MI VIDA SOBRE UN ESCENARIO


Desde el día en que con 12 años me regalaron para Navidad mi primer radio cassette y a la una de la madrugada de la nochebuena encontré un programa de jazz en Radio Nacional, el sueño de toda una vida (otro de mis sueños) ha sido poder expresarme como ser humano a través de la música. Con trece gané un concurso de radio, con quince mi hice amigo de dos o tres periodistas importantes de jazz, iba a los festivales; en 1982 fui a mi primer concierto (The Art Ensemble of Chicago y Max Roach); el mismo niño pequeño que se quedaba embobado en las comuniones y bodas mirando al batería de la orquesta (entonces se tocaba en riguroso directo) sigue aquí con la misma ilusión entre los dedos…

 

Primero fue el saxo, luego el piano, un breve paréntesis vacío, y luego vino mi primera guitarra acústica que todavía poseo, regalo de mi madre por mi vigésimo primer cumpleaños. Estaba tan contento que me la llevé de viaje sin saber tocar una nota (te acuerdas, Germán…). Luego vino Jesús a enseñarme que la guitarra como acompañamiento de cantante quedaba menos soso (ahí vinieron Jethro Tull, Genesis, Vangelis, Gwendal, etc). Y el jazz manouche, ese día que estuvieron en casa mis compañeros de la facultad y todo orgulloso toqué Nuages, de Django Reindhardt. Las primeras clases con Luis, mi maestro, y nuestro intercambio cultural jazz-metal. Los días que tocábamos después de comer y antes de entrar a clase…el día que unos ex convictos nos pidieron en un parque que tocáramos una rumba y se tuvieron que conformar con un blues…Satriani, Vai, Stuart Hamm, Living Colour. Luego llegó Rafa, compañero de aventuras políticas y musicales. Aquella fiesta de fin de año como grupo invitado, la formación de Leyenda, el primer concierto de mi vida en un garito…Y La chica de ayer, mi primera guitarra eléctrica, una Epiphone Joe Pass, que tuve que vender más tarde por problemas económicos…lo que daría por recuperarla.

 

Diversos grupos de jazz, heavy metal, rock and roll, el grupo de rockabilly donde no pasé la prueba por malo; mi primer alumno, que luego se haría famoso en Gran Bretaña como cantante. Mi primer ampli Fender, que todavía tengo. El año que tuve cinco alumnos de guitarra a la vez. Y luego Blind, lo más importante hasta ahora. Me quedo tocando el bajo hasta que encontréis a alguien, y al final paso a guitarra solista…Seis años maravillosos con Javi, Javi y el bajista cambiante chica-chico-chico-chica. Y ahora, un proyecto maravilloso que por el momento no tiene nombre, con Alberto, mi alma gemela musical y compañero infatigable, Koma y Noe.

 

El niño que miraba embobado a la orquesta sigue enganchado de la música como de la vida. De hecho, mi vida es la música. Gracias a todos, compañeros.
Anuncios
  1. Uno
    28 octubre, 2008 en 9:55

    PA LANTE
    UN SALUDO DESDE GALICIA
                        V´SS

  2. Alberto
    10 noviembre, 2008 en 22:32

    Grandisimo cabron, me has emocionado…
     
    Sabes que tengo las cuatro cuerdas calientes para hacer algo bueno de verdad…el nombre ya llegara, es lo de menos…
     
    UN ABRAZO

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: