Archivo

Archive for 3 julio 2012

CAIN, EL METRO, ESPAÑA Y LA EUROCOPA

Ayer volvía en el metro a las 10 y 20 de la noche de clase de Oracle, bastante cansado, pensando en mi borroso futuro inmediato y al mismo tiempo seguro de que estoy haciendo lo correcto y dando el máximo de mi mismo. Esto último no deja de ser reconfortante. Y me encontré a muchos adolescentes y veinteañeros vestidos con camisetas de la selección española de fútbol y envueltos en banderas de España, que supongo vendrían de la celebración del título de la Eurocopa en Cibeles. Y tuve que sonreír. Y entonces pensé: que puñetas, quizá estos chicos y chicas ya empiecen a superar el virus cainita que nos domina desde siempre en este país.

Ellos nacieron mucho después de que muriera Franco, quizá incluso sus padres no estaban vivos cuando murió. La guerra civil les suena a algo remoto, y puede que algunas cainidades les hayan llegado heredadas de sus padres o abuelos, pero desde luego las dos chicas que estaban en mi vagón envueltas en dos banderas de España no sentirían vergüenza de que las llamaran fachas, por ejemplo. Y es que dice un amigo mío que este país parece un país normal sólo cuando juega la selección…De algo sirve tanto fútbol.

Es cierto que nos hemos cargado su educación con la LOGSE y posteriores, que muchos escriben con faltas de ortografía y son incapaces de comprender y explicar un artículo de un periódico al azar. Gabriel Albiac se queja de encontrarse faltas de ortografía en tesis doctorales y con razón. Que el 50% está en desempleo. Pero yo tengo mi esperanza depositada en ellos. Han viajado mucho más que nosotros a su edad por el extranjero, hablan idiomas, han conocido otros países, han trabajado y estudiado fuera. Tienen todos los avances de la tecnología a su disposición. Son más europeos de lo que éramos nosotros. Y creo y espero que tengan menos de esa faceta destructora, endogámica y cainita que nos domina desde que España es España. Caín y Abel tenían que ser españoles antes de existir España. Ojalá poco a poco ese virus se vaya disolviendo en la sangre de estas nuevas generaciones de españoles que no sienten vergüenza de serlo. Que todas esas gilipolleces de rojos-fachas, monarquía-república, izquierda-derecha, Madrid-Barca, Iglesia-laicismo, lo único que hacen es tenernos distraídos mientras los problemas se acumulan sin resolverse.

Ojalá mañana, igual que llevan la bandera de España sin complejos, se levanten contra la mediocridad política que nos rodea y exijan sus derechos como ciudadanos al igual que cumplen sus obligaciones. Que reclamen la solución de los problemas que nos acosan, y que decidan levantarse del sofá para hacer algo por su país, que al final somos todos nosotros. Algunos de ellos, como mi amigo Manu Custodio, ya lo llevan haciendo hace tiempo.

Y cuando salieron del vagón solo pude sonreír y desearles suerte.

Anuncios
Categorías:todas las entradas Etiquetas: ,