: the man and his times.

Un mes antes de su muerte le preguntaron: “¿Ya no cree en un Estado negro?” Y contestó: “No, creo en una sociedad donde la gente pueda vivir como seres humanos sobre la base de la igualdad”.

Tal y como dice el escritor Theodore Draper en su libro El nacionalismo negro en los Estados Unidos, “quienes juran su nombre en vano, para ofrecer sus  propias recetas revolucionarias favoritas, no hacen honor a su memoria. Dejó su propio e inmejorable epitafio: ‘Toda mi vida ha sido una cronología…de cambios’.

 

Anuncios
  1. Rafael Eguiguren
    5 marzo, 2015 en 9:12

    Gracias por la importante labor de presentar a Malcom X a todos aquellos que no han tenido la oportunidad de saber de él, sobre todo los más jóvenes. Siento ademas un gran respeto por tu parte cuando veo que no cedes a la tentación de sectarismos de uno u otro lado, y dejas al lector que siga él mismo ahondando si le apetece. Enhorabuena.

  2. 9 marzo, 2015 en 11:06

    Muchas gracias a ti por tu comentario. Malcolm X en mi opinión tiene algo que le distingue de la inmensa mayoría de los líderes políticos de la Historia, y es que siempre buscó la verdad por encima de prejuicios y de ideologías. En eso reside el verdadero valor de la figura de Malcolm X.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: