LA SOCIEDAD DEL PUERCOESPIN


Hace poco estuve en una conferencia del escritor italiano Erri de Luca, y comentaba un concepto curioso, que es la ciudad o la sociedad del puercoespín. Según él, lo que caracteriza a la sociedad actual es el bombardeo masivo de los mass media e Internet, y la publicidad, todo se ve en términos cuasi publicitarios (si no, que se lo digan a los dos grandes partidos, que trabajan y reaccionan a golpe de encuesta y de eslogan). Ante esta situación, la mayoría de las personas se dejan arrastrar por el torrente de consignas y lugares comunes a políticos, periodistas, comentaristas…Lo que falta es un poco la capacidad de decidir, de distinguir, de introducir diferencias. Ésta es la ciudad, la sociedad del puercoespín. El puercoespín no explica a sus crías qué deben y qué no deben comer, les hace comer de todo, cosas deliciosas y también porquerías. Cada puercoespín se crea así su propia dieta, lo cual les hace muy resistentes a los venenos. Esta es una sociedad que él llama del puercoespín, porque ha perdido la capacidad de distinguir los valores, todos le parecen aceptables y compatibles.
No solamente no distinguimos, sino que además adoptamos la posición de cómodo espectador ante lo que sucede. De hecho, a fuerza de no analizar, de no debatir, acabamos siendo incapaces de distinguir realidad de ficción. Somos como Quijotes que no diferencian realidad y eslóganes, pero al contrario que él, que es un intervencionista, miramos el teatro de marionetas que sucede delante nuestro creyendo que es la realidad y cruzados de brazos, sin hacer nada.

Completamos esto con el cainismo secular que nos afecta, y la apelación que nuestros políticos hacen a los sentimientos, no al razonamiento. Estoy harto de que haya un lado y otro lado, los rojos y los fachas, los buenos y los malos, o está usted conmigo o está contra mí, yo no oigo tal emisora, o solo leo tal periódico; nunca jamás votaré a …(rellenemos los puntos suspensivos como queramos). En este país cainita, donde en nuestra Historia lo mejor que hemos hecho ha sido abrirnos a pedradas unos a otros la cabeza, o se está con los unos o con los otros, nos ponemos la camiseta de “los nuestros” y hala! a abrir la cabeza al adversario. Eso es signo de “compromiso” y de “posicionarse”. Lo contrario, es decir, proponer ideas sin prejuicios, analizar los problemas, proponer soluciones, eso no es lo que se lleva aquí, ni nunca se ha llevado. Añadamos a eso que la gente cada vez menos (quizá por la mierda de sistema educativo que tenemos y la cultura del mínimo esfuerzo, donde la televisión o Internet nos inyectan como en Matrix conocimientos instantáneos sobre cualquier cosa) utiliza su cabeza para analizar el bombardeo demagógico que llueve sobre nosotros de clichés, frases hechas, lenguaje hueco y regates dialécticos y falsas soluciones. Para acabar de completar el cuadro, tenemos a los políticos que construyen una auténtica cultura del cliché a base de ideas fuerza, como ecología, paz, desarrollo, solidaridad, descentralización, y muchas otras, que si no se las dota de contenido real no significan nada en sí mismas. De hecho, sobre todo los nacionalismos minoritarios, se envuelven en la bandera de su región para defenderse cuando se revelan sus contradicciones: usted está en contra de Cataluña, Euskadi, etc; es usted de derechas o lo contrario. Y los dos partidos mayoritarios son presa de sus propias contradicciones territoriales, y demuestran en realidad carecer de un mismo proyecto común para toda España.

Y sin embargo parece que poco a poco vamos abriendo brecha. Los datos de la última encuesta de CIS nos dan un porcentaje de voto bastante bueno, mientras PSOE y PP pierden votos ambos. Nuestra compañera Rosa Díez es la mejor valorada. Y es que parece ser cierto lo que el líder nacionalista negro Elijah Muhammad le contaba a Malcolm X cuando le iniciaba en los misterios de la política: si das a una persona un vaso de agua sucia, y tiene sed, se la beberá. Pero si le das a elegir entre un vaso de agua limpia y otro de agua sucia, elegirá el recipiente puro. Muchas personas trabajan cada día en UPyD por ofrecer a la gente un vaso de agua limpia, sin la contaminación de los intereses espurios de los demás.

Publicado en la web del CEL Madrid de UPYD: www.upyd.es/madrid/madrid

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: