Archivo

Archive for 31 mayo 2014

ANALIZANDO EL FENÓMENO PODEMOS (PRIMERA PARTE)

Tengo que confesar que estoy fascinado. Como apasionado de la política, el fenómeno de fundar un partido político y conseguir en 4 meses y con 200.000 euros de presupuesto 1.245.000 votos en las elecciones europeas y 5 escaños, siendo cuarta fuerza política nacional, es algo como mínimo para reflexionar. Esto es lo que me propongo hacer ahora.

Habiendo transcurrido una semana desde la jornada electoral, con mucho material que he ido acumulando a lo largo de la semana, testimonios, artículos, reflexiones, creo que tengo la suficiente distancia con lo ocurrido para tratar de hacer un análisis lo más objetivo posible. Porque este hecho es algo sin precedentes, cuyo análisis nos ayuda a comprender cómo es y como se comporta la población española. Por lo menos tengo material para tres entradas en el blog, esta será la primera de ellas.

El 25 de enero de 2014, mucho antes del advenimiento, yo escribí este post en este mismo blog. Con los pocos (o muchos) datos que teníamos entonces, traté de analizar la posibilidad de que lo que ha significado el movimiento 15m pasara a la acción política. Y ahora, a la vista de lo ocurrido, resulta curioso leer esto: “Es el signo de los tiempos. Hoy en día todo es instantáneo, mediático. No hay verdadera reflexión ni análisis. Lo queremos todo y lo queremos ya. Y Pablo Iglesias Turrión lo sabe. Es hijo de su generación. Sabe que un buen eslogan a tiempo y un buen vídeo en el momento adecuado valen más que doscientos libros o discursos fundamentados”.

En este post quiero centrarme no en su programa, sino en por qué ha ocurrido esto, las causas.

Es evidente que la cobertura mediática que ha tenido su líder (y muchas veces no pagada, sino cobrada, y por medios situados en las antípodas ideológicas, como 13 TV o Intereconomía) no la ha tenido ninguno de los demás candidatos. Efectuada una consulta al respecto por IU ante la JEC, la respuesta de ésta fue la siguiente: “La legislación electoral no prohíbe que los candidatos puedan participar de forma continuada durante la campaña electoral en programas de tertulia política en diversos medios de radio y televisión. Únicamente el artículo 66 de la LOREG exige a las emisoras de radio de titularidad privada que durante los períodos electorales respeten los principios pluralismo político e igualdad; a las televisiones privadas que, además, respeten los principios de proporcionalidad y neutralidad informativa en los debates, entrevistas electorales e información relativa a la campaña electoral; y a las emisoras de radio y televisión de titularidad pública que garanticen el respeto a los principios de pluralismo político y social, igualdad, neutralidad informativa y proporcionalidad en toda su programación”.

Pero hay otros candidatos, como Girauta o Nart que también son telepredicadores asiduos y los resultados de Ciudadanos, siendo buenos, no han sido tan espectaculares. Creo que los motivos son otros muy distintos.

La causa más importante en mi opinión es un estado de opinión de millones de personas en este país que está de acuerdo con un cóctel ideológico que podríamos llamar Bancos-Troika-capitalismo-casta. El resumen sería algo así (intentaré ser lo más preciso posible): la culpa de todo esto la tienen los políticos, que gobiernan para los ricos y los bancos, y para ellos mismos, llenos de prebendas y corrupción. Además, en Europa está la Troika y el Banco central Europeo, que nos imponen recortes que empobrecen el sistema del bienestar, y nuestro Gobierno es un hombre de paja que solamente obecede los mandatos de Ángela Merkel y los organismos financieros internacionales. Como incumplen su programa electoral por mandato de Europa, y además no consultan al pueblo sobre decisiones importantes, no nos representan, y esta es una democracia falsa y no representativa.

Como vemos, se hace un batiburrillo sin ningún análisis serio de la situación, y con premisas ciertas en todo o en parte, se sacan conclusiones disparatadas. Pero eso no es objeto del presente análisis. Vamos a las causas.

La primera causa de que esto sea así y estas ideas tengan tanto predicamento creo que es la conjunción de dos sentimientos: frustración e irresponsabilidad sobre los propios actos. En los candidatos de Podemos al Parlamento Europeo tenemos personas que teniendo una titulación superior han tenido que trabajar como camareros o dependientes en una tienda de ropa. Esto es una maravillosa herencia que con su mejor intención nos dejaron nuestros padres, cuando decían eso de “estudia una carrera”. Y nos creímos que un título superior era un pasaporte directo a un buen trabajo, cuando la realidad es infinitamente más compleja y difícil.

Por ejemplo, Gloria Santiago, candidata balear de Podemos a las europeas; “He sido activista social desde la universidad y llega un momento en el que me siento identificada con la mayoría de los jóvenes de nuestro país, que han terminado una carrera, y que no encuentran trabajo. Yo he estado cuatro años opositando para judicatura pero no salen plazas de jueces, a pesar de que hacen falta muchísimos, porque la Justicia está colapsada. Me desmotivo, no encuentro trabajo como licenciada en Derecho, y surge la llamada fuga de cerebros con la que yo me siento identificada. Entonces, un día, hace cuatro meses, pongo la tele y veo a Pablo Iglesias y decidí que era mi momento”.

Pues si tomas una decisión, las consecuencias son tuyas. Conozco mucha gente que ha preparado judicatura y no las ha sacado, incluso durante siete u ocho años. Existe la posibilidad de que no apruebes, y tienes que estar preparado psicológicamente para que eso pueda ocurrir, y tener un plan b. Otro tema es el de la gente que se dedica a investigar y no tienen ninguna oportunidad en España, y al final emigran. Eso es cierto y muy triste, pero no es lo mismo. Una cosa es la fuga de cerebros, de investigadores que no tienen la más mínima oportunidad en España, y se ven obligados a emigrar, y otra muy diferente es la frustración por no haber aprobado una oposición. Por no hablar de su opinión de que lo que necesita la Justicia son jueces, y no más y mejores medios y organización, o mayor informatización y adaptación de las nuevas tecnologías. O simplemente más personal subalterno y con mejor cualificación.

El mejor amigo del hombre no es el perro, es el chivo expiatorio (cito al profesor Rodríguez Brown como el autor de la cita hasta donde yo sé, no vaya a ser que Gallardón se enfade conmigo). Es normal que en una época de profunda crisis económica, política y de valores, donde hemos asistido a un escenario similar al de la Restauración, con corrupción a mansalva entre los dos grandes partidos que se turnan en el poder, tenga predicamento la idea de buscar un culpable de forma rápida e indeterminada, como los mercados-los bancos-los ricos-los políticos. Hay que distinguir entre la situación general del país, y mi situación personal concreta. Aunque me va a afectar indudablemente la situación de España, es indudable que yo tengo mi propia responsabilidad individual respecto a mi propia situación. Y aunque esto es materia para otro post diferente, solamente apuntar que en el último año he cambiado dos veces de trabajo y siempre para mejorar. Cuando las cosas no van bien, lo primero que hago es pensar en qué estoy haciendo mal, no en factores externos.

Un segundo factor importante ha sido en mi opinión el discurso simple y directo. Sin entrar a explicar cosas que de por sí son complicadas, se lanzan mensajes tales como: derecho a una renta básica para todos los ciudadanos “por el mero hecho de serlo”; prohibición de los despidos en empresas con beneficios; incremento del salario mínimo interprofesional; establecimiento de un salario máximo vinculado proporcionalmente al mínimo; derogación de las reformas laborales aprobadas durante la crisis; derogación de la última reforma de pensiones. En un buen artículo, Juan Ramón Rallo titulado Desmontando el programa económico de Podemos, analiza cada una de sus propuestas y argumenta en contra de cada una de ellas.

Podemos coincidir en gran parte del diagnóstico, pero el remedio propuesto no es más que un cóctel de eslóganes que, como él mismo dice, “tocan una tecla que suena bien en muchos oídos”. Esa ha sido una de sus grandes virtudes. Nadie se ha planteado las consecuencias de sus propuestas, sino solamente que la propia propuesta les convencía en sí misma. Es sencillo, fácil y no hay que esforzarse demasiado.

Un ejemplo es el comentario de un votante de Podemos: “Yo en estas elecciones votaré a PODEMOS. ¿Por qué? Primero porque el fundador de este movimiento, Pablo Iglesias, dices las COSAS CLARAS. Tal vez, sea demasiado honesto para un país que está lleno de tanto sinvergüenza, por lo que para muchos “su diálogo es demagogo”… En este país, la derecha casposa, todo lo que no le gusta escuchar, es demagogo, así que pasando de ellos”.

Somos un país en el que Manes sería feliz. Izquierda y derecha, el bien y el mal, lo blanco y lo negro, los ricos y los pobres, el pueblo y la casta. La realidad es muchísimo más complicada. Y, como la ley de la gravedad, es algo que aunque se desee con todas las fuerzas, no se puede eludir. A no ser que nos vayamos fuera de este planeta. Pero estamos aquí. Yo creo que este partido, más que Podemos, se tenía que llamar Queremos.

Seguiremos.

NOS QUIEREN AMORDAZAR…

A veces comento con amigos que este país necesita mucha pedagogía democrática. Pero mucha. Y de la otra también. Llevamos un pequeño porcentaje de nuestra existencia como Estado bajo un régimen democrático. Y hay cosas que parecen de Perogrullo o muy básicas, pero que en general en España no se hacen. Y si a eso le añadimos el hecho de que cada vez más caminamos hacia una sociedad basada en el titular, los 140 caracteres, la imagen o la foto, donde el análisis y la lectura profundos están en desuso, y proliferan los “tertulianos”, opinantes de todo y maestros de nada en términos generales, pues el resultado es desolador.

Por eso mismo, si no le gusta leer, no siga. Pero le advierto que hay que leerlo entero para comprenderlo.

Esto viene a cuento de mi última aventura jurídica en esta campaña electoral, que es la de defender los derechos de UPyD en lo que se refiere a los espacios gratuitos de propaganda electoral en los medios de comunicación públicos, y los planes de cobertura informativa.

Primero explico: espacios gratuitos son los minutos que tiene cada partido para hacer propaganda en medios públicos; el plan de cobertura regula la cobertura informativa de las elecciones en medios públicos (entrevistas, debates, informativos).

El primer apartado viene regulado en los artículos 61 y siguientes  de la LOREG. Son los spots en TV y cuñas de radio a que tienen derecho los partidos políticos en los medios públicos durante la campaña electoral, y cuya regulación es muy clara: hay que haber obtenido representación en las anteriores elecciones equivalentes (en nuestro caso de ahora, las Europeas de 2009) y volver a presentarse a las actuales. Los minutos adjudicados dependen del porcentaje de voto válido obtenido en las anteriores: 45 minutos para aquellos que han superado el 20%; 30 minutos para los que han obtenido entre el 5 y el 20%; 15 minutos para los que no han llegado al 5%; y 10 minutos para los que no obtuvieron representación o no se presentaron en las anteriores elecciones equivalentes. Eso dice la norma.

Problema que ha habido en las actuales elecciones: que los integrantes de la coalición Europa de los Pueblos Verdes, que en 2009 obtuvieron un escaño, ahora concurren en cuatro coaliciones distintas. ¿Qué partido debe entenderse como el sucesor de esa coalición que ya no existe y que gozaría de sus derechos respecto a los minutos de espacios gratuitos? La Junta Electoral Central, en Acuerdo de fecha 28 de abril de 2014 (expediente 293/354) resolvió la controversia diciendo que, “al no poder dividirse el único escaño obtenido, esta Junta considera que debe aplicarse un criterio objetivo análogo al utilizado en anteriores ocasiones, consistente en entender que debe ser la coalición L’Esquerra pel Dret a Decidir quien tenga la consideración de formación con representación parlamentaria en las últimas elecciones equivalentes, al pertenecer a Esquerra Republicana de Catalunya el candidato electo en 2009”, que fue el diputado Ramón Tremosa.

En Acuerdos de 8 de mayo de 2014 (expedientes 293/365 y 293/362), la JEC desestimó los recursos interpuestos por las coaliciones Primavera Europea y Los Pueblos Deciden con el mismo criterio, y además añadiendo que “atribuir la condición de formación con representación parlamentaria a todos aquellos partidos integrantes de una coalición que sólo obtuvo un escaño produciría una sobrerrepresentación de ésta que resulta contrario a los principios de igualdad y proporcionalidad que deben regir esta materia”. Podríamos encontrarnos con el absurdo de diez partidos que se presentan en coalición y obtienen un escaño;  y en las siguientes elecciones se presentan los diez por separado, y todos tuvieran el mismo derecho como partido con representación parlamentaria, cuando sólo tenían un representante electo.

Es evidente que Bildu y BNG no tienen derecho a 15 minutos de espacios gratuitos, pues aunque formaron parte de la coalición Europa de los Pueblos Verdes, el único escaño obtenido por ellos fue a parar al eurodiputado de ERC. Luego, por pactos internos entre ellos, se fueron turnando el escaño, primero un miembro de BNG y luego otro de Aralar.

xPero la doctrina de la JEC deja muy claro que las sustituciones o pactos internos en una coalición no pueden ser efectivos en relación a los derechos de sus integrantes como formaciones políticas: “Tampoco resultan aplicables los hipotéticos pactos internos que los integrantes de una coalición puedan establecer, ya que dichos pactos no pueden llevar a la atribución de la condición de formación con representación parlamentaria a más de una formación electoral en relación a una coalición que tan sólo obtuvo un escaño”.

Bueno, hasta aquí cualquiera lo puede entender, aun no siendo un experto en la materia.

Respecto del plan de cobertura, es un documento elaborado por los medios públicos en los que se establece la cobertura informativa para las elecciones, y en los que coexiste la libertad informativa con el respeto a los principios reflejados en el artículo 66 de la LOREG (pluralismo político y social, así como a la igualdad, proporcionalidad y la neutralidad informativa).

La Instrucción 4/2011, que interpreta el artículo 66 de la LOREG: “Cuarto.2.- La información específica relativa a la campaña electoral deberá responder a los principios de pluralismo, igualdad, proporcionalidad y neutralidad informativa. La duración de la información dedicada a cada formación política se ajustará proporcionalmente a los resultados obtenidos en las últimas elecciones equivalentes en el ámbito de difusión del medio y se emitirá de conformidad con los criterios previamente acordados en los planes de cobertura informativa, y, en su defecto, aplicando el criterio de mayor a menor, por el orden de los resultados logrados por cada formación política en dichas elecciones, pudiendo en cualquier caso proporcionar otra información sobre aquellas candidaturas que no se presentaron o no obtuvieron representación en las últimas elecciones, sin que en ningún caso éstas últimas puedan obtener una cobertura informativa mayor que ninguna de las formaciones políticas que obtuvieron representación en las últimas elecciones”.

Las formaciones políticas que obtuvieron representación en las últimas elecciones  tendrán que tener en cualquier caso una cobertura mayor que el resto, y según la JEC, son PP, PSOE, Coalición por Europa, Izquierda Plural, UPyD y L’Esquerra pel Dret a Decidir. Ni BNG ni Bildu lo son, por lo explicado anteriormente.

Pues pese a eso, no encontramos con que las formaciones que han perdido sus recursos ante la JEC nos brindan titulares como éstos: Miranda denuncia el “atraco” con que JEC y UPyD “quieren amordazar” al BNG e insta a PP y PSOE a “pronunciarse”: Los nacionalistas califican de “atraco democrático” este “empeño de amordazar y borrar” al BNG en los medios públicos gallegos, “pese a la irrelevancia social en Galicia de una fuerza extraparlamentaria que obtuvo en 2009 un total de 14.418 votos, frente a los 103.724 sufragios del Bloque en los últimos comicios europeos”, señalan.

Sin embargo, lo que no dicen es que el plan de cobertura de la Compañía de Radio Televisión de Galicia había excluido ilegalmente a UPyD, cuando de acuerdo a la ley debe tener su espacio como formación parlamentaria, tal y como exige la ley electoral, y no hizo lo propio con el BNG, tratándole como fuerza parlamentaria, cuando no lo es, de acuerdo a la ley y a las resoluciones de la JEC.

En el País Vasco, aunque sí que aparece UPyD en el plan de cobertura de EiTB, se trata a Bildu (en realidad la coalición Los pueblos Deciden) como si fuera coalición que obtuvo representación en las últimas elecciones equivalentes, cuando no lo hizo. Lo explica muy bien José Antonio de Lorenzo: sólo pedimos lo que por ley nos corresponde. ¿Quién ha borrado a quién?

Este hecho, que en cualquier democracia normal habría sido escandaloso, en España casi ni ha aparecido en los medios. Y cuando aparece lo hace con tintes vergonzosos, como esta noticia del maravilloso ABC, que en vez de explicar la noticia como lo estoy haciendo yo, para que la gente lo entienda, dice esto: BNG y UPyD se pelean por el reparto de 27 segundos (el enlace ya no funciona, pero era este: http://www.abc.es/local-galicia/20140511/abci-upyd-enfrentan-reparto-segundos-201405111113.html). O directamente mienten, como en estas dos noticias, donde se dice que Bildu cede sus minutos a UPyD, o que los minutos de Bildu son para UPyD. No es cierto, ya que UPyD no tiene más tiempo después de esta resolución, sigue teniendo lo que le corresponde de acuerdo a la ley, que son 15 minutos por no haber alcanzado el 5% de los votos válidos en el ámbito de difusión del medio. Es Bildu la que tenía 30 minutos como si hubiera obtenido representación en las anteriores elecciones, que no obtuvo, y por lo tanto le corresponden 10 minutos.

Da igual los votos obtenidos, y ya no digamos en las autonómicas, si no eres fuerza parlamentaria. Es el criterio que marca la ley, nos guste más o menos.

Este es el nivel que me he encontrado en mis debates en redes sociales sobre el tema: “Sigues sin entender lo vergonzoso de celebrar el dejar fuera a un partido q saca muchos más votos que tú entre los que ven Eitb”; “y qué legalistas sois en asuntos en los que la ley es flexible y qué poco os importa cuando se trata de derechos fundamentales”; “Y el problema no lo tienes conmigo sino con los vascos, que prefieren 10 veces más a Bildu que a vosotros”; “Luego se extrañarán de no comerse una mierda en la CAV”.

No se trata de quitar nada a nadie, sino de darle a cada uno lo que le corresponde por Ley, y de aplicar las resoluciones de los órganos competentes, como en este caso es la Junta Electoral Central. Pero bueno, qué me espero, si estamos en un país donde se incumplen sentencias del Tribunal Supremo y del Constitucional…

UN EXPLORADOR EN LA COMISIÓN DE RTVE

En vista del éxito de mi anterior entrada, me siento presionado. Hoy me han preguntado si no había escrito nada más, con lo que ha gustado la anterior. Así que, como explorador en un mundo fascinante, os envío mi segunda crónica en estas Elecciones Europeas.

La verdad es que está siendo una experiencia alucinante.  Me siento como Matt El Viajero, el personaje de Los Fraguel, como dice en uno de los episodios “Mis primeros momentos en el desconocido mundo han sido bastante aterradores”. Cuando me enteré de que me tocaba representar a UPyD en la comisión de Radio y Televisión, lo primero que hice fue enterarme de qué era, en qué consistía y cuál iba a ser mi labor. Me he dado cuenta después de que eso, que me parece lo más básico, es algo que no todo el mundo tiene claro, por lo que pude ver después.

En mis primeras reuniones me preocupé por aprenderme bien la ley y saber cuáles eran nuestros derechos, ya que desgraciadamente los medios son de quienes son, y probad a contar cuántas veces se menciona al PPSOE y cuántas a los demás partidos por el “interés informativo”, que es el suyo.

En la primera reunión nos proponen una reducción en los espacios de propaganda electoral en un 72%, a nosotros nos dejaban de 15 minutos de propaganda electoral en medios públicos nacionales (RTVE), reconocidos en el artículo 64 de la Ley Electoral, en 5 minutos. En el plan de cobertura informativa (debates, entrevistas, informativos), que mejor vamos a llamar plan de apagón informativo, reducen a todo lo posible los minutos de información sobre Europa, porque no les interesa hablar de la UE ni que se hable de ellos, que bastante tienen.

Yo fui el único que votó en contra, los de RTVE flipando, y los demás también, incluido los de IU (que pronto comprobaron que nosotros teníamos razón). RTVE mintiendo como bellacos, diciendo que esa reducción ya se había hecho antes (falso, llevábamos impreso las propuestas de otros años, 2011 y 2009, y les dijimos que no era cierto), y que estudios que ellos tienen demuestran que menos tiempo de propaganda electoral tiene mejor impacto. Pero claro, no dicen en quién. Si es cierto, que no nos saquen como noticia que a Arias Cañete le pica el sobaco, o que a Óscar López se le ha muerto el canario.

Ya les dije yo que este tiempo es lo que la ley nos otorga, y que no tenemos que renunciar a ese derecho, que el PPSOE ya abre los telediarios todos los días del año por ese presunto “interés informativo”, que es el interés de los mencionados en primer lugar. Aparte que no se cortan un pelo, y ya se que unos han nombrado a los otros, pero no hace falta que se den abrazos en medio de la reunión, y que se hagan declaraciones de amor como “yo a XXX le conozco desde hace mucho tiempo”. Si ya sabemos que el Gobierno de turno pone a sus comisarios políticos en RTVE (y en las autonómicas, motivo por el cual los representantes de CiU y PNV están tan callados en estas reuniones, si ellos su partido lo juegan en otro estadio), pero coño, un poco de discrección…Pasa como con el Consejo General del Poder Judicial, estoy viendo el debate de la Sexta Noche y Ramón Jaúregui es que ni disimula siquiera, reconoce tener la justicia secuestrada y no le importa reconocerlo públicamente. Por no hablar de otro componente de la Comisión que, de cada seis frases, una es “pacta sunt servanda”, que debe ser que se lo enseñaron en la carrera, y ahora la suelta a discreción, sin venir a cuento, pero parece que él cree que le hace quedar bien. En cualquier caso, parece que la frase le ha sido muy útil para desarrollar una carrera profesional en el chiringuito.

Ya que votamos en contra, me preguntan si vamos a recurrir, porque eso significa que probablemente nos den la razón…porque pedimos que se aplique la ley, manda narices. Y un representante de un partido que no voy a nombrar me coge por el hombro y me dice: “bueno, pensadlo por favor”…y me siento como si estuviera en la serie Los Soprano. De hecho, todos creen que se pueden saltar la ley porque es a lo que están acostumbrados, y que alguien reclame el cumplimiento de la Ley causa sarpullido. Como detalle gracioso, comentar que me sientan entre Bildu y Esquerra Republicana, para que me sienta como en casa…

Pues sí recurrimos, y ganamos. La Junta Electoral Central nos reconoce lo que marca la ley, manda narices que haya que luchar para que te den lo que pone la ley. Por cierto, nuestros compañeros de IU, una vez que recurrimos, ellos se suben al carro. Así que nos tenemos que volver a reunir. Day two.

Una conclusión que he sacado en general es que los políticos que llevan toda la vida en esto no se leen nada, y para muestra un botón. Nos sentamos en la mesa y soy el que interviene primero para decir que en las cuñas de radio nacional me faltan 11. Los demás se miran entre sí, me miran a mí, miran a los representantes de RTVE, y…se ponen a contar!! No me lo puedo creer que el único que ha comprobado si todo es correcto de todos los partidos (incluso de RTVE) soy yo! Y cuando se lo conté a Carlos Martínez Gorriarán ya me dijo: “¿Y qué te pensabas?” Si es que la gente va a las reuniones sin estudiarse nada.

Este es el nivel, Maribel. Y como dijo alguno, con estos bueyes tenemos que arar. Por lo menos, el chico de Bildu me puso agua en mi vaso en la reunión…

Por lo menos satisfecho de haber ganado el recurso de espacios gratuitos, y parcialmente el del plan de cobertura. Pese a todo, los medios siguen siendo la voz de su amo, pero por lo menos ahora se ha respetado la Ley.

Continuará…(Juan Carlos, ten paciencia, que tengo mucho trabajo).