LA LIBERTAD COMO ARMA (I)


Ha ocurrido otra vez. Terroristas islámicos matan a 12 personas usando como pretexto las caricaturas de una revista francesa.

Quisiera hacer varias reflexiones: la primera es llamar a las cosas por su nombre. Estoy cansado de escuchar “es que las religiones no son sanas” o “no hay religión buena”, “las religiones han asesinado a lo largo de la Historia”. Pues mire usted: desde mi agnosticismo militante afirmo que los únicos que desde hace mucho tiempo matan en nombre de Dios son musulmanes. Punto. Los que mataron ayer fueron terroristas islámicos. Ni budistas, ni católicos, ni judíos. Y si los números sirven de algo, los campeones en cuanto a muertos hasta hoy son dos ideologías que no tienen a ningún Dios entre sus filas, como el nazismo y el comunismo.

Está claro que no todos los musulmanes son terroristas y que muchos musulmanes están muriendo luchando contra ISIS.

Tanto Al Qaeda como ISIS pretenden lisa y llanamente nuestro exterminio. Acabar con la libertad para imponer su régimen de terror. Como dice muy bien mi amigo Juan De Ávila, eso de que todas las ideas son respetables no es cierto. Cito textualmente de su muro de Facebook:

“Un tópico muy dañino dice que todas las ideas son respetables. Lo cierto es que no. La idea de que se puede pegar un tiro en la nuca o degollar a quien dice o representa algo que no nos gusta es repugnante. Paradójicamente, quienes creen que sus ideas son sagradas y que se puede asesinar a quien las ofende creen también que quienes no son respetables son las personas. De hecho, las consideran prescindibles. Pues bien, las libertades de expresión y prensa se fundan sobre la premisa democrática de que son las personas, cada una de ellas, las que merecen protección, derechos y respeto a su integridad física y moral. En cambio, las ideas, por elevadas que las consideremos, pueden -e incluso deben- ser sometidas a discusión. A las palabras se le contesta con palabras, a las viñetas, con viñetas. Por supuesto, la democracia contempla límites (sólo la teocracia y el totalitarismo viven entre absolutos) como la apología del terrorismo o el genocidio. No porque nos ofendan, sino por las terribles consecuencias que la banalización del terror puede tener sobre la democracia y la vida de las gentes”.

Y aquí tropezamos con una dificultad que yo veo insalvable: el Islam no es democrático. En Occidente hace siglos que separamos Iglesia y Estado, mientras que en la inmensa mayoría de los países musulmanes rige la Sharia con menor o mayor intensidad. Esta noticia de un joven mauritano condenado a ser fusilado por apostasía es del 2 de enero de 2015. Han leído bien. Niñas lapidadas en Irán o ahorcadas con 9 años. O las prohibiciones vigentes en la ley de Arabia Saudita de reunirse hombres y mujeres que no sean familia en el espacio público, prohibir los cines, o vetar cualquier culto religioso diferente del Islam. Y estos ejemplos no son de terroristas radicales, son Estados internacionalmente reconocidos.

En resumen, la Ilustración no ha pasado por allí. Yo creo sinceramente que hay concepciones del mundo mejores y peores, y la nuestra es la menos mala de todas. O dicho de otra forma, la libertad que hemos conseguido, el bienestar y el respeto a los Derechos Humanos del tan denostado Occidente por algunos (que sin embargo siguen pontificando contra él cómodamente instalados en este lado de la valla) es algo que yo voy a defender contra aquellos que la quieren destruir. Para la segunda parte del artículo me dejo las reacciones en Occidente al atentado.

Los principales ideólogos del radicalismo islámico ya han dicho por activa y por pasiva que van a aprovechar las debilidades de nuestra democracia y nuestro sistema de libertades para destruirla. Occidente es débil e inmoral y vamos a destruirlo aprovechando sus contradicciones (¿a que a alguno le suena este discurso de otra cosa?). Quieren utilizar nuestra libertad, la misma de la que ellos disfrutan viviendo aquí, como un arma contra nosotros.

Frente a esto creo que tenemos que sacudirnos los complejos políticamente correctos y decir las cosas claritas. ¿Qué usted viene a vivir aquí? Perfecto, mientras cumpla la ley del país y los Derechos Humanos. Y si se siente ofendido por algo, se va a los tribunales de justicia, que para eso están. Por supuesto, que todos los ejemplos anteriores no pueden tener cabida en nuestro país. Y control sobre todas las formas de reclutamiento de terroristas. Facilidades, ni una.

2 3 1347993331310

Anuncios
  1. 21 enero, 2015 en 13:57

    1. “Los únicos que desde hace mucho tiempo matan en nombre de Dios son musulmanes”

    Sectas católicas y de otras religiones también asesinan diariamente en nombre de Dios (la secta Iglesia del Dios Todopoderoso no hace ni 1 mes que asesinó en China por ser “el demonio”) Hay infinidad de sectas y ramas religiosas que justifican sus asesinatos en “Dios”, y con una simple consulta en cualquier registro oficial verá que ni por asomo las musulmanas son mayoría (otra cosa es la publicidad o cantidad de víctimas debido al contexto en el que se sitúan, como estados fallidos o nivel de armamento).

    2. “En la inmensa mayoría de los países musulmanes rige la Sharia”

    De los actuales 52 estados de mayoría musulmana, no sólo la mayoría tiene una separación firme mezquita-estado, sino que las disposiciones legislativas derivadas de sus respectivas cartas magnas relevan la sharia a un exclusivo ámbito privado (Marruecos o Turquía no tienen nada que ver con Irán o Arabia Saudita).

    3. “El Islam no es democrático”

    Ninguna religión es democrática (salvo, tal vez, el sijismo). Democráticos deben ser los estados; los credos pueden ser como parezcan, siempre que se adecuen a la ley.

    Sobre el respeto a la libertad de expresión, totalmente de acuerdo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: