DESCUBRIENDO LOS SECRETOS DEL FÚTBOL


Nunca he escrito sobre fútbol (europeo), y no soy un gran aficionado. Pero ayer estábamos mi amigo Rafa y yo hablando sobre lo que él piensa que es la razón por la cual el fútbol es el deporte más internacional de todos. A ver si lo explico bien, porque me parece muy interesante.

Rafa dice que el fútbol es el deporte en el cual, en un solo partido, cualquier equipo le puede ganar a otro, por mucha diferencia que haya entre ambos. Por las propias características del deporte en sí, no porque haya mucha igualdad entre los equipos. Y lo explica así. El porcentaje de hacer ocasiones de gol y de convertirlas es muy bajo comparado con otros deportes, como el baloncesto, el fútbol americano, el balonmano. Incluso en los tiros directos de falta los mejores jugadores del mundo (Cristiano, Xavi, Messi) de cada falta que tiran el porcentaje de gol es bastante bajo. Es fácil que un equipo, por muy bueno que sea, de diez oportunidades de gol haga una o ninguna. Y me ponía como ejemplo el partido del mundial de 2010 entre las selecciones de España y Suiza. España tuvo innumerables ocasiones, un tiro al palo, un penalti no señalado, y el gol de Suiza llegó en una jugada de varios rebotes y bastante fortuna. A largo plazo el campeón fue España, pero en un solo partido cualquiera puede ganar. Ahí estoy de acuerdo. Por eso es tan difícil de acertar una quiniela. Por eso solo hay quinielas de fútbol y no de otros deportes. Rafa dice que la suerte influye mucho. En un solo partido el mejor jugador del mundo puede fallar ocasiones claras. También influye que son once contra once. En baloncesto, por ejemplo, son cinco contra cinco, y el talento individual puede tener mucha más influencia en un partido. Dicho en román paladino, mi mejor jugador se las puede tirar todas al final para que mi equipo gane. Eso lo hemos visto mucho en la NBA. Pero en un partido de fútbol puede que mi mejor jugador no la toque durante mucho tiempo.

Y con esto vamos a otra cosa: la suerte. Un jugador que tuve yo cuando era entrenador de baloncesto lo resumió en una frase que me encanta: jugamos como nunca y perdimos como siempre. Cuando tu equipo juega muy bien pero acaba perdiendo, el caso anterior de Suiza y España. Cuántas veces hemos escuchado eso de “qué mala suerte hemos tenido”. Yo discrepo con Rafa en que para mí no es mala suerte. Si tienes diez ocasiones y no marcas, y el otro equipo tiene una y la mete, en mi opinión eso no tiene nada que ver con la suerte. Cuando España no pasaba de cuartos de final no era mala suerte. Y discutimos una de las jugadas más famosas de la historia del fútbol español: el gol que no marcó Julio Salinas en el mundial de EEUU de 1994. Yo le decía que no fue mala suerte que España perdiera ese partido. Simplemente Salinas fue incapaz de batir al portero italiano, no pudo con la presión. Baggio, en la jugada siguiente, sí que batió al de España. Evidentemente, siempre se opina a toro pasado y es muy fácil. Del no-gol de Salinas comentaba Rafa que si pusiéramos esa jugada pulsando el botón de pausa justo cuando el delantero va a rematar, y sin saber el resultado final del remate, preguntáramos a esos entendidos comentaristas que critican a posteriori, la mayoría seguramente no acertaría en qué decisión acaba en gol. Es una decisión de centésimas de segundo, en la cual además hay otro factor ajeno al delantero: el portero y los defensas. Muchas veces hemos visto que el delantero bate con su remate al portero y de la nada aparece un defensa y salva el gol en el último momento sobre la línea. ¿Eso es mala suerte? En mi opinión no lo es. Por supuesto que la buena o mala fortuna tiene un cierto margen de intervención: por ejemplo, en el caso del balón que le rebota en la cabeza al portero y se cuela, o da en el poste y el un jugador de forma involuntaria y es gol. Incluso en el gol de Suiza que comentamos arriba, el hecho de que hubiera tres rebotes antes del remate del jugador suizo no esconde el hecho de que ningún defensa español fue capaz de despejar el balón. Incluso si la intención del delantero es una y le sale otra cosa es talento natural del jugador. Cuando un jugador de baloncesto la mete desde el centro del campo en el último segundo, para mí no es suerte; él la ha metido y tú no. Es habilidad y talento.

 Para concluir, en mi opinión el fútbol no es más injusto que otros deportes. Quizá no tanto como el atletismo o la natación, pero la suerte creo que no tiene tanto margen de intervención como mi amigo Rafa dice. Y no hemos hablado de los árbitros, porque para mí son un factor más del juego, se pueden equivocar igual que un delantero falla un gol cantado.

Y vosotros, ¿qué pensáis, futboleros?

Anuncios
  1. 17 septiembre, 2013 en 17:28

    Estoy totalmente de acuerdo en todo lo que dice tu amigo Rafa. Es más, creo que el fútbol es el único deporte en el que un equipo puede vencer al otro sin tener, de principio, el propósito de ir a ganar, sino simplemente a no perder. Rafa puso el ejemplo del España-Suiza, pero hay muchísimos más… Quizás el más flagrante de todos fue la final de Copa de Europa que el Barcelona jugó en Sevilla contra el Steaua de Bucarest. Los rumanos no atacaron en todo el partido, esperaron a que transcurriera el tiempo con empate a cero y tuvieron la fortuna y el acierto de ganar en la tanda de penalties. Eso, creo yo, sólo puede pasar en el fútbol. En el baloncesto, el balonmano, el hockey, el water-polo u otros deportes de equipo gana el que más tantos anota, es decir, nadie puede ir a empatar a cero. En el fútbol, sí. Nadie puede decir en un partido de tenis que el que ha perdido se merecía ganar. Si ha perdido ha sido por algo (por hacer menos puntos y sets que su rival) pues el partido no acaba hasta que uno no ha llegado a ganarlos por méritos propios o deméritos del rival. Además, creo que no hay deporte en el que influya tanto la labor arbitral. Por tanto, yo diría que el fútbol puede ser el deporte más injusto que existe.
    Enhorabuena por el blog.

  2. 17 septiembre, 2013 en 18:10

    Gracias por tu comentario, Antonio. Añado otros comentarios que me han llegado vía facebook. Me alegro mucho que te haya gustado mi blog, espero leerte por aquí, un saludo:

    Fernando Fernandez Bastante razonable!!! Aunque las probabilidades de que gane el más potente son muchas!!
    25 de agosto a la(s) 12:16 a través de móvil ·

    Fernando Prieto Rey Son razonamientos muy sabios. Esa incertidumbre es la que hace del fútbol el deporte que le gusta a la gente.
    25 de agosto a la(s) 18:09 a través de móvil ·

    Fernando Corleone Hernández Valderrama Son pensamientos acertados, sin duda, pero el fútbol es grande básicamente porque existe el Atleti… jejejje.
    27 de agosto a la(s) 19:58 ·

    Victor Nogales Godino En deportes en los que no es necesario marcar mucho para ganar, el componente suerte es mayor que en el resto. De todas maneras es la política y la rivalidad entre barrios lo que le hace tan seguido.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: