SOY RICO!!


Estaba hoy a las diez y cuarto desayunando en una cafetería, y por la tele estaban dando la retransmisión de la lotería de navidad. El camarero me pregunta: “¿qué, nos haremos ricos?” Y en ese momento tuve una revelación acojonante: la verdad es que me importaba un carajo la lotería. Pensé fríamente: imagina que ahora sacas el número que llevas en el bolsillo (regalado, claro, yo no juego), y resulta que te tocan yo que sé, 30 millones de las antiguas pesetas. ¿Tu vida cambiaría en algo? ¿Los problemas que te corroen la cabeza desaparecerían de golpe? Ya sé lo que me vais a decir: vamos a poner 1.000 millones de pesetas. Me repito las dos preguntas anteriores: respuestas, no y no. Las cosas que me hacen infeliz no desaparecen, y tampoco dan respuesta a mis anhelos, mis deseos, mis esperanzas, mis objetivos. Y me dio por descojonarme de la risa, el camarero creyó que era por motivos diferentes.

Vaya coño, pienso, soy rico y no lo sabía. Porque materialmente al menos poseo más de lo que necesito. Por supuesto que podría tener otras cosas, viajar alrededor del mundo, ponerme a escribir sin trabajar en otra cosa, tener la moto o el coche de mis sueños, tener mi propio estudio de grabación y producir y distribuir nuestro disco… Pero todo eso lo puedo hacer igual ahora a pequeña escala, y en definitiva son cosas que en sí mismas no son el núcleo fundamental de la felicidad, al menos de la mía. ¿Qué sería de la Harley más espectacular sin compañeros de ruta con quien compartir el viaje? ¿El mejor estudio de grabación sin mis maravillosos compañeros de grupo? Lo importante es lo otro.

Y si lo piensas, la gracia de la vida reside en los altibajos. El placer tiene sentido por el dolor. La sopa caliente o la fogata en la chimenea se disfrutan en invierno, sobre todo cuando venimos de fuera y entramos en casa. La piscina y la cerveza saben mejor en verano con el calor. Los humanos del primer cultivo de Matrix se morían en un estado ideal en el que no existía el sufrimiento ni el dolor. Tampoco podía existir el placer, pues no hay transición de uno al otro. No hay contraste. La vida tiene sentido porque un día se termina, así que vamos a disfrutar de ella en plenitud. ¿Os acordáis qué mierda de vida tiene Bill Murray en Atrapado en el tiempo, siempre sabe lo que va a ocurrir una y otra vez?

La verdadera lotería ya me ha tocado cada día cuando me levanto y compruebo que estoy bien de salud, que tengo el cariño de mis amigos y mi familia, y que soy capaz de ganarme la vida decentemente para poder pagar mis pequeños caprichos.

Por supuesto que pequeños dolores de cabeza podrían desaparecer, pero no es tan importante. Lo que hay al otro lado de la balanza pesa bastante más.

Otros lo dicen, pero yo lo pienso.

Anuncios
  1. mia
    24 diciembre, 2005 en 2:25

    Tengo un profundo odio por la edición de telediario que coincide con la dichosa loteria navideña, no puedo soportar a ese corrillo de parados en chandal brindando con sidra del ultramarino del barrio, celebrando las dos participaciones que llevabas.A mi, como siempre, no me ha tocado nada. La lotería no es real, siempre le toca a los otros. Y no entiendo porque juego, ya que ni me gusta, ni tengo fe. Nada que ver con el poker….Fdo.: La boyero.

  2. euriale
    31 diciembre, 2005 en 8:55

    A mí me pasa lo mismo. Tardé dos días en mirar si el décimo que llevaba tenía premio o no, y es que no me importaba demasiado. No digo que no me hubiera alegrado si me hubiera tocado, pero es lo que tu dices, tengo la suerte de ganarme la vida decentemente y tengo más de lo que necesito.Le daría gracias a dios, pero no le conozco. Además, creo que el motivo de esa indiferencia es que no soy ambiciosa-codiciosa, que ya dice el dicho “No es más rico el que más tiene, si no el que menos necesita”. Saludos!!

  3. Amanece en Skorpio
    31 diciembre, 2005 en 11:28

    HOLA INTERESANTE SPACE,TE DEJO AKI UN RELATO QUE ME GUSTÓ MUCHO CUANDO LO LEI,CREO QUE TENEMOS DEMASIADAS COSAS EN ESTA VIDA…Una vez, un padre de una familia acaudalada llevó a su hijo a un viaje por el campo, con el firme propósito de que viera cuan pobre era la gente del campo que comprendiera el valor de las cosas y lo afortunados que eran ellos.Estuvieron por espacio de un día y una noche completos en la granja de una familia campesina muy humilde.Al concluir el viaje y de regreso a casa el padre le pregunta a su hijo:- ¿ Que te pareció el viaje?- !!Muy lindo papá!!- ¿Viste que tan pobre y necesitada puede ser la gente?- ¡ Si ¡- ¿Y que aprendiste?- Vi que nosotros tenemos un perro en casa, y ellos tienen cuatro. Nosotros tenemos una piscina de 25 metros, ellos tienen un arroyo que no tiene fin. Nosotros tenemos lámparas importadas en el patio, ellos tienen miles de estrellas. Nuestro patio llega hasta el limite de la casa, el de ellos tiene todo el horizonte. Especialmente papá, vi que ellos tienen tiempo para conversar y convivir en familia. Tú y mamá tienen que trabajar todo el tiempo y casi nunca los veo y rara es la vez que charlan conmigo.Al terminar el relato, el padre se quedó mudo…y su hijo agregó:- Gracias papá, por enseñarme lo ricos que podríamos llegar a ser.TE INVITO A MI AMANECER…AMANECE EN SKORPIO ,BESOS Y FELIZ AÑO,POR CIERTO MUY GUAPA LA PAGINA DE CHOPPERS,SOY MOTERA AUNQUE DE PAQUETE JE JE JE Y MI PASION SON LAS HARLEYS Y VIAJAR…Y EN GENERAL LAS MOTOS,ES DE LAS POCAS COSAS DE LA VIDA QUE ME HACEN FELIZ Y ,SENTIRME LIBRE…

  4. Lucía
    5 enero, 2006 en 23:29

    Me GuStA…VoLvErÉ pOr Tu TeRRiToRiO… Me CoLaRé CoN o SiN pErMiSo…MuAkkkkkkkkkS

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: