Archivo

Archive for 9 agosto 2006

HOMBRES VALIENTES

9 agosto, 2006 1 comentario
"Quiero la verdad, la diga quien la diga. Y no me importa quien esté a favor o en contra". Esta frase la pronunció Malcolm X cuando por fin apartó las brumas y mentiras en las que había vivido toda su vida y, como él mismo reconoció, por las que hubiera muerto sin dudarlo, antes de descubrir que todo lo sagrado en lo que había basado su existencia era pura falacia.
 
Me viene a la mente cuando pienso en que, desde que tengo uso de razón crítica, siempre he tratado de buscar respuestas. A mi existencia, a nuestra realidad, a la existencia de la sociedad (o sociedades). Al por qué existe la pobreza, la desigualdad, qué sistema es mejor para organizar la sociedad. Qué es justo o injusto, qué hacer para mejorar la realidad que vivimos, y qué medios son los adecuados para lograrlo, o por lo menos, intentarlo.
 
Soy un animal político, me apasiona la política. Creo profundamente en que el ser humano es libre, y como tal, responsable al 100% de organizar y decidir su futuro. Durante mi vida he militado de forma activa en organizaciones que en ese momento representaban para mí ilusiones, proyectos, ideas que defender… He abandonado sucesivamente desencantado el cristianismo, el islam, el comunismo… En este momento, soy un escéptico, agnóstico convencido (si esto no es una paradoja…), un soldado de la duda. Pero con mucha hambre de luz, de verdad. He llegado a la triste conclusión de que el mundo que tenemos es el menos malo de los posibles, pero no he llegado a ideas claras sobre como mejorarlo…
 
Lo que sí necesitamos son personas, hombres y mujeres, valientes. Que se deshagan de prejuicios y que lleven esa frase de Malcolm X grabada a fuego. Por desgracia, cuando me he girado en busca de respuestas, la mayoría de las veces sólo escucho tópicos, frases manidas, palabras vacías… o el silencio por respuesta. Miro a mi alrededor y solamente veo mediocridad. Quiero hablar de dos personas hoy: Malcolm X y Julián Besteiro.
 
Malcolm X, tras una vida de delincuente, en la cárcel aprende a leer y escribir y se adhiere al movimiento de los Musulmanes Negros. Se convierte en uno de los personajes políticos más importantes de EEUU en la década de los 50 y 60, líder negro de los derechos civiles, habilísimo orador, con una vasta cultura es muy duro de derrotar dialécticamente. Profundamente racista, identifica el hombre blanco con el mal. Más adelante, dándose cuenta de su error, se enfrenta a sus antiguos compañeros y pretende crear un partido político para luchar contra la discriminación y la pobreza en el Tercer Mundo. Esto último le llevó a morir asesinado.
 
Julián Besteiro, uno de los intelectuales más brillantes en la España del siglo XX, se enfrenta en los años 30 al ala filocomunista de Largo Caballero hasta que es derrotado, y durante la Guerra Civil no huye, sino que afronta el castigo del ejército vencedor, al estilo de un Sócrates quijotesco, con gran entereza y serenidad. Al final esa es la causa de su muerte en una prisión franquista. A lo largo de su vida da muestras abundantes de rigor intectual, honradez, trabajo y seriedad.
 
Cuánto necesitamos hoy hombres valientes como ellos, sin miedos, sin el velo oscuro del prejuicio o el gregarismo político de hoy…
Categorías:todas las entradas