POR QUÉ ESTOY DONDE ESTOY


El otro día me comentan que al oír hablar de UPYD, el partido en el que ahora estoy militando, una chica dice que “no es muy interesante no definirnos de que lado estamos” (Lorena dixit, si no es así admito rectificaciones…). Por eso me ha rondado la cabeza escribir esto, para explicar por qué estoy donde estoy (políticamente) ahora.Bueno, lo primero es que estoy harto de que haya un lado y otro lado, los rojos y los fachas, los buenos y los malos, o está usted conmigo o está contra mí, yo no oigo tal emisora o leo tal periódico; nunca votaré a …(rellenemos los puntos suspensivos como queramos). En este país cainita, donde en nuestra Historia lo mejor que hemos hecho ha sido abrirnos a pedradas unos a otros la cabeza, o se está con los unos o con los otros, nos ponemos la camiseta de “los nuestros” y hala! a abrir la cabeza al adversario. Eso es signo de “compromiso” y de posicionarse. Lo contrario, es decir, proponer ideas sin prejuicios, analizar los problemas, proponer soluciones, eso no es lo que se lleva aquí, ni nunca se ha llevado. Añadamos a eso que la gente cada vez menos (quizá por la mierda de sistema educativo que tenemos y la cultura del mínimo esfuerzo donde la televisión nos inyecta como en Matrix conocimientos instantáneos sobre cualquier cosa) utiliza su cabeza para analizar el bombardeo demagógico que llueve sobre nosotros de clichés, frases hechas, lenguaje hueco y regates dialécticos y falsas soluciones. Para acabar de completar el cuadro, tenemos a los políticos que construyen una auténtica cultura del cliché a base de ideas fuerza, como ecología, paz, desarrollo, solidaridad, descentralización, y muchas otras, que si no se las dota de contenido real no significan nada en sí mismas. De hecho, sobre todo los nacionalismos minoritarios, se envuelven en la bandera de su región para defenderse cuando se revelan sus contradicciones: usted está en contra de Cataluña, Euskadi, etc; es usted de derechas o lo contrario.

Y dicho esto, yo estoy donde estoy porque estoy cansado de todo esto; cansado de que me vendan y prediquen una cosa y me den la contraria; quiero la verdad, la diga quien la diga, y no me importa quién esté a favor o en contra (Malcolm X); porque estoy seguro de no tener la razón, pero sí lo estoy de tener razones (Savater dixit); porque no me importa que una persona hace muchos años se equivocara y ahora rectifique y se de cuenta de su error. Sospecho mucho más de aquellos que siempre han estado en el mismo sitio, porque el mundo es el que nunca está quieto, y nadie puede bañarse dos veces en el mismo río (Heráclito). Una persona así es la que no vive en un mundo real, que cambia cada segundo y al que hay que adaptarse.

Porque la política es el arte de lo posible, y de resolver los conflictos y los problemas de la gente; porque todo es discutible y analizable. Porque estoy harto de que la ley se doble a conveniencia según el momento. Porque por lo menos a mi gobierno le exijo que se intente con todas las fuerzas hacer respetar los derechos constitucionales en todo el territorio del Estado. Porque estoy harto de la mediocridad que nos rodea. Porque estoy harto del politiqueo, de los políticos profesionales sin oficio ni beneficio, que nunca han tenido un trabajo de verdad, y fuera no sabrían buscarse un sueldo y un lugar donde dormir.

Porque tras la revolución francesa, somos ciudadanos, no súbditos, con derechos y deberes que el Estado tiene que exigir y hacer cumplir a todos por igual, cosa que ahora no ocurre (sigue habiendo justicia para poderosos y para los demás, la separación de poderes está muy debilitada, etc). Porque los españoles tienen derechos y deberes y recursos diferentes según la comunidad autónoma donde vivan; porque con la LOGSE y demás nos hemos cargado a tres generaciones, produciendo analfaburros. Porque creo en el esfuerzo y en el mérito en todas las áreas de la vida.

Porque es bonito empezar un movimiento social por internet de gente cabreada como yo y en un año crear un partido político y conseguir un escaño en el Parlamento, sin dinero de los bancos y los poderosos, sólo con el que hemos puesto nosotros, con miles de voluntarios trabajando por toda España, sin esperar nada a cambio, sólo un escaño. Hablando con la gente por la calle, sin poder alquilar grandes pabellones. Con el boicot declarado de grandes medios de comunicación que han quitado y puesto candidatos, ministros y Gobiernos. Porque tengo el sueño de que la democracia sea cada vez más real.

Por todo eso, estoy donde estoy ahora, y de momento. Espero haber contestado.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 28 abril, 2011 en 13:11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: