Archivo

Archive for 7 junio 2011

NO SE ENTERAN

No se enteran. Definitivamente. Como diría un periodista, ni los hunos ni los otros. La entrada de UPyD en las instituciones madrileñas ha sido un soplo de aire fresco, aun antes de su incorporación efectiva. Con el tema de los coches oficiales hemos abierto un debate sobre necesidades y austeridad que otros llaman demagogia.

Para ellos la política es suya. Son sus imputados, sus coches oficiales, sus votos y votantes…pregunta muy habitual, tú que eres de UPyD, ¿a quién crees que le habéis quitado más votos, al PP o al PSOE? Sus alcaldías, sus sillones, sus cargos de confianza, sus comunidades autónomas, coloreadas en rojo o en azul como si fuera territorio conquistado jugando al Risk. Sus medios de comunicación afines, sus sueldos, sus empresas públicas, sus cuentas camufladas. Sus. Y se comportan como tal, sus reacciones a nuestras primeras propuestas así lo indican: tema pactos, el PSOE dice que la política de todos contra el PP es “formar gobiernos de progreso”, incluso son capaces de votar al candidato con menos votos con tal de que el PP no gobierne. El PP habla de hacer auditorías, pero no en sus gobiernos. E IU es al que más trabajo le cuesta deshacerse de sus coches oficiales, que ya se sabe que la solidaridad bien entendida empieza por uno mismo. Y de la reducción de sueldos del 10% ni hablamos. No entienden que alguien se salga del trapicheo habitual para hacer lo que había prometido durante la campaña electoral. Con imputados en sus listas y miles de cargos de confianza, dan la razón a los ciudadanos que dicen que todos los políticos son iguales.

Pero afortunadamente estamos demostrando que hay otra forma de hacer política, y que se puede hacer. Frente a todos los políticos son iguales, otro más que quiere trincar, hay una alternativa. La de la sensatez. La de la gente que viene un tiempo a aportar su experiencia y conocimientos en la vida civil a la vida pública y luego se vuelve a su trabajo. La de quienes quieren analizar los problemas y proponer soluciones sin prejuicios, sin analizar primero si las soluciones son de izquierdas o de derechas. La de quienes pueden debatir de todo sin hipotecas previas, porque no las tienen. La de quienes nos hemos cansado de estar cansados y un día decidimos dar un paso al frente y actuar. Y es que, como le dije a mi madre el otro día, para hacer las cosas bien primero hay que querer hacerlas.

Pero ellos siguen a lo suyo, no se enteran. Están muy despistados. Y sólo acabamos de empezar.