Inicio > para leer sólo mis entradas sobre política, todas las entradas > UNA TARDE EN EL CIRCO (DE LA ASAMBLEA DE MADRID)

UNA TARDE EN EL CIRCO (DE LA ASAMBLEA DE MADRID)


El jueves por la tarde pasado asistí al pleno de la Asamblea de Madrid. Como experiencia es muy recomendable. De hecho pueden acceder a las retransmisiones online pinchando aquí. Reconozco que no he estado nunca en una sesión del Congreso de los Diputados, sí estuve en el parlamento de Estocolmo. Cuando volví a implicarme en temas políticos, tuve unos meses acudiendo a la Junta Municipal de mi distrito, y me enteré de que la asistencia es libre y gratuita, y oh milagro, que si se solicita con la antelación adecuada y por escrito, cualquier vecino puede decir lo que estime conveniente. Por cierto, entonces me llamó la atención que, en vez de dedicarse a solucionar los problemas de los vecinos, los representantes del PP y del PSOE se dedicaban a intensos debates políticos sobre Aznar, la guerra de Irak, Zapatero y otras materias seguramente de gran interés municipal, que yo no supe apreciar entonces, posiblemente por mi ignorancia. No así las dos representantes de IU, que sí que hablaban de temas del distrito. Ellas tampoco supieron apreciarlo, supongo.

Gestioné mi invitación, pasé el primer control y me dieron una pegatina con mi filiación, y un papel por duplicado que tuve que firmar (cuya foto les muestro), indicando que me comprometía a no aplaudir, no portar cartel o pancarta alguna; guardar el decoro que se presume: “las personas invitadas a la tribuna del público (…) [están] obligadas a observar durante la celebración de las sesiones del Pleno una actitud correcta y no pueden, en ningún momento, perturbar el adecuado desarrollo de las mismas”.

Una vez pasado el primer punto de control, un amable ujier me indicó según el color de quien me había invitado mi lugar en la grada superior. Antes se me quedó mirando una señora como si me conociera. Claro, yo también me la quedé mirando pensando “a lo mejor me conoce de algo”, y yo, como soy muy cumplido, pues me acerqué. Me dice “¿eres de la UGT?”. Pues en realidad no. Mi abuelo fundó la UGT de Albacete, pero ahí termina el parentesco. Prometo que no llevaba pancartas. Quizá tengo pinta de sindicalista.

La circunstancia que más me llamó la atención fue la falta de educación y de respeto más elemental que tiene lugar de forma constante: habla un portavoz sobre alguna proposición que se va a votar a continuación, y se forman corrillos, tertulias, suenan los móviles, la gente entra y sale constantemente. En las dos horas aproximadas que estuve en el hemiciclo, solamente los diputados de UPyD e IU guardaron las más elementales formas, que por lo menos es estar callados y atendiendo al que habla. Los del PP y PSOE haciendo corrillos (incluso cuando el que estaba hablando era de su propio grupo parlamentario), móviles sonando, golpes en las mesas (en esto destacó el regidor de cierto municipio del sur de Madrid, que como algunos otros supongo que no tiene inconveniente en ser alcalde y diputado a tiempo parcial), conversaciones a veces más altas que la voz del ponente…Aunque ya lo sabía, pregunté amablemente a la ujier si se podían tomar fotografías: “no, por supuesto”.

Pero lo peor no lo vi, afortunadamente. En los últimos meses, PP y PSOE han convertido la Asamblea en un circo: con la expulsión de la socialista Maru Menéndez por llamar corrupto a Ignacio González se culmina un proceso de ensuciar el Parlamento. Y luego la salida de los diputados del PSOE e IU como protesta por la expulsión de ésta. Posteriormente, fueron expulsados otros tres diputados socialistas por hacer lo mismo. Observen en los vídeos las muestras de jolgorio de todos los implicados. Ayer se reincorporaba la señora Menéndez, y las primeras palabras de la mujer que me preguntó si era de la UGT fueron para darle la bienvenida tras “su injusta expulsión”. La única nota de cordura la puso en aquel entonces la declaración en la junta de portavoces de Luis de Velasco, sobre todo en su punto 6º: “Entendemos que la misión de todos los diputados es tratar de encontrar soluciones y respuestas a los muchos problemas que aquejan a los ciudadanos de nuestra Comunidad. Debates como los señalados sólo contribuyen al desprestigio de los políticos y de las instituciones”. Amen. Aparte que el hecho de invitar a gente a la Asamblea a manifestarse en las gradas me parece totalmente fuera de lugar, así como aplicar castigos desproporcionados por parte de la presidencia de la cámara. En ambos casos son actos que fomentan el ambiente circense. Hay gente que confunde el estrado con el escenario.

Otra cosa que me hizo gracia fue el sistema de votación: cuando hay que votar, empiezan a sonar unas campanas como si llamaran a misa (sic) y cuando dejan de sonar, los ujieres cierran las puertas con cerrojo y se lleva a cabo la votación. Tiene gracia en cuanto empiezan las campanadas ver a gente correr o andar a buen paso para llegar antes del cierre…En concreto vi a dos señoras saliendo del baño con urgencia…Luego me entero que en día de pleno los invitados no podemos acceder a la cafetería. Sólo si eres concejal. No pude preguntar si los cubatas están subvencionados también, vaya por Dios.

Estaría bien, ahora que conozco el mundo de por dentro un poquito, que se explique a la gente la cantidad de horas de trabajo que tiene elaborar un proyecto de ley, por ejemplo, o las miles de horas en reuniones con grupos y asociaciones de cada sector en relación con una cuestión determinada. Ese trabajo no se ve y existe. Los ciudadanos solo vemos las votaciones. Y en mi opinión, el verdadero trabajo parlamentario es ese gran desconocido, como la lavadora y la plancha para ciertos hombres. Pero este es otro tema, de cómo en la educación se debería enseñar a los niños cómo funciona un Estado democrático y de Derecho, para explicar por ejemplo que en un proceso penal hay dos fases, instrucción o investigación, por un lado, y juicio oral, por otro, y por qué el hecho de que Blesa haya ingresado en prisión es para evitar que se fugue, y no presupone nada respecto al fondo del asunto. Por lo cual todo eso de “por fin un banquero va a prisión” es, siendo piadosos, inexacto. Y desde luego no es porque le hayan declarado culpable de nada.

Visto lo visto, propongo humildemente que ese papel que me han hecho firmar con mis datos personales se lo hagan firmar también a los señores diputados y lo cumplan. En tanto representantes de la soberanía popular, deben dar ejemplo. Yo no digo tanto como que no aplaudan, sino que por lo menos guarden las más mínimas normas de educación que me enseñaron en el colegio. Porque a lo mejor es eso, que fui a colegio de curas y estoy chapado a la antigua. Y cuando alguien habla, lo mínimo que debe hacerse es estar en silencio, ya no digo ni siquiera de atender a lo que dice. No hay que perder de vista que, mientras se crean las algaradas, se deja de hablar de los verdaderos problemas y de sus posibles soluciones. Nos apuntan a la luna y nos quedamos mirando al dedo. Y yo como ciudadano quiero que esos 129 señoras y señores se dediquen a intentar resolver nuestros problemas, no a dar un espectáculo. Cuando lo quiera, iré a ver Jammin’ (por cierto, muy recomendable). Y yo allí estaba, sentado en la grada superior, esperando a que en cualquier momento un señor con bigote saliera al estrado y se pusiera a cantar Lidia, la mujer tatuada…

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: