Archivo

Archive for 23 enero 2009

EL PROBLEMA DE COMUNICAR

23 enero, 2009 Deja un comentario

El otro día en un comentario en no recuerdo qué web, un forero decía algo así como “si estuviéramos en un país normal, Rosa Díez sería presidenta del Gobierno”. Al leer esto, recordé una de las cosas que siempre sale a relucir cuando hablamos de política, que es el problema de comunicar en la sociedad española. Me explico: creemos que nuestra propuesta desde UPYD es
la más acertada, tenemos razones (como diría Savater) y sabemos o intentamos explicarlas. Pero el problema que yo veo es cómo llegar a la gente común, por decirlo así, la señora de enfrente de mi casa. Es decir, al internauta, forero, persona normalmente con educación superior, que lee habitualmente, más o menos con inquietudes intelectuales, evidentemente si no está de acuerdo con nosotros es por razones de diferencia de ideas, o por intereses espurios. Pero estamos hablando cuantitativamente de una minoría. La mayoría de la gente que vota en este país es gente que no cuadra con esas características, y que en mayor o menor medida está dentro de la dinámica guerracivilista de izquierdas-derechas, los
míos-los otros, el amigo-el enemigo, nacionalistas españoles-nacionalistas periféricos; o que directamente no le interesa la política.

Si unimos esto al boicot mediático que sufrimos, cuando no manipulación y falsedad, pone nuestro vehículo más cuesta arriba si cabe. Boicot mediático por cierto aliviado en parte por la campaña contra UPYD por parte de la izquierda y derecha “oficiales” en los medios, lo cual en mi opinión no es malo del todo, ya que nos permite darnos a conocer y defendernos.
Mejor creo que hablen mal de uno que nos ignoren, en eso el PSOE ha sido mucho más inteligente que el PP. Todas las descalificaciones en el fondo se reducen a “es de derechas” o “es de izquierdas”, lo cual demuestra la “profundidad” del
pensamiento crítico de ambos y los argumentos que usan para rebatirnos; pero lo grave es que esto cala en la sociedad, ya de por sí absolutamente inmersa en esa dinámica de “los míos-los otros”. ¿Cuántas veces no hemos escuchado eso de “voy a votar a Fulano porque, bueno, no me convence o me ha decepcionado, pero Mengano es muchísimo peor”?. Es como esa maravilla retórica de descalificar lo que decimos porque “es lo mismo que dice…(aquí escribir el nombre del enemigo
encarnación de todos los males del mundo)”.

El problema en mi opinión es que esta retórica cavernícola cala en la sociedad acostumbrada a funcionar así. Y tenemos que romper ese modo de pensar, hacer a la gente darse cuenta de que lo importante es: 1) denunciar los problemas reales de la sociedad, 2) apuntar qué soluciones son las mejores; 3) cómo se pueden llevar a cabo, qué medios se necesitan; 4) llevar a cabo las soluciones, actuar, o presionar para que así se haga. Lo demás es humo.

La cuestión es si vamos a conseguir que la sociedad, como decíamos ayer en el foro de el confidencial.com, “se quite las camisetas” de su equipo, y podamos dialogar sobre los problemas que tenemos y sus posibles soluciones sin apriorismos y sin ese odio cainita tan consustancial a España.

Parte del problema es que democracia real hemos tenido 30 años en toda nuestra historia, por eso tenemos que hacer una labor pedagógica, como dice Rosa Díez, para que entendamos qué es la verdadera democracia y cómo debe funcionar. A
trabajar, compañeros. El verdadero objetivo es la señora de enfrente de mi casa.

CRECER JUNTO A TÍ

21 enero, 2009 Deja un comentario
Quizá lo más bonito de todo esto sea, aunque no te lo parezca porque hace mucho que no te escribo, crecer como persona y como pareja cada día junto a ti; cada minuto, si me apuras. Cada momento que paso contigo, cada cosa que hacemos juntos. Aunque hemos tenido momentos duros, quizá esos mismos momentos me hacen aprender a quererte más, a moldear nuestro amor cada día. Cada minuto, si me apuras. Lo cotidiano es duro, pero ahora me siento más cerca de ti que nunca antes. Vamos aprendiendo a encajar mejor uno con el otro, y a construir algo precioso que crece casi sin darnos cuenta.
Quiero seguir creciendo junto a ti, contigo, y ayudar a crecer a otra vidita más, junto a tí, contigo. Pegado a tí.